siguenos en facebook siguenos en Google+ siguenos en Twitter 
 
 
 
El significado de los colores
 




El color amarillo y dorado

Durante las 4 estaciones del año la naturaleza nos aporta los colores que son necesarios para la vida.El sol se aleja en otoño y aun más en invierno,
es cuando Gaia nos ofrece colores más tenues. Los colores claros tienen más luz. Nos querrá ayudar la tierra en compensación por la falta de luz ...
Hablaré hoy de unos colores típicos de otoño: el amarillo y el dorado. Ambos colores corresponden al tercer chakra, el chakra del plexo solar.Del plexo
solar dependen el estómago, hígado, pancreas, riñones y bazo.Este punto o espacio concentra las relaciones emocionales con los demás, aquí convergen
muchas vías nerviosas.
Cuantas veces sentimos como un gran nudo en este lugar del cuerpo, incluso a veces llegamos a decir que nos duele el estómago y no es siempre el
culpable.
Como el hígado tiene efectos en la piel y el amarillo rige al hígado, podemos deducir que el amarillo constituye un excelente color para la piel.
El amarillo da alegría y el dorado también. Los dos colores son muy buenos elementos para la decoración de interiores. El oro habla de sabiduría
antigua y el amarillo refleja al intelecto, las cosas aprendidas ahora.
Nuestro centro o nuestra identidad se encuentra cerca de ombligo, este es el lugar de nuestros recuerdos lejanos, nuestra reserva de energía. Aquí
convergen cuerpo, espíritu y alma. Supongo que es difícil de entender, pero intuimos que hay que proteger mucho este centro de luz amarilla y dorada.
Con poner nuestra mano durante unos minutos sentimos alivio. Porqué no intentais poner una citrina en el plexo solar cuando hay molestia aquí o en
caso de personas de dificíl digestión... Los alimentos de color amarillo son muy buenos cuando hay dificultad de asimilación. Han pensado alguna vez por
qué todo el mundo es más alegre en Vverano... pero no se estristezcan a la llegada del otoño, el nos trae paz... aunque algo melancólica.

El color blanco, la luz...
Otra vez ha vuelto el verano al hemisferio norte de nuestra hermosa tierra.
El Señor Sol así lo decide. Sus poderosas ondas de luz nos estimulan, potencian la alegría pero también nos invaden, nos abrasan. No toda la luz
es blanca, aunque hoy solo quiero hablar del blanco. En el blanco están todos los colores. A través de un hecho sencillo lo podemos comprobar.
Cuando la lluvia se encuentra con unos rayos de sol sus gotas actúan como un prisma, rompen los rayos y surge un maravilloso arco iris que tantas
leyendas ha despertado a lo largo de la historia de la humanidad.
El color blanco es sobre todo el símbolo de la pureza, el alma superior, de la claridad de consciencia, de la intuición y clarividencia .
En sentido negativo este color blanco puede significar sufrimiento, lágrimas no derramadas y a veces una cólera extrema, aunque tembién ayuda a suavizar
profundas emociones.
La luz no siempre es visible a simple vista. Hablo de la luz cósmica, la luz del ser, del alma, de la energía superior. Podemos visualizarla, enviarla y
absorberla. Con una respiración adecuada podemos trabajar con la energía blanca absorberla por el chakra de la corona y llenar y limpiar nuestro
cuerpo con ella.
Es un ejercicio excelente que todos podemos practicar siempre y sobre todo durante este tiempo estival. Los grandes espacios, la naturaleza en general
nos puede ayudar a aprender la respiración consciente.
Feliz verano, disfruten del cambio y de la libertad. ! ! !

