Crecimiento Personal
siguenos en facebook siguenos en Google+ siguenos en Twitter 
 
 
TRABAJANDO LOS CHAKRAS




Importancia de reparar los chakras en la sanación de las adicciones

Los chakras son distribuidores cruciales de fuerza de vida que aseguran nuestra habilidad de mantener nuestras vidas equilibradas e integradas, particularmente en nuestras relaciones. Cualquier cosa que vaya mal con los chakras puede causar desequilibrios e infelicidad. En el caso de las adicciones, muchas veces es difícil saber qué ocurrió primero, si el bloqueo de los chakras o el abuso de la sustancia. Algunas veces los traumas de la infancia crean problemas en los chakras que después conducen a las adicciones.

Sin embargo, las sustancias adictivas por sí mismas dañan el sistema de chakras, el cual debe ser reparado si la persona desea vivir una vida feliz. Cuando la persona simplemente abandona la adicción pero no desbloquea los chakras, hay un gran peligro de que el dolor del aislamiento y el bloqueo en el flujo energético puedan resultar demasiado pesados para la persona, de forma que retornará a la adicción para aliviar el dolor. Este es el motivo por el cual hay tantas recaídas y los adictos y quienes conviven con ellos se desaniman. Los ejercicios que siguen ayudan específicamente a desbloquear y limpiar los chakras. Por favor, ten en cuenta que la limpieza es un proceso y puede ser que tengas que repetirlo muchas veces, conforme se alcanzan nuevas capas que deben ser sanadas. Sin embargo, es muy accesible para cada uno de nosotros y las recompensas son grandes en términos de mayor energía vital y mejores relaciones.

 

 

EJERCICIO: Evaluando tus chakras

Este ejercicio está diseñado como un diagnóstico de tus chakras, mide su fortaleza para dar y su fortaleza para recibir. Muchos de nosotros no pensamos que la fortaleza sea necesaria para recibir, pero se requiere un fuerte sistema energético para ser capaz de absorber, ser capaz de permitir que entre el amor.

Siéntate tranquilamente en un lugar donde creas que no vas a ser interrumpido y colócate de tal forma que estés alrededor de un metro y medio o dos de distancia frente a una pared vacía. Crea una burbuja a tu alrededor.

Imagina que en el lugar de cada uno de tus chakras hay un faro, como el de los coches. Cada una de estas luces puede tener un color diferente, o pueden ser todas del mismo color, blanco o el que prefieras en ese momento.

Comenzando de arriba hacia abajo, enciende todas tus luces y apunta sus rayos hacia la pared frente a ti. Toma conciencia de la fuerza relativa de cada rayo. Nota cuáles alcanzan la pared, y cuáles no. Ve si puedes hallar interruptores en algún lugar dentro de ti que puedan hacer que se iluminen los más débiles y que bajen de intensidad los que estén demasiado fuertes.

Ahora imagina que la habitación en la que te encuentras sentado está inundada con una luz increíble. Puede ser blanca, azul, oro o plata y es más poderosa que cualquier luz que puedas imaginarte dentro de tu cuerpo. Es la luz del Espíritu y está siempre presente.

Conforme empiezas a ver y sentir la luz, nota que está rodeando tu burbuja, atravesando sus límites y comenzando a llenarla.

Cuando tu burbuja esté llena de luz, comenzará a entrar a tus chakras.

Nota en cuáles puede entrar bien y en cuales tiene algún tipo de dificultad para entrar. Trata de inhalar y dirigir la luz más y más profundamente en los chakras en los que no ha entrado bien. Nota que los chakras que no dan bien pueden no ser los mismos que los chakras que no reciben bien. Por ejemplo, puede ser que salga mucha luz de tu tercer ojo, perno que no absorba ninguna.

Cuando hayas inhalado suficiente luz para equilibrar los chakras, descansa en la luz por unos cuantos minutos antes de disolver tu burbuja y regresar a tu estado normal de conciencia.

Utiliza este ejercicio regularmente como una herramienta de diagnóstico, para medir la fuerza de tu energía y para evaluar el progreso que estás haciendo en el trabajo que estás llevando a cabo contigo mismo. Este ejercicio siempre te dirá el estado de tus chakras cuando la mente no esté segura.

