Reflexiones
siguenos en facebook siguenos en Google+ siguenos en Twitter 
 
   
Reporte Astrológico Abril 2015



REPORTE ASTROLÓGICO PARA ABRIL 2015. 



abril-libra

Reporte Astrológico de #Abril 2015.
texto:Alana Messineo

Ajustando el fiel de la Balanza.

Abril comienza entre eclipses, entre el final de finales del eclipse de Sol del 20 de Marzo, y el ajuste extraordinario del eclipse de Luna en Libra.


El tiempo entre eclipses es un paréntesis que nos deja en suspenso, mientras toda nuestra energía se apronta para una nueva vuelta en la espiral del cambio.
Cada mes, los astrólogos sentimos que estamos ante el acontecimiento del año. Cada mes, las energías en las que todo el Sistema Solar está entrando, son más intensas, y nos exigen un mayor alineamiento.
Piden más, y dan más.

El próximo eclipse total de Luna se hará en los 14 grados de Libra. Observable en el Pacífico, Asia y Australia. Luna Roja, Luna de Sangre. Sigue activando el eje Aries Libra, YO Y EL OTRO. 

Las emociones están disparadas, invitan a estar atentos para no descargarlas sobre los demás. Invitan a ir hacia el Centro, sentir, acompañar y disolver.

El eclipse de Luna reactiva la tensión creadora entre Plutón y Urano. El Sol está conjunto a Urano, y Plutón hace cuadratura a las dos Luminarias. Como todo eclipse de Luna, viene a mostrar lo que debe ser corregido, para que el timón se oriente cada vez con más finura hacia el Norte.

En estos días, muchos estamos algo aturdidos.
Una de las formas en que esta confusión puede presentarse, es como una súbita pérdida del sentido de todo lo que estamos haciendo. Estamos sosteniendo planes, organizando tareas, dando pasos, y de pronto, perdemos las ganas de todo!... Esto es temporario, son descansos producto del reseteo hacia el Nuevo Yo. Pasados unos días, retornan los bríos!


En medio del desconcierto por la velocidad que va tomando todo, se nos están presentado nuevas, bellas, inesperadas situaciones con las que no contábamos. Estas situaciones vienen atraídas por saltos que hemos dado en las líneas de tiempo, así es que no podemos responder a ellas, según la antigua identidad. 
Estas situaciones nos desafían, en el sentido de que ponen a prueba el uso y vivencia de nuevas frecuencias, nuevas formas de ver el mundo y de emanar nuestra Esencia en él. 
No podemos responder a lo nuevo con la antigua coraza.
Estos tiempos nos piden ser cada vez más finos y firmes en el arte de cerrar y completar. Toda vía que hemos sentido agotada desde hace tiempo, está en estos días reclamando ser cerrada y alcanzar su final. 
Mantener lo que ya sabemos que no es conveniente en nuestro camino, hace ahora un daño mucho mayor que unos meses atrás. Cada vez es más insalubre alimentar lo que está fuera de coherencia. 


Como todo eclipse, durante sus días más activos, la luz es más tenue.
Si actuamos llevados por la fuerza del eclipse lunar, llevados por la emoción, notaremos que algo se quedó fuera de la consciencia. Y de eso que pasó inadvertido, puede que nos demos cuenta, días, semanas, o meses después. Por eso, no es tiempo de asegurar nada, firmar nada, tomar ningún compromiso.

El eclipse se hará en conjunción al Nodo Norte, que está transitando Libra, lo que acentuará todo lo dicho arriba en el terreno de las relaciones, sobre todo, de las relaciones de pareja, y de aquellas en las que hay una toma de compromiso con un objetivo común.
En este sentido, se produce un marcado fin de acuerdos que tenemos hechos en los planos internos. 
Por ejemplo, podemos haber venido a esta encarnación, con un contrato de ser los más fuertes, (Aries) y dar soporte material a los miembros de nuestra familia. De este modo, ya desde pequeños, nuestros padres pueden haber puesto sobre nosotros expectativas de que los sostendríamos al ser mayores, pudiéramos o no. Luego, esto mismo puede repetirse con nuestra pareja, asociados, hijos ya adultos y clientes.

Podemos habernos identificado con llevar este rol del más fuerte, y alimentarnos con el sentimiento de poder que esto implica, y acostumbrarnos a “hacerlo todo solos”, con la correspondiente vivencia de soledad, y la disociación con nuestra propia vulnerabilidad, como valor añadido. 

