siguenos en facebook siguenos en Google+ siguenos en Twitter 
 
   
   
¿HAY PIRÁMIDES EN MARTE?



El Hombre está empezando ha explorar las cercanías de nuestro planeta, busca explicaciones y nuevos conocimientos, y sin embargo, se sorprende al encontrar lo inesperado.

Marte tiene la mitad del radio terrestre, días de 24´6 horas, años de 686 días y dos pedruscos irregulares por lunas. Marte ha sido el planeta preferido por las exploraciones porque es el que se parece más a la Tierra, a pesar de que su temperatura media es de 30º C bajo cero y su atmósfera es ténue e irrespirable, compuesta sobre todo de dióxido de carbono.

Desde que se inventó el telescopio las miradas se han vuelto hacia allí, unas veces con más y otras con menos acierto, pero con la llegada de la era espacial ya se ha podido ver Marte desde Marte.
En 1976 la misión Viking tomó 60.000 imágenes de Marte, entre ellas se encontraron, en la región de Cydonia, con lo que parecía una cara humanoide tallada en la superficie. La NASA informó oficialmente del descubrimiento y lo achacó a un efecto óptico causado por un juego de luces y sombras, pero dos científicos americanos: Vicent DiPietro y Gregory Molenaar, trabajando para el Goddard Space Flight Center encontraron otra imagen de la misma zona tomada más tarde y con otra luz, la imagen insistía en parecerse a una cara. Como la mitad de la cara se hallaba oculta por la sombra, para ver cómo podría ser entera, si era simétrica, mediante retoque fotográfico se cogió el lado de la cara iluminado y se colocó en lugar del oculto, así se obtuvo una imagen que recordaba a la esfinge egipcia.



Formación en la región de Cydonia, Marte

Investigando los alrededores de la zona encontraron un conjunto de objetos poliédricos (que llamaron Ciudad) cuyo eje señalaba directamente a la cara. En 1983 se realizó una investigación exhaustiva con expertos en tratamiento de imágenes y geólogos para investigar en profundidad el fenómeno; localizaron en la misma zona una formación más sorprendente: una pirámide de base pentagonal, de 3 km de lado y 1 km de alto. En honor a DiPietro y Molenaar se la bautizó como pirámide D&M.

Pero, ¿no es posible que se trate sólo de formaciones geológicas accidentales o de efectos ópticos?. La pirámide D&M tiene como base un pentágono, sus caras son planas y presenta simetría, ¿puede la naturaleza hacer algo así?
El área en el que se asientan las formaciones es la meseta de Cydonia, una zona generalmente llana con algunas fracturas o cráteres, promontorios y mesetas de material más resistente a la erosión. La geología de esta zona aún no se ha terminado de entender porque presenta variedad de fenómenos: cráteres, erosiones y sedimentación, sin embargo los fenómenos que pueden haber generado esta formación actúan de maneras conocidas:

- Erosión fluvial: se sabe que una vez hubo grandes ríos en Marte, también fenomenales riadas. Este fenómeno puede generar estructuras simétricas, sin embargo no hay evidencias de que las aguas llegarán allí a 1 km. de alto. Tampoco puede ser un cúmulo de sedimentos, estos no dejan caras rectas y planas.
- Erosión eólica: actualmente la principal fuente de erosión en Marte. El viento genera grupos de dunas, a veces en forma estrellada, pero nunca podría formar una sola duna enorme con líneas rectas que además presentase simetría. Hay formaciones producidas por las partículas arrastradas por el viento que erosionan las superficies generando caras planas y lados rectos además de simetría, pero jamás se encuentra uno solo, sino con otros cada vez más pequeños y con la misma orientación.


Formaciones en Cydonia

  Existen otras formaciones generadas por el viento, producidas por la erosión del material blando que rodea a una roca más dura, creando pirámides de tres caras planas y una arista encarada al viento.De ser de este tipo la pirámide D&M debería haber 5 vientos que soplaran con igual fuerza durante el mismo tiempo en direcciones simétricas, lo que daría como resultado un monte redondeado.
- Movimiento de tierras: Se han observado grandes corrimientos de tierras y movimientos de rocas, producidos quizás por procesos subterráneos o por efectos de congelación del suelo, en ningún caso generaría algo tan regular como la pirámide D&M.
- Volcanes: Hace 2.000 millones de años Marte bullía en volcanes, pero en la zona de Cydonia carecía de actividad volcánica importante.
- Cristales: Se ha especulado con la posibilidad de que la pirámide fuera producto de una acumulación de formaciones cristalinas que dan formas poliédricas y simétricas con caras planas, sin embargo estas tienen forma hexadonal, y no pentagonal. Existen los cuasicristales, formados por aluminio y magnesio, que pueden cristalizar en forma pentagonal, pero estos componentes y las condiciones necesarias no se hallan ni remotamente en Marte.
Se ha estudiado en profundidad la geología de Marte, y se sabe con seguridad que rigen las mismas leyes de la química, física y geología que en la Tierra, teniendo en cuenta las diferencias entre ambos, sería más que extraño que estas leyes rigieran en la totalidad de ambos planetas salvo en la pequeña región de Cydonia donde se asientan estas formaciones.

Pero que no podamos explicar que no es una formación natural ¿explica que es artificial?, desde luego que no. Existen cuatro características que, de cumplirse, permiten distinguir con bastante seguridad una formación
natural de una artificial:

1- El objeto presenta una geometría inconsistente con las formaciones geológicas que la circundan.

2- El objeto se halla alineado con direcciones cardinales o posiciones astronómicas.

3- El objeto se halla con otros similares que no cuadran con formaciones geológicas factibles de la zona, y si es así se encuentran alineados entre sí.

4- El objeto presenta características geométricas coherentes con leyes matemáticas.



Aparente pirámide
El primer punto ya hemos visto que se cumple, respecto al segundo y tercero se puede decir que una de las aristas de la pirámide D&M señala exactamente a la "ciudad", la contigua al Norte y a la cara, y la contigua a ésta a un extraño promontorio denominado Tholus.
El cuarto punto se cumple aún con más facilidad que los tres anteriores. La base de la pirámide no es un pentágono regular sino que su lado base es la de un pentágono regular y las dos aristas superiores son las de un hexágono. ¿Que tiene de especial esta composición?, que los ángulos de las aristas no son todos iguales, así estos y las relaciones que existen entre ellos (sumas, divisiones, senos, cosenos y tangentes) dan valores exactos en función de los números pi, e, y las raíces cuadradas de 2, 3, 4 y 5. Estas raíces se han usado en la arquitectura desde la antigüedad, y sobre todo en la Edad Media, por su sentido simbólico. El número pi es la relación universal existente entre el radio de una circunferencia y su diámetro, y el número e (aprox. 2´71828) es la base de logaritmos naturales, además de usarse en varias funciones matemáticas. Todos ellos son números de un valor fijo e importante que no depende para nada de las unidades que se usen o del ser humano.

De modo que hasta la fecha las pruebas indican que al menos la pirámide es de origen artificial, y la cara y la ciudad posiblemente también. La única manera de salir de dudas sería que se fotografiara de nuevo la zona con cámaras de alta definición.

Sin embargo no es necesario irse hasta Marte para encontrar fotos inexplicables y estructuras aparentemente extraterrestres; en un lugar fuera de la Tierra y más cercano también las tenemos.

Facebook
Compartir en Facebook
twitter
Compartir en Twitter
google+
Compartir
en Google+



VOLVER A CONSPIRACIONES