siguenos en facebook siguenos en Google+ siguenos en Twitter 
 
 
 
Consejos para el Buen Vivir 1
 




La idea es aportar algunas ideas tendientes mejorar nuestra calidad de vida.
Comenzaremos con: "LLEGANDO A CASA".

Si Ud. es una de esas personas que cree que el hogar debería ser un lugar de disfrute y de descanso. Que debería ser una especie de hermosa isla separada de los problemas diarios, un lugar para no solo descansar sino para recuperar energías en un ambiente de disfrute, y de ese modo poder reintegrarse pleno al día siguiente a las actividades del "mundanal ruido"
Si Ud. es una persona que cuando llega a su casa se da cuenta que le cuesta despegarse de todos los problemas que lo preocuparon durante el día, que le cuesta sacarse "la mala onda" que había en el trabajo o en la calle. Que no puede evitar que durante la cena aparecen en su mente los problemas no solucionados del día, y los problemas a solucionar del día de mañana. Que a veces hasta sueña que está trabajando y que al despertarse se da cuenta que tiene los puños apretados y que no ha descansado. Y que, finalmente, se da cuenta que al día siguiente al salir hacia el trabajo, ni ha recuperado energías, ni ha disfrutado de la paz del hogar, entonces quizás podría probar con alguna o varias de las técnicas detalladas más abajo. Alguna de las ideas contenidas en ellas son milenarias y si se siguen usando algún motivo habrá.

Sugerencias:
1. Sacarse los zapatos apenas ingresados al hogar y dejarlos en algún lugar predeterminado lo más cerca posible de la entrada, o sea lo más lejos posible del interior de su hogar. El motivo es que los zapatos han estado "caminando" por lugares no muy limpios, no sólo desde el punto de vista de suciedad de la calle, sino además desde el punto de vista energético. Esos zapatos, nuestros zapatos, vienen llenos de energía negativa. Hay personas que llegan a casa y circulan por ella alegremente con los zapatos puestos, ensuciándola, hasta finalmente irse a dormir dejándolos al lado de la cama. Recordar que en la cultura japonesa se deja los zapatos fuera de la casa.
2. Tomar una ducha apenas llegado al hogar. De este modo la energía negativa que uno trae, los problemas que uno trae de la calle, se van con el agua de la ducha. Es bueno imaginarse cuando se está duchando que el agua se lleva no solo la suciedad del día sino también todos los problemas y energía negativa que traemos desde la calle.
3. Cambiarse totalmente de ropa luego de ducharse. La ropa queda impregnada con las energías de la calle, las discusiones, los problemas de trabajo, etc. Busque de tener una muda de ropa para usar dentro de su hogar cuando llega distinta a la que usa para "salir a la calle". Antiguamente en muchos hogares se acostumbraba a tener una muda de ropa para salir y otra para estar en casa. 4. No llevar el trabajo a la casa, o sea no entrar con papeles, maletín, etc. a la parte interior del hogar, dejarlo a la entrada. Usar el mismo criterio que con los zapatos. En especial nunca lleve trabajo a casa los fines de semana. De ser necesario trabaje un poco más antes de llegar al hogar, pero no lleve el trabajo a casa. Es casi seguro que si lo lleva no lo hará y además no descansará viendo ese maletín al lado suyo lleno de temas inconclusos y si llega a hacerlo se sentirá mal porque no logró descansar lo suficiente. Los papeles, maletín, etc., están impregnados de energía del trabajo. Si Ud. los deja por ejemplo en la habitación donde duerme no se extrañe si sueña que trabaja.
5. No hablar de trabajo, ni de los problemas del día, en la casa. Cuando uno hace eso está trayendo de nuevo esa energía al lugar. Busque de hablar de otros temas y que tengan carácter positivo. Ud. se merece un descanso. Su cerebro no puede estar todo el día "conectado" con el analizar problemas. Cada vez que Ud. comenta una situación laborar, la "trae" energéticamente al lugar y queda en él. Esto puede ocasionar que su mente luego comience a recordar temas laborales.
6. No recibir llamadas de trabajo en su hogar. Deje de decirle a la gente que "lo llame a la noche a su casa para comentarle tal tema de trabajo". Por lo expuesto en el párrafo anterior, cuando uno habla de trabajo, dichos temas ingresan al hogar, quedándose luego. De ser necesario coloque un contestador telefónico.
7. Desconectar el teléfono después de cierta hora. Avise a sus allegados que Ud. luego de cierta hora y hasta la mañana siguiente tendrá desconectado el teléfono. Preferentemente desconéctelo antes de cenar, de ese modo estará totalmente en el hogar hasta la mañana siguiente y no lo llamarán en medio de la cena. El daño energético que produce una llamada a las dos de la mañana cuando uno está totalmente dormido es considerable. Además hasta que nos damos cuenta de que se trataba de "un número equivocado" se crea un factor de angustia e incertidumbre por saber "¿quién puede estar llamando a esta hora? o "¿qué habrá pasado de grave?". 8. No vea los noticiosos por televisión. Sea consciente de que cuando Ud. ve los noticiosos para "estar informado", toda esa energía de dolor, violencia, miedo, etc., se mete dentro de su casa, afectando el campo energético del hogar. Si quiere estar informado, hágalo a la mañana leyendo un diario. En especial no vea noticiosos durante la cena. Estar "comiendo" escenas negativas junto con la cena no es lo más indicado para la "magia de la alimentación".
9. Antes de irse a dormir tome un vaso de agua. Es una práctica muy antigua y es buena para sus órganos internos.
10. Acuéstese para dormir cuando tenga sueño. Busque su biorritmo circadiano para saber cual es su mejor hora. No se vaya a dormir simplemente porque es la hora que se supone que debería irse a dormir.
11. Si es factible para Ud. pruebe estar durmiendo en los horarios de 1 AM a 5 AM. Ese es el período en que el cuerpo recupera mejor sus energías.
12. Acuéstese y si Ud. es de las personas que le gusta aprender de las experiencias diarias para mejorar su actuación en el día de mañana, este es el momento ideal: haga como los Pitagóricos que repasaban mentalmente su jornada para ver que podían mejorar el día de mañana.
13. Cuando esté listo para dormir imagínese que se traslada a un lugar que para Ud. represente un lugar de descanso. Puede ser un bosque, o cerca del mar, o quizás dentro de un palacio protegido, Ud. decide.
14. Antes de dormirse dígase a Ud. mismo la hora a la que desea despertarse. Si usa despertador prográmese para despertarse cinco minutos antes de que suene el despertador. De este modo su reingreso al mundo consciente será más placentero.
Se puede creer o no en los motivos energéticos de estos consejos. Aunque Ud. no los crea pruebe con alguno de ellos y vea los cambio que se producen. Suerte.

Facebook
Compartir en Facebook
twitter
Compartir en Twitter
google+
Compartir
en Google+

 

Regresar al indice de artículos