Podemos seguir prolongando este contrato, que a su vez se basa en acuerdos hechos previamente por nuestros ancestros en épocas de guerra o hambruna. Y podemos sentir que, si no cumplimos con esta obligación de nutrir a los demás, pase lo que pase, no somos buenas personas. Esto puede ser aprovechado por las personas que sienten que estamos obligados a dar nuestra ayuda, sobre todo, si alguna vez hemos fallado, apoyándose en nuestro sentimiento de culpa. También, fieles a un acuerdo fuera de este espacio tiempo, podemos estar impidiendo que otros miembros de la familia o de la asociación en que estemos involucrados, respondan a las necesidades del grupo y completen así su responsabilidad.

Lo que ocurre ahora, es que no hay forma de que podamos seguir haciendo nuestra evolución con la Balanza tan inclinada. El desequilibrio alcanzado, ya no puede sostenerse en el momento presente, viene del pasado, y con cada ocasión en que lo alimentamos, pesa más. 
Si queremos sostener el acuerdo, el cuerpo, o alguna parte de nuestra vida, entra en total desequilibrio. Sostener un acuerdo inconsciente del pasado, además, ha generado un rol en nuestra personalidad. 
En este ejemplo, nos hemos adjudicado una etiqueta, que hace que no nos sintamos merecedores de recibir, o que, para recibir, tengamos que dar todo a cambio. Así es que, la Víctima sigue ahí, tanto en el que ha comprado el rol de ser el más desvalido, como en el del que ha tomado el rol de fuerte. Somos víctimas de nuestros programas. Este victimismo se ha puesto en evidencia, y, en muchos casos, se ha liberado en las últimas semanas, a raudales, a nivel planetario, con el eclipse de Sol en el último grado de Piscis.

El eclipse de Luna, pareja del de Marzo, se hace sobre el Nodo Norte en Libra. Marca dirección, marca camino. Opuesto al egoísmo de la parte oscura de Aries, nos habla de relaciones de equilibrio, donde el dar y el recibir están a distancias semejantes del fiel de la Balanza.

Únicamente podemos concurrir a una relación donde hay un equilibrio en el dar y el recibir (Libra), si somos capaces de sostenernos a nosotros mismos. Esto mismo es válido para el rol de ser siempre quien sostiene a los demás. Una cosa es el apoyo, y otra es “salvar” al otro de que complete sus lecciones de vida.

Con la activación del Nodo Norte, que es un abridor de posibilidades, vienen relaciones que únicamente podemos vivir, si dejamos caer los roles trillados, y nos despegamos de sus respectivas etiquetas. 
Por ejemplo, puede venir una relación de pareja que sólo puedes vivir si te quitas el rol de mujer maltratada. Ya está, si has trabajado en ti misma, ya has cerrado el contrato. 
Si sigues sosteniendo la etiqueta, puedes gruñirle fieramente a un hombre noble. O, si siendo varón, adquiriste la etiqueta de hombre manipulado, puedes salir huyendo de los brazos de una diosa. 



Y esto ocurre porque lo que viene ahora, viene en Una Nueva Línea de Tiempo, en una Realidad Paralela que estamos creando entre todos, la realidad de la Nueva Tierra. Esta realidad no está todavía al alcance de todos, sino que está siendo construída por una parte de la Humanidad, la que está entrando en la consciencia despierta, de la que formas parte, si estás leyendo este tipo de reportes. 
Toda tu identidad busca adecuarse a una Nueva Forma de vivir y expresarte, y, si puedes mantener esta visión, la harás crecer y florecer sin límites. Cuanto antes lo hagas, y antes lo creas y percibas así, antes lo vas a vivir. Esa es la Gran Visión.

El día 9, Júpiter sale de su retrogradación en Leo, y va a estimular el aspecto lúdico y creativo de todo lo que emprendas, una vez has aligerado roles y comienzas a probar esta nueva identidad, más libre, y más centrada en vivir el equilibrio de todo intercambio.

A medida que avancemos en Abril, entre el 12 y el 22 se formará un rectángulo místico entre Juno, Ceres, Saturno y Venus, impulsando el florecimiento de todo tipo de colaboración, sobre todo la que se da con la pareja o asociados con un fin común.

Parece que los eclipses cercanos al equinoccio, nos preparan para nuevas experiencias de Amor, Luz y Vida compartida.


Facebook
Compartir en Facebook
twitter
Compartir en Twitter
google+
Compartir
en Google+

 

VOLVER A REFLEXIONES