 

Reabrir el Centro Cardiaco: la clave para sanarte

Es tan importante la necesidad de una sanación física como la necesidad de sanar el corazón. Sin esto, puedes estar sobrio/delgado/libre de drogas, pero sentirte aún así demasiado miserable. Para sentirte feliz, necesitas amor, y mientras el centro cardiaco continúe cerrado, podemos estar entre una multitud de personas felices pero sintiéndonos todavía solos, desligados de nuestros compañeros. Si limpiamos el corazón, no debemos preocuparnos demasiado acerca de la mente. Si el corazón siente algo, la mente siempre estará ocupada inventando razones para ello.

Muchos de los ejercicios de este libro tienen como foco de sanación el centro cardiaco, ya que es la clave para restaurar la salud. Primero, sin embargo, hay una necesidad de reabrir gentilmente esta chakra, lentamente, tratándote a ti mismo de forma amorosa, ya que de otra manera podrías percibirlo como un dolor.

En realidad puede haber allí algún dolor, el dolor de viejas pérdidas, rechazos y heridas que has sufrido. Los dolores del corazón son agónicos, no hay duda de ello, pero un centro cardiaco cerrado evita que encuentres nuevas personas a quienes amar y te impide absorber el amor que está rodeándonos todo el tiempo.

 

EJERCICIO: La flor de múltiples pétalos del chakra cardiaco

Sitúate en una burbuja. Imagina tu centro cardiaco como una hermosa flor de múltiples pétalos, con los pétalos cerrados. El rosa brillante puede ser un color positivo para la flor, ya que este es el color del amor. Puedes ver la flor como un loto, una rosa o como cualquier otra flor de múltiples pétalos a la que te sientas atraído.

Comenzando desde afuera, permite que los pétalos se abran, uno por uno. Con cada pétalo, afirma tu voluntad de dar y recibir amor. Puedes hacerlo diciendo internamente, "Estoy abierto al amor" o cualquier otra cosa que resulte placentera para ti. Mover tus manos a través de tu campo energético como si estuvieras abriendo los pétalos con ellas puede incrementar el efecto.

Continúa abriendo más y más pétalos repitiendo la afirmación mientras los abres.

Conforme te acercas al centro, nota que los pétalos están brillando con luz rosa, cálida al tacto.

Cuando el centro mismo está abierto, la luz rosa irradia desde él y pulsa hacia fuera pasando los límites de tu burbuja. Di para ti mismo: "Esta luz de mi corazón es un rayo para aquellos que compartirán correctamente el amor conmigo." Baja energía rosa de tu Ser Esencial y deja que se derrame hacia el exterior.

Ahora rota la flor de forma que gire hacia el interior, y lentamente deja que tu cuerpo se llene de luz rosa.
Es muy fácil volvernos dependientes de otras personas por el amor que necesitamos, pero todos tenemos el poder de conectarnos directamente con la energía del amor universal y quedar llenos de ella. Di para ti mismo: "Soy amoroso y estoy lleno de amor".

Para cerrar el ejercicio, rota tu flor de forma que irradie hacia fuera de nuevo y cierra los pétalos de la flor.
Muchos podemos abrir bien la flor, pero no sabemos cómo cerrarla y terminamos entregándonos demasiado rápido a personas demasiado inapropiadas. Saber cómo cerrar la flor del corazón es tan importante como saber cómo abrirla. Entonces se abre cuando nosotros queramos que lo haga, no cuando somos adictos a tenerla abierta.

Repite este ejercicio durante unos días. Es muy bueno hacerlo antes de irte a dormir porque es muy sedante y porque la sanación del corazón continuará durante tus sueños. ¿Cómo sabrás cuando tu centro cardiaco esté abierto? No hay forma de equivocarse. Tendrás sensaciones completamente nuevas en el área de tu corazón físico, corrientes eléctricas de energía fluyendo dentro y fuera. Cuando alguien que te importe aparezca, puede haber un salto en esa área, una repentina y corta pulsación no muy diferente a un orgasmo. De pronto sabrás que certero es el significado de ciertas frases como "mi corazón fue hacia ella", "mi corazón saltó de alegría" y desgraciadamente, lo que es verdaderamente el dolor del corazón. Sabrás entonces por qué ciertas canciones de amor tocan el corazón como un arpa.

