Crecimiento Personal
siguenos en facebook siguenos en Google+ siguenos en Twitter 
 
   
Las 13 vias de la Meditación




Las 13 vias de la meditación

meditacion La meditación

Aprende a meditar de una manera práctica y sencilla con las "Trece vías de la meditación", es tiempo de entender como funciona tu mente, y conseguir la paz interior que tanto anhelas.

La meditación como camino para la ampliación de la conciencia, como conexión con el yo más profundo, con el misterio y clave fundamental para la aspiración espiritual.

Estas técnicas han sido seleccionada desde la experiencia en la práctica de cientos de meditadores y ampliadas y adaptadas en la escuela Chirsgaia.

Las 13 vías de la meditación es una estructura comprensible y utilitaria en la vida cotidiana, Sabiendo que en cada estado interno de agitación o búsqueda, podemos encontrar una u otra manera de meditar.



Finalmente tendremos que tener en cuenta después de largo tiempo de práctica, que cualquier apoyo (mantra, aliento, chakra) debe desaparecer para realizar el Shamadi sin soporte. La verdadera meditación pasa por el silencio mental (imágenes y palabras) que permite el contacto directo con otras dimensiones, después de que el cuerpo quede insensible y atravesemos la frontera de los mundos de Tonal y el Nagual.

La meditación es un contacto real con la parte espiritual del ser, con el YO superior.

Y comprobamos que muchas veces la propia meditación se convierte en un camino de recapitulación natural, observando el aire entrar y salir de las fosas nasales, mientras nos convertimos en testigos del pensamiento, de esa manera se convierte en un proceso de destilación de miasmas o emociones bloqueadas y pensamientos parásito para alcanzar un estado equilibrado y de ampliación de la conciencia.?

Las Trece vías de la meditación

A continuación solo se enumeran las 13 vías de la meditación, que se pueden encontrar en el libro “Cabalgando el dragón del vientre” de Emilio Fiel, la idea de las clases es presentar cada vía de meditación de forma didáctica, para poder asumir un hacer práctico y no teórico del trabajo meditativo, donde podremos elegir no más de tres meditaciones diferentes en cada momento de nuestro desarrollo personal que nos ayuden a focalizar un intento claro para nuestro crecimiento, meditaciones que nos resuenen en lo más profundo y que se integran desde el centro del corazón donde reside la chispa divina de la presencia YOSOY.
1- Vipasana, calma mental “circuito, sensación corporal” (foto:yoga1)
"La meditación Vipassana deja de lado todos los convencionalismos, influencias, estereotipos... y nos ayuda a ver y entender las cosas tal y como son. Esto nos ayudará a comprender a la gente y las situaciones y aceptarlas sin imponer nuestras ideas particulares sobre ellas. Se dejan a un lado las impresiones que provienen de los sentidos y percibimos el mundo desde nuestro interior.

Existen numerosos libros, cursos y videos acerca de este tipo de meditación y considero que uno aprende a andar andando. Es interesante conocer la técnica y de qué se trata y esto lo puedes ver en los vídeos de este blog (si entiendes inglés, me ha resultado difícil encontrar material en español), pero lo principal es que una vez los hayas visto, te dispongas a vivir esta experiencia. Cualquier cosa que te diga para describírtela nunca será suficiente, de la misma manera que la descripción de los colores para que los entienda un ciego nunca podrá alcanzar la sensación en sí."

(La palabra Vipassana significa "ver con claridad" y es una forma de estar presente y observar las cosas sin pensar en ellas, sin juzgarlas, simplemente observándolas y dejándolas que ellas se expresen. Con esta técnica vemos la realidad tal y como es, y aprendemos a aceptarla. Esto nos va a ayudar mucho a calmar nuestra mente, hacernos sentir bien y en armonía con el mundo. Este estado nos facilitará la petición de nuestros deseos al Cosmos, ya que nuestra actitud será la correcta y nos concentraremos más en ellos.
La meditación Vipassana deja de lado todos los convencionalismos, influencias, estereotipos... y nos ayuda a ver y entender las cosas tal y como son. Esto nos ayudará a comprender a la gente y las situaciones y aceptarlas sin imponer nuestras ideas particulares sobre ellas. Se dejan a un lado las impresiones que provienen de los sentidos y percibimos el mundo desde nuestro interior.
Existen numerosos libros, cursos y videos acerca de este tipo de meditación y considero que uno aprende a andar andando.)

