CURSO DE FOTOGRAFIA
MANEJO DE LA CAMARA/ LA ABERTURA Y
LA PROFUNDIDAD DE CAMPO

INICIO

LA CAMARA PROFESIONAL

LA PELICULA EN COLOR

LA PELICULA B&N

LA VELOCIDAD DE OBTURACION

LA LONGITUD FOCAL

LA EXPOSICION

LA ILUMINACION ARTIFICIAL

Salvo en las cámaras automáticas la abertura del diafragma (el tamaño del orificio por el que pasa la luz) se regula mediante un anillo montado en el objetivo. Junto con la velocidad de obturación regula la cantidad de luz que recibe la película.

Las aberturas se indican en una escala f grabada en el disco de control y que representan fracciones de la longitud focal del objetivo. Una abertura f8 denota una abertura real ocho veces inferior a la normal. La escala sigue una secuencia normalizada que va desde f2 (o más) a f22 (o menos) pasando por 2,8, 4, 5,6, 8, 11 y 16. En cada posición entra la mitad de luz que en la anterior. La importancia de esta escala radica en que el cambio de un diafragma queda compensado por el de un paso de velocidad, manteniéndose constante la exposición. Si una exposición de 1/125 a f8 es correcta, también lo será a 1/60 a f11 ya que supone exponer una imagen de la mitad de luminosidad durante el doble de tiempo.

La variación de abertura ejerce otros efectos aparte del indicado. En particular, cambia la profundidad de campo, que es la zona situada delante y detrás del punto de foco en la que los objetos aparecen aceptablemente nítidos. La profundidad es mayor por detrás que por delante del foco.

Cuando la abertura aumenta la profundidad de campo disminuye.
Una abertura grande f2,8 y una distancia de enfoque corta dan una profundidad de campo pequeña.
Por el contrario la reducción de la abertura a f16 aumenta la profundidad de campo
.

Aprender a controlar la profundidad de campo mediante la abertura es muy importante en la técnica fotográfica ya que nos permite aislar al objeto de su entorno o no.