El centro cardiaco recién abierto es temeroso y está listo a cerrar sus pétalos de nuevo ante cualquier palabra de enfado. Al principio tendrás que continuar reabriéndolo, pero ¿acaso no es este ejercicio literalmente un trabajo de amor placentero? Hacerlo te iniciará en el camino de la sanación emocional y espiritual y llenará tu vida con la amistad de amorosos amigos y parejas.

Cuando comienzas a abrir este centro, al principio puedes experimentar algún dolor. Ciertamente hay heridas en el corazón que necesitan sanación. Permítete llorar aquellas penas, ya que las lágrimas son el mejor agente limpiador conocido para el corazón. Las lágrimas rompen, disuelven y liberan el dolor. No importa si ocurrió hace veinte años, si aún hay dolor, necesitas llorar, pero hazlo dentro de una burbuja transmutadora de luz blanca.

Otra razón por la cual la apertura del centro cardiaco algunas veces se experimenta como algo doloroso es que el cuerpo energético del adicto está tan acostumbrado a estar firmemente cerrado que cuando comienza abrirse, puedes hacer todo lo posible por resistirte. Reconfórtate masajeando el área del pecho, aunque será aún más reconfortante tener a una persona amorosa a tu lado para que lo haga, particularmente una que ya haya atravesado por el proceso de apertura. La persona que dé el masaje puede dirigir concientemente a sus manos un flujo de amor y luz rosa.

Ya que el centro cardiaco se afecta poderosamente con el azúcar y el alcohol, la esencia BLEEDINGHEART será importante para aquellos que tengan problema con el alcohol o con el azúcar, ya que ayuda a reparar el chakra cardiaco después de grandes heridas y pérdidas. La crisis de sanación con este remedio puede ser difícil si sale a la superficie una gran pena, así es que siempre evalúa con el péndulo o con los reflejos musculares. Cuando surge una pena, la esencia de EUCALYPTUS es muy sanadora. Las esencias de gemas de CUARZO ROSA, TURQUESA o RUBÍ son todas buenas para el centro cardiaco y son más sutiles que algunas de las otras esencias de gemas.

Y en cuanto a las piedras mismas, tener o llevar un cuarzo rosa cerca de ti puede ser también muy sanador, ya que éste es el cristal de este chakra. Tal vez puedas conseguir un collar de cuentas de cuarzo rosa lo suficientemente largo como para cubrir tu corazón. La turmalina rosa y la kuncita rosa también son buenas para sanar y abrir el corazón.

 

Técnicas para limpiar los chakras

Exceptuando el chakra cardiaco, usualmente es mejor abrir todos tus chakras juntos, en lugar de enfocarte en un solo centro, para no crear un desequilibrio. Si abres el centro corona y el tercer ojo para el trabajo psíquico y espiritual sin limpiar y abrir los centros de abajo, puedes abrirte a sensaciones y experiencias desequilibradas. Abrir el chakra sexual sin poner atención en el corazón puede conducirte a relaciones distorsionadas y carentes de amor. Por eso es mejor atenderlos a todos por igual.

 

EJERCICIO: El remolino limpiador de chakras

Visualiza los chakras y localízalos en tu cuerpo según el diagrama presentado anteriormente.

Rodéate de tu burbuja y llénala con luz de algún color en particular, siguiendo tu intuición. Para muchos propósitos, lo mejor es la luz blanca, ya que contiene todos los otros colores.

Comienza con el chakra raíz. Crea un remolino o embudo de luz que apunte hacia el chakra. Deja que este remolino actúe dentro del chakra como un tornado, girando y absorbiendo las áreas oscuras u obstrucciones que te impiden sentirte conectado con la tierra. La luz continuará girando durante el tiempo que sea necesario, incluso mientras te mueves hacia otros chakras.

Sigue hacia el chakra sexual y visualiza otro remolino que nuevamente se activa y consume los obstáculos. Aquí la dificultad que necesita ser sanada traerá como resultado el equilibrio saludable del flujo de la energía sexual.