2- Zen. Centramiento y poder personal de realización, “Aquí y ahora”.

"En un monasterio había un anciano monje ante el cual los jóvenes novicios se sentían intimidados; no porque fuera severo con ellos, si no porque nada parecía perturbarlo o afectarlo nunca.
Así, veían en él algo inquietante y le temían. Al fin sintiendo que no podían soportar más esa situación, decidieron ponerlo a prueba. Una oscura mañana e invierno, cuando era tarea del anciano llevar la ofrenda del té a la sala del Fundador, el grupo de novicios se oculto en un recodo del largo y sinuoso corredor que a ella llevaba. Al pasar le anciano, salieron de su escondite dando alaridos como una horda de demonios.
Sin que su paso vacilará, el anciano siguió andando con calma, llevando cuidadosamente el té. En la siguiente vuelta del corredor, como él bien sabía, había una mesita. Se dirigió hacia ella en la oscuridad, depositó la taza, la cubrió para protegerla del polvo, y entonces, apoyándose sobre la pared, prorrumpió:
- ¡Oh, oh, oh! – en exclamaciones de susto.
Un maestro del Zen, al relatar esta anécdota, comentaba:
- Se ve, pues, que nada tiene de malo las emociones.
- Sólo que no debe dejarse que nos arrastren o perturben lo que estamos haciendo."

3-Supramental, contacto divino con luz dorada y cristalina. Descenso de la luz liquida dorada.

yoga2

"En esta meditación se actualiza la relación que tienes con el Principio Superior de la existencia, como sea que lo denomines y lo concibas. Por ello, se trata de una técnica eminentemente espiritual. Simplemente imagina, justo por encima de tu cabeza, una presencia de bondad e inteligencia supremas. Puedes verla con la forma que desees, según tu inclinación: una luz divina, un gran maestro realizado, como Jesús o Buda, un ser cósmico, como Kuan-Yin, o tu propio Yo Soy. Cualquiera de estos símbolos tiene el poder de mantenerte conectado con las facultades superiores de tu ser. Mientras lo contemplas, traza un haz o rayo de luz que une su chakra del corazón con tu cabeza y con tu pecho, envolviéndote a la vez en claridad todo el cuerpo. Sólo permanece en esta presencia, sintiéndote parte de ella, mientras tu respiración fluye con naturalidad. Con esta práctica, tu confianza y potenciales se incrementan enormemente. Cuando te levantes de meditar, sigue sintiendo la presencia superior conectada contigo, y experimentarás seguridad y serenidad en todo momento."

4- Testigo, el Halo de visión global, el recuerdo del Si. (Lo que veo, oigo, siento, huelo) sin perder contacto con el YO.

yoga3
"Esta meditación es otra variante de las descritas en "Observar la mente". Considera que todos los pensamientos, sensaciones y estados psíquicos son escenas proyectadas en una pantalla de cine. Y que tú eres el espectador, sentado en la última fila de la sala. Date cuenta de tu condición de testigo, contemplando una función. Si te implicas en las situaciones que observas, sufrirás y gozarás con ellas, olvidándote de quién eres realmente. Si estás presente en ti mismo, recordándote como el observador, percibirás los cambios de ánimo y el argumento, sin que te sientas parte de ello, sin que te afecte. Identifícate con el yo profundo, que no se puede limitar ni física ni mentalmente; pues todo lo que puedas experimentar es impermanente, no tu ser esencial. Entonces, ante los movimientos psíquicos y sensoriales, manténte desapegado, sin darles crédito, sin responderles con juicios u opiniones, sin reaccionar a ellos. Aquiétate en ti mismo y contempla todo; eres el testigo de una proyección."



5- Doble canal, serpiente que se muerde la cola “la clave es verticalidad + hacer ventosa hacia lo alto (cierre fuerte esfínteres) + mirada intensa en Ajña + relajar aliento y sentir que la energía sube detrás y baja delante con So’ Ham o Yo’ soy” y “Micro Orbita del infinito “ohm na-Mah Shi-va-ya” doble canal”.(foto:yoga5)
"Tal energia de armonia es la materia prima de toda creación. Por lo tanto el practicante que trabaja las energías del universo tiene que desarrollar profundo conocimiento de las energías terrestres. La síntesis del Yang y el Yin produce el estado de armonía que engendra la energía creativa."