El color rosa y naranja
La primavera del presente año ha sembrado los campos con una riqueza de colores que no habíamos podido disfrutar desde hace muchos años. Violeta, malva, rojo, amarillo, naranja y todos estos delicados tonos que incluso los que vivimos es esta mar de cemento (así llamo yo a la ciudad) hemos podido disfrutar.
Los colores son estímulos reconstituyentes para nuestra salud, nuestras energías. De los centros de energía, de los chakras que reparten el flujo
enenrgético en nuestro aura y cuerpo quiero volver a hablar hoy.
Ya Sabemos del fuerte sostén que significa el rojo para nuestro cuerpo.
Miraremos hoy al rosa y al naranja. El rosa es el color de la creatividad y del Amor. El rosa es el rojo con más luz, es el rojo subliminado. Despues
del instinto "rojo" animal podemos llegar a trascender y vibrar en rosa.
Este color tiene una vibración similar al magenta que es el color del octavo chakra, por encima del la cabeza .
El rosa es un color femenino, de amor incondicional y compasión, también puede expresar la necesidad de amor. Cuidado, que los hombres no se sientan
excluidos, el rosa es un color de energía femenina, energía que todos tenemos así como la masculina.
El color naranja es el color del segundo chakra, el lugar del vientre. Se trata aqui del único color para el sistema linfático y el bazo. Ayuda a
estas partes del cuerpo a funcionar mejor. En caso de shock se puede administrar el naranja de la manera que sea. El naranja se relaciona con las
emociones profundas. Asi los chinos dicen que la mejor manera de pensar es con el vientre. Desde el vientre estamos conectados profundamente con
nuestras emociones.
Otro hecho para la reflexión: el naranja es el color del sol, el sol es dador de vida...

El color verde
Ha llegado el otoño y de pronto el solsticio nos llevará, a través de la noche más larga, al invierno. La tierra descansa de la opulencia del verano
con sus colores vivos, fuertes y estimulantes. Parece que la naturaleza se ha retirado para un largo sueño reparador. El hombre sí sigue con su lucha, el otoño y el invierno son temporadas muy productivas en nuestro mundo occidental. Necesitamos luz y colores para mantener un buen equilibrio
energético.
En nuestro país tenemos suerte, el sol nos favorece en invierno y en su luz están todos los colores. Si necesitamos algún coclor en particular podemos
visualizarlo con nuestra mente o utilizar una de las diversas cromoterapias a nuestro alcance. Durante los pasados meses hemos hablado de rojo, rosa,
naranja, amarillo y del dorado. Esta vez será el verde el que nos hace reflexionar. Hemos dicho que la naturaleza baja el tono de sus colores en
estos últimos meses del año. Sobre todo los verdes se transforman, sobreviven tan solo los verdes de las hojas perennes. ¿Qué podemos hacer?.
El verde corresponde al área del corazón. Visualizaremos el flujo de este color en este ¡chakra armonizador!. Desde este centro armonizamos a los
demás centros de nuestro ser, a los colores fríos así como a los colores calientes de nuestros varios cuerpos. Desde nuestro corazón verde creamos la
esperanza, sanamos, abrimos puertas en nuestro camino y limitamos los excesos del rojo. El verde restaura el astral y permite pensar con el
corazón. Este color sedante es también un potente antiinflamatorio,antiséptico y estímulo de la glándula pituitaria.
Se aconseja utilizar el color verde en caso de proliferación de células malignas en el cuerpo. Este color se puede absorber a través de la
alimentación (ensaladas), la decoración, esencias y visualizaciones.
Muy a menudo sentimos angustia vital cuando personas o hechos limitan nuestro espacio vital. Entonces una esencia verde nos puede ayudar a
restablecer nuestra vibración.
La energía femenina es verde, la masculina roja. La tierra es un planeta azul, pero su energía principal es verde, aunque también roja.
Verde y rojo son colores complementarios. El verde es el color de la esperanza, de la primavera, del planeta Venus y de Libra. Ahora podemos
entender la costumbre que hace elegir al abeto cubierto de velas como símbolo de la Navidad. El Amor (verde) iluminado es el mensaje de la llegada
de Cristo, la llegada de la Luz en el momento más oscuro del año.

Facebook
Compartir en Facebook
twitter
Compartir en Twitter
google+
Compartir
en Google+

 

Regresar al indice de artículos