Cuando estas dos áreas bajas se sientan relativamente limpias, sigue con el plexo solar y comienza allí un nuevo remolino. En esta área, la luz brillante se llevará todas las obstrucciones de una saludable y realista auto estima, disolviendo las viejas heridas del ego y los sentimientos de falta de confianza.

 

Permite que los torbellinos anteriores continúen girando y muévete al centro cardiaco para empezar uno allí. El centro cardiaco, al ser tan crucial y vulnerable, puede necesitar más tiempo para quedar limpio, ya que paulatinamente irán saliendo las viejas heridas para lidiar con ellas. Aquí la luz consumirá las obstrucciones para amar y ser amado.

Ahora muévete al chakra del timo. Probablemente éste no se sentirá bloqueado, sino simplemente no abierto. Utiliza aquí el torbellino para ayudarte a despertar este centro. Siéntete conectado con el mundo de una forma pacífica y abrigadora.

Ahora visualiza un torbellino en el centro de la garganta, donde podrá consumir los obstáculos hacia la comunicación y el libre flujo del dinero.

Ahora visualiza el centro del entrecejo donde el tornado te liberará de los obstáculos al flujo de la creatividad y la energía psíquica.

Finalmente utiliza un tornado para limpiar el centro corona de los obstáculos para la meditación y la inspiración, de forma que puedas abrir tu conexión espiritual con todo lo que es.

Observa cuáles de los centros aún tienen tornados girando, ya que éstos pueden requerir un trabajo especial. Haz brillar la luz intensamente en aquellas áreas durante unos momentos antes de detenerlos y disolver la burbuja.

Repite esto durante unos días, hasta que los chakras parezcan limpios. Más adelante, repítelo con diferentes colores, conforme te guíe tu intuición. Incluso cuando hayas terminado, repite el proceso de limpieza periódicamente para impedir que se formen nuevas obstrucciones en el curso de la vida diaria o a partir de nuestras adicciones menores.

 

EJERCICIO: Un ramo de flores de chakras

Si has completado la limpieza anterior ahora puedes enfocarte con seguridad en una flor particular especialmente relevante para tus propias necesidades personales. Sin embargo, durante un buen periodo de tiempo, deberás haberte dedicado a cuidar y cultivar todo el jardín en lugar de una sola flor. Una sola rosa perfecta está bien si tus recursos son limitados, pero desde nuestra visión, podemos encargarnos de todo el ramo. Cada uno de los centros puede tener un tipo distinto de flor y de color, los tuyos pueden ser diferentes que los de otras personas. Para algunos estos colores siguen el espectro del arco iris, comenzando con el rojo para el chakra raíz.

Siéntate en tu burbuja. Sintonízate con tus chakras y siente que cada uno de ellos es una flor a punto de florecer. Siente que todas estas flores están mirando hacia el exterior hacia fuera de tu cuerpo.

Lentamente, pétalo por pétalo, comenzando por tu chakra raíz, siente que cada una de estas flores comienza a abrirse. Quizá puedas querer poner tus manos sobre cada chakra y repetir una afirmación, por ejemplo, para el chakra raíz: ESTOY ENRAIZADO EN MI CUERPO Y EN MI VIDA; para el chakra sexual: ESTOY ABIERTO A MI SEXUALIDAD Y A MI CREATIVIDAD; para el plexo solar: SOY FUERTE Y TENGO CLARIDAD, ESTOY A CARGO DE MI VIDA; para el centro cardiaco: SOY AMADO Y SOY AMOROSO; y así... Diseña algunas afirmaciones que se relacionen específicamente con tus necesidades personales.

Nota que cuando el centro de la flor se revela hay una cálida luz allí que brilla hacia fuera, iluminando tu burbuja y brillando hacia el mundo.

Cuando el proceso parezca estar completo, mantén las flores contigo y disuelve la burbuja.

Si haces este ejercicio varias veces para cada uno de los chakras, comenzarás a sentir una movilización de las energías en esas áreas. Puede ser que las flores necesiten reabrirse de tiempo en tiempo, ya que se cierran fácilmente con el estrés, la fatiga, las experiencias duras o la repetición de tus adicciones menores. También puedes imaginarte flores abriéndose en cualquier órgano del cuerpo que real o simbólicamente haya sido afectado por la dicción. Por ejemplo, puedes visualizar flores abriéndose en los oídos si sientes la necesidad de querer ser mejor escuchando a los demás, o en los ojos si quieres apreciar con más profundidad el arte.

