siguenos en facebook siguenos en Google+ siguenos en Twitter 
 
 




Mas DIETAS

Dieta de las famosas de Hollywood
La última dieta de los famosos

La última dieta alta en proteínas de Hollywood, que ha ayudado a reducir la figura de la actriz Jennifer Aniston y la de la ex Spice Girl, Geri Halliwell, ganó la aprobación de científicos australianos, por encima de los regímenes convencionales.

Un estudio realizado por un destacado grupo de investigación australiano, la Organización de Investigación Científica e Industrial de la Mancomunidad británica, halló que la polémica dieta llevaba a una pérdida de peso más rápida que los programas tradicionales altos en carbohidratos.

El estudio realizado a 100 mujeres con sobrepeso, la mayoría a finales de sus 40, descubrió que las que siguieron una dieta baja en calorías y alta en proteínas perdieron seis kilos de grasa corporal en un período de doce semanas, mientras que las que siguieron una dieta baja en calorías y alta en carbohidratos perdieron sólo tres kilos.

"La dieta alta en proteínas y baja en calorías es efectiva y una alternativa perfectamente válida y segura para perder peso", dijo la experta en dietas de la organización, la doctora Manny Noakes, en un comunicado.

"Este estudio es significativo por la escasa investigación que se ha llevado a cabo en el área (...) el método alto en proteínas y bajo en grasa para perder peso ofrece ciertamente ventajas sobre dietas convencionales", agregó el comunicado al que tuvo acceso Reuters.

En el estudio de la organización, las mujeres con la dieta alta en proteínas comieron 200 gramos de carne roja sin grasa por la noche y 100 gramos de pollo o pescado a la hora del almuerzo así como productos lácteos bajos en calorías.

La dieta incluye algunos carbohidratos como fruta y pan.

En general la dieta alta en proteínas comprendía un 34 por ciento de proteínas, un 20 por ciento de grasa y un 46 por ciento de carbohidratos, mientras que la dieta alta en carbohidratos consistía en un 17 por ciento de proteínas, un 20 por ciento de grasa y un 63 por ciento de carbohidratos.

Noakes dijo que además de una pérdida de peso más rápida, la dieta alta en proteínas tenía otras ventajas.

Una de ellas es que es más fácil de mantener, ya que quienes adopten comer un trozo de carne roja, les dejaría más satisfecho y menos hambriento, mientras que el porcentaje de los que abandonaban la dieta alta en hidratos de carbono era tres veces superior.

"La dieta ayuda a estabilizar la producción de glucosa e insulina que puede ayudar a controlar el hambre", dijo.

Facebook
Compartir en Facebook
twitter
Compartir en Twitter
google+
Compartir
en Google+