6- Canal central, eje cielo tierra “YO SOY, SHO HAM”.

yoga4
"So Ham es un mantra que representa la unidad del Yo individual con el Yo universal.
So-Ham significa literalmente "Yo Soy Eso" haciendo referencia a que Yo soy todo cuanto me rodea, Yo soy el todo universal.
Mediante su práctica se pueden suprimir los pensamientos superficiales de la mente, ayudando de gran manera a conseguir el estado meditativo.
Para su práctica, debes estar sentado, con la columna recta, la mirada relajada, y tu cuerpo también. La sílaba SO debe ser dicha mientras se inspira profundamente por la boca al máximo que nos permitan nuestros pulmones, llevando el aire primero hacia el abdomen y luego hacia las partes altas de ellos. 
Luego, en la exhalación (que se producirá naturalmente al estar los pulmones tan llenos de aire), se pronuncia la sílaba HAM alargando la expulsión de aire -y por tanto la sílaba HAM- hasta que ya no quede nada de aire en nuestros pulmones, lo que nos obligará a inspirar nuevamente, con un nuevo SO, y así sucesivamente.
Cada inhalación debe ser como un suspiro, personalmente después de inhalar, espero unos 3 tiempos y luego al exhalar lo hago lentamente. Pauso unos 3 tiempos e inhalo de nuevo.
Es recomendable usar un Japamala (rosario oriental) o un rosario común, o cualquier otro parecido para su práctica, ya que nos permite concentrarnos y conectarnos más profundamente con el mantra sin necesidad de estar contando, sino solamente pasando una cuenta por cada ciclo respiratorio (o mantra completo) que hagamos. Si no quieres hacer 108 ciclos (con un japamala) o 60 (con un rosario común), simplemente, haces un pequeño nudo en el japamala hasta las 21 cuentas aproximadamente, que es con lo que se recomienda partir."

7- Craneal. La luz y el sonido internos en el ojo de Shiva.

yoga5
"Al inspirar, visualiza una corriente de energía que entra por tu frente y ojos, en forma de luz dorada, y alcanza el centro de tu cerebro. Al espirar, siente que la corriente de luz sale al espacio por tu coronilla y parte superior de la cabeza. Entre la inspiración y la espiración, relájate un instante, dejando la respiración suavemente en suspenso, y notando cómo la energía vibrante baña todo tu cerebro. La mirada se dirige hacia el interior o entrecejo, sin esfuerzo alguno, en cuya pantalla mental surgen, en ocasiones, imágenes, formas, colores.
Esta meditación regenera el tejido neuronal del cráneo, y lleva a estados de conciencia superiores. "

8- Corazón. Sentimiento amoroso y paz interna.

yoga6

"La meditación del corazón puede ser realizada por cualquier persona, y sus beneficios repercutirán tanto en ella misma como en sus relaciones con los demás, volviendo más genuino el amor para otorgar y preparando el alma para recibir el afecto.
Para comenzar es necesario masajear el pecho durante algunos minutos. El pecho debe estar flojo y distendido, y nosotros también tenemos que sentirnos suaves y relajados. Entonces, cuando el pecho esté preparado adoptamos nuestra posición más cómoda y damos inicio a la meditación.
Durante la misma la inhalación y la exhalación deben ser profundas. Cuando inhalamos nos llenamos de aire para luego relajarnos durante la exhalación, haciendo que el aire salga tanto por la nariz como por la boca.
Ahora nos focalizamos en el centro del pecho. Es nuestro corazón el que centra nuestra atención, y a la vez el órgano fundamental de nuestro cuerpo. Imaginamos que respiramos desde el corazón, recibiendo energía divina al inhalar, armonizando nuestro cuerpo y desechando lo desarmónico durante la exhalación.
Es importante dejarnos llevar por los sentimientos que vayan surgiendo durante este proceso, durante el cual atendemos a nuestro latido del corazón.
Unos quince minutos diarios bastan para aprovechar los beneficios de la meditación del corazón."