Si eres del tipo de personas que le es muy fácil dar a los demás pero tiene dificultades para recibir, imagina que hay flores cerradas mirando hacia el interior del cuerpo en cada uno de los chakras. Ábrelos repetidamente con una afirmación como esta: "Estoy dispuesto a recibir". Esto te ayudará a equilibrar el flujo de energía. Cuando la energía únicamente sale y tú no recibes nada, al final te sientes vacío y resentido y te ves tentado a abusar de alguna sustancia para llenar el vacío resultante.

 

EJERCICIO: Sellando las grietas de tus chakras

Conforme tus capacidades intuitivas se entrenan y mejoran al hacer este trabajo, puedes llegar a sentir que hay verdaderas rupturas en algunos de tus chakras. Los traumas y las tragedias suelen causar tales rupturas y a veces la adicción se desarrolla como una forma de parar la salida o de llenar el vacío que deja este tipo de daños.

No hay unas pautas específicas para las rupturas de chakras. Si son suficientemente devastadoras, incluso pueden ser heredadas. Un padre con una insuficiencia en algún chakra no tiene la capacidad de nutrir plenamente ese chakra en su hijo. Cuando una de nuestros clientes en recuperación, una adicta al azúcar, fue a Irlanda, intuitivamente descubrió que la ruptura del chakra raíz causada por la emigración de su tatarabuelo a América cuando su familia fue azotada por la hambruna de la patata, había pasado a todas las generaciones subsiguientes. Este lado de la familia había sido afectado por adicciones al alcohol y al azúcar en cada generación y también era incapaz de echar raíces en ningún lugar, mudándose frecuentemente.

Ella fue el primer miembro de la familia que fue a Irlanda desde la emigración y le resultó increíblemente conmovedor. En los muelles de County Cork, donde el tatarabuelo se embarcó, ella utilizó el ejercicio que sigue para reparar su chakra raíz. Y también hizo el mismo ejercicio en favor de cada uno de los miembros de la familia que ella sabía que tenían problemas de este tipo, en todas las generaciones a partir del tatarabuelo hasta el bebé recién nacido de su sobrina.

Estos son los pasos:

Identifica el chakra que necesitas reparar usando tu intuición o el ejercicio de evaluación de los chakras.
Entra en un estado profundo de conciencia y llama a tu Ser Esencial para que te ayude a reparar este centro.
Imagina que te estás encogiendo hasta que eres los suficientemente pequeño para caber dentro del chakra.

Ahora entra en el chakra y siéntelo como una pequeña y acogedora habitación que te rodea, como si fuera un huevo. Llénalo de luz del color de tu elección, quizá azul ya que un chakra roto suele estar lleno de miedo.
Explora las paredes del chakra con tu mente y localiza las grietas.

Utiliza luz líquida para pintar las paredes de toda la habitación.

Sal de la habitación y regresa a tu tamaño normal.

 

EJERCICIO: Llenando y alimentando tus chakras

La sensación de ser drenado por otros o por la dureza de sacar adelante tu vida es algo que te puede llevar de nuevo a tus adicciones o a crear nuevas, como comer demasiado. Incluso cuando los chakras están limpios y claros necesitas saber cómo atraer más energía de tu Ser Esencial y de las fuentes espirituales.
Rodéate de una burbuja del color que te sientas inspirado a elegir. Entra en un estado profundo de meditación. Enlázate fuertemente con tu Ser Esencial. Puede ayudarte el que lo visualices como un cordón de luz que va de ti hacia arriba.

Dile a tu Ser Esencial que necesitas fuerza y energía para completar tus tareas.

Imagina energía que viaja hacia abajo por el cordón hacia tus distintos centros. Si hay un chakra en especial que necesite ser energizado y fortalecido, imagina el cordón atado allí.

Cuando sientas que ha entrado suficiente energía renovada, disuelve el cordón, el enlace y la burbuja.

Por favor ten en cuenta que este ejercicio no es un sustituto del descanso. No debe ser utilizado para saltarte los necesarios periodos de relajación a fin de seguir trabajando. En algunos de nosotros, la adicción al trabajo es la adicción primaria y el abuso de una sustancia es en realidad la adicción secundaria, utilizada como un medio para continuar trabajando o para relajarse.

 

EJERCICIO: Para enlazar la energía de tus chakras

Nuestros chakras no funcionan aislados unos de otros. La misma energía fluye a través de todos ellos, enlazándolos, entretejiéndolos juntos. Nuestros chakras están enlazados desde el de la raíz hasta el de la corona en una columna vertical que rodea el cuerpo conectándolos a todos. Ya que sale de cada chakra, la energía es moldeada por ese chakra, como la masa de trigo al ser pasada por una máquina de pasta. Es la misma masa, pero si cambias la apertura puedes obtener espaguetis delgados o gruesos, tallarines, fideos, etc. Con la energía ocurre igual y aunque es la misma, su forma, su manifestación, cambia.

A veces tenemos dañado un chakra y otro que está más fuerte puede prestarle energía para que se fortalezca. Y como veremos más adelante en este libro, las diferentes sustancias adictivas, afectan y dañan diferentes chakras. Asimismo, se abusa de ciertas sustancias específicas en un esfuerzo por enlazar juntos ciertos chakras. En este ejercicio aprenderás a enlazar la energía de tus diferentes chakras, para sanarlos y usarlos juntos en patrones que estás acostumbrado a usar con tus drogas favoritas.

Siéntate tranquilamente y siente tu respiración. Cobra conciencia de cada uno de tus chakras como lo hiciste en el ejercicio anterior.

Comienza enfocándote en tu chakra raíz. Siente que un hilo de energía o de luz surge de la parte posterior de tu chakra raíz y se mueve por tu espalda hacia tu chakra sexual. Siente la energía conectando con ese chakra y emergiendo por su parte frontal circulando por la parte de enfrente de tu cuerpo hasta alcanzar de nuevo tu chakra raíz.

Ahora siente que hay una circulación continua de energía que se mueve entre estos dos chakras, enlazándolos y equilibrándolos. Ya has experimentado cada chakra individualmente, ¿qué se siente tener dos activos a la vez? ¿Esta energía es familiar y confortable?

Disuelve la conexión entre esos dos chakras, pero mantén el foco en el chakra raíz. Ahora crea un circuito de energía que suba por tu espalda desde tu chakra raíz hacia tu plexo solar y que baje de nuevo por enfrente hacia el chakra raíz. Nota cómo se siente y la manera en que esta conexión pueda sentirse diferente de la del enlace del chakra raíz y el sexual.

Lentamente, comenzando siempre con tu chakra raíz, continúa hacia arriba y enlaza a él tu centro cardiaco, el del timo, el chakra de la garganta, el del entrecejo y el de la corona. Nota cada vez cómo se siente y las diferencias que sientes en relación a otras conexiones. Pon atención a las combinaciones que son fuertes y a las que son débiles, cuáles son más fáciles y cuáles son más difíciles de establecer.

Cuando hayas enlazado todos los chakras una vez, regresa a tus chakras raíz y sexual y enciéndelos como faros de forma que brillen hacia fuera de tu cuerpo. Siente que sus rayos se mezclan en un rayo unificado enfrente de ti.

Haz lo mismo con cada par de chakras –el raíz y el del plexo solar, el de la raíz y el cardiaco, el de la raíz y el del timo... Enciende todos los rayos y hazlos alumbrar hacia el afuera hasta que se mezclen en una sola luz, igual que lo hiciste con el chakra raíz y el sexual. Formúlate las mismas preguntas acerca de lo que sientes, la fuerza, los bloqueos y demás.

Cuando hayas hecho todas las conexiones y los hayas equilibrado tanto como puedas por el momento, siéntate tranquilamente en tu burbuja por un rato y siente que hay un circuito interno que conecta todos estos chakras viajando hacia arriba por la espalda y hacia abajo por el frente. Siente la energía circulando y siente tus chakras brillando.

Ahora lentamente apaga las luces y disuelve la burbuja.