9- Cuerpo luminoso. Nave solar y expansión de la energía en el cuerpo causal.

yoga7
"Toma conciencia de tu postura yóguica, encuéntrate cómodo y estable en ella. Y date cuenta del cuerpo como si fuera una central de energía. Conforme respiras, siente que se va purificando en todos sus elementos y componentes, volviéndose cada vez más ligero y sutil. Percibe la continuidad entre la forma física y el campo de luz-energías que la rodea. Tu cuerpo es un óvalo de vibraciones, brillante y resplandeciente. Visualízate por dentro y mira los distintos órganos como formas de luz sin densidad material. Mientras respiras, siente que todo tu cuerpo y aura transpiran, y son permeables a las fuerzas del cosmos, como la solar y la telúrica, beneficiándose con ellas. Al mismo tiempo, permite que tus pensamientos positivos se difundan por el espacio, alcanzando los campos de energía y auras receptivas de los demás seres vivos. Emplea esta meditación como un refuerzo muy eficaz para cualquier proceso terapéutico, así como para sentirte comunicado con todos los reinos de la naturaleza y seres humanos. Sus efectos se incrementan experimentándola al aire libre, en contacto con la luz solar, la brisa marina o el ambiente de la montaña."

10- Fusión en el Pecho. El poder de las aguas y el vacío consciente. Observación llama, agua, filamentos pecho.

yoga8

Considera que todo lo que piensas y que percibes es como el agua en el recipiente de tu ser. Ahora, abandona todo acto voluntario de recordar, imaginar o proyectar hacia el futuro, así como otras reflexiones. No remueves el agua de la mente, ni entra más conocimiento en ella; pues la mantienes recogida en tu interior. Mientras la observas, lo que captas es la salida de las aguas del pensamiento por el desagüe en el centro de tu ser; totalmente abierto por tu desapego y pasividad mental. Estás justo en el agujero donde el contenido de la mente se hace consciente, para desaparecer. Instante a instante, permite el cambio de sensaciones y pensamientos que van pasando por tu centro de consciencia, en el momento de vaciarse en la nada. Con esta práctica obtienes una comprensión de la impermanencia de todos los fenómenos, un acercamiento a la no dualidad de sujeto y objeto, trascendiendo el dentro-fuera interdependientes. Te liberas de la presión del pensamiento, con el desapego hacia su curso natural; superas la ilusión de una realidad absoluta o categórica, y eres más feliz, creativo y sabio. "

11-Mantra. Silencio verbal y puerta al misterio.

yoga9



12- Activa, conciencia en lo cotidiano y acción lúcida. “movimientos para la conexión neuronal”. Pasar la meditación a la vida cotidiana sin implicaciones emocionales

yoga10
"La meditación activa nos permite relajarnos y experimentar la paz interior, el amor, la compasión y la felicidad más profunda. Pero no le sacaríamos mucho provecho si no aprendiéramos a integrar estos sentimientos hasta el punto de que formen parte de nuestra personalidad como una segunda piel y fluyan natural y espontáneamente en cualquier situación de la vida diaria. De esta manera, cada vez que aprovechamos los acontecimientos difíciles de la vida cotidiana para generar paciencia, consideración por los otros, el amor que desea la felicidad de los demás, compasión y deseo de ayudar, de aliviar el sufrimiento de otros seres, etc.,
en cada una de estas oportunidades de la vida diaria que aprovechamos para transformar las adversidades en el camino de crecimiento personal y espiritual, estamos aplicando la meditación a la vida cotidiana.

Con la práctica, podremos vivir las 24 horas del día (tanto en la vigilia como en el sueño) en un estado de atención consciente, de paz y felicidad profunda, amor, compasión y sabiduría, hasta llegar a experimentar la mente y el cuerpo de un ser iluminado."

yoga12

13-Disolución, no tiempo, no espacio. “silencio” shamadi (sin soporte). Absorción como agujero negro y vuelta como guante hasta el corazón, lleno vacío y vacío lleno de existencia.


Facebook
Compartir en Facebook
twitter
Compartir en Twitter
google+
Compartir
en Google+

 

VOLVER A CRECIMIENTO PERSONAL