 

EJERCICIO: Segunda parte

Cuando hayas realizado el ejercicio anterior varias veces y sientas que el circuito de enlace de los chakras funciona fluidamente, aquí hay un desarrollo posterior.

Moviéndote hacia arriba, trabaja para conectar el chakra sexual con todos los otros chakras. Después, en diferentes días, conecta el plexo solar con todos los demás chakras, y luego haz lo mismo con el chakra cardiaco y el resto de los chakras superiores.

Cuando hayas realizado este ejercicio ocho veces comenzando con cada uno de los chakras principales y conectándolos con todos los demás, estás listo para sentarte a jugar. Conecta el raíz con el corona, el sexual con el entrecejo, el timo con el raíz, el plexo solar con el corazón. Déjate bailar entre todos los chakras. Si alguno de los chakras se siente particularmente débil, puedes tratar de engancharlo con un chakra que parezca fuerte para ver si puede prestarle energía para equilibrarse. Cuando llegues a los capítulos sobre las adicciones particulares, es posible que quieras regresar a este ejercicio para trabajar con los chakras que hayan sido dañados debido a tus adicciones particulares.

 

Reparando los Chakras Dañados con Esencias y Piedras

En el primer libro hablamos de las esencias y de las piedras y de la forma en que ayudaban con los patrones adictivos. Estas herramientas de poder actúan en los cuerpos sutiles con mayor fortaleza y por eso varios de ellos son excelentes para reparar el daño que las adicciones causan en los cuerpos sutiles y en los chakras. Los ejercicios que se dieron aquí te han ayudado a determinar cuáles de tus propios chakras pueden haber resultado más dañados. Las dos tablas reproducidas a continuación muestran los chakras, las adicciones que les afectan más y las piedras, remedios y demás herramientas que ayudan a repararlos o fortalecerlos.

No todas las esencias enlistadas están descritas en este libro porque Donna no utiliza todas ellas en su trabajo. Puede ser útil leer la descripción completa de cada remedio en el libro de Gurudas: Flower Essences and Vibrational Healing (Ver el apartado de esencias de la bibliografía.) Adicionalmente puedes utilizar un péndulo para evaluar cuál de los remedios enlistados en un chakra determinado es mejor para ti, así como para ver con qué chakra debes trabajar en ese momento. También se sugieren ciertas piedras para fortalecer cada uno de los chakras. Hay diferentes libros que enumeran distintas piedras, pero éstas son las principales.

 

Chakras, adicciones y remedios para repararlos



Chakras y herramientas adicionales para repararlos

 

ADVERTENCIA:

Mantén esta información en perspectiva.

Todas las enfermedades físicas, incluida la adicción, tienen largas historias de desequilibrios mentales, emocionales y espirituales que las crearon y que comenzaron mucho antes de que el problema físico se manifestara. Nadie se enferma de la noche a la mañana y tampoco nadie se cura de la noche a la mañana.

Muchas personas buscan métodos de sanación alternativos porque se han desilusionado mucho de la medicina convencional y de los terapeutas convencionales. Desde el principio hemos visto el trabajo que compartimos en estos dos libros como algo que complementa los servicios sanitarios estándares de desintoxicación y los programas de recuperación. Aunque tu Ser Esencial sea espiritual, si lees este libro y piensas que puedes ayudarte únicamente con él, estarás siendo negligente con los aspectos mental, emocional y físico de quien tú eres y este enfoque se convertirá en una fuente adicional de desilusión.

Pero si ves todos los métodos disponibles para sanar tu adicción como diferentes estanterías de una ferretería puedes pasearte de arriba abajo probando herramientas hasta encontrar las que te sirvan mejor para el trabajo particular que necesitas a fin de recuperarte y renovar tu vida. Este libro contiene un juego de herramientas y esperamos que las encuentres útiles, pero recuerda buscar herramientas de otras clases cuando las necesites: el cuidado sanitario, las terapias y los grupos de autoayuda.

*Traducción del primer capítulo del libro: Cunningham, Danna y Andrew Ramer: Further dimensions of healing addictions, Cassandra Press, CA, USA, 1988.
Facebook
Compartir en Facebook
twitter
Compartir en Twitter
google+
Compartir
en Google+



VOLVER A CRECIMIENTO PERSONAL