libros
Siguenos      

Gratis en tu PC 

 
Libros Gratis


 
Formarse ofrece a sus visitantes esta selección de links de descarga de libros para que puedas disfrutarlos!!!

Instrucciones:Para seguir los links de descarga hacer clik en los títulos.

Aviso Legal y
Política del Website

Poesias de Rafael Pombo-2

separador
LA POBRE VIEJECITA

Érase una viejecita 
sin nadita que comer 
sino carnes, frutas, dulces, 
tortas, huevos, pan y pez. 

Bebía caldo, chocolate, 
leche, vino, té y café, 
y la pobre no encontraba 
qué comer ni qué beber. 

Y esta vieja no tenía 
ni un ranchito en qué vivir 
fuera de una casa grande 
con su huerta y su jardín. 

Nadie, nadie la cuidaba 
sino Andrés y Juan y Gil 
y ocho criadas y dos pajes 
de librea y corbatín. 

Nunca tuvo en qué sentarse 
sino sillas y sofás 
con banquitos y cojines 
y resorte al espaldar. 

Ni otra cama que una grande 
más dorada que un altar, 
con colchón de blanda pluma, 
mucha seda y mucho holán. 

Y esta pobre viejecita 
cada año hasta su fin, 
tuvo un año más de vieja 
y uno menos que vivir. 

Y al mirarse en el espejo 
la espantaba siempre allí 
otra vieja de antiparras, 
papalina y peluquín. 

Y esta pobre viejecita 
no tenía qué vestir 
sino trajes de mil cortes 
y de telas mil y mil. 

Y a no ser por sus zapatos 
chanclas, botas y escarpín, 
descalcita por el suelo 
anduviera la infeliz. 

Apetito nunca tuvo 
acabando de comer, 
ni gozó salud completa 
cuando no se hallaba bien. 

Se murió de mal de arrugas, 
ya encorvada como un tres, 
y jamás volvió a quejarse 
ni de hambre ni de sed. 

Y esta pobre viejecita 
al morir no dejó más 
que onzas, joyas, tierras, casas, 
ocho gatos y un turpial. 

Duerma en paz, y Dios permita 
que logremos disfrutar 
las pobrezas de esta pobre 
y morir del mismo mal.

MIRRINGA MIRRONGA

Mirringa Mirronga, la gata candonga 
va a dar un convite jugando escondite, 
y quiere que todos los gatos y gatas 
no almuercen ratones ni cenen con ratas. 

"A ver mis anteojos, y pluma y tintero, 
y vamos poniendo las cartas primero. 
Que vengan las Fuñas y las Fanfarriñas, 
y Ñoño y Marroño y Tompo y sus niñas. 

"Ahora veamos qué tal la alacena. 
Hay pollo y pescado, ¡la cosa está buena! 
Y hay tortas y pollos y carnes sin grasa. 
¡Qué amable señora la dueña de casa! 

"Venid mis michitos Mirrín y Mirrón. 
Id volando al cuarto de mamá Fogón 
por ocho escudillas y cuatro bandejas 
que no estén rajadas, ni rotas ni viejas. 

"Venid mis michitos Mirrón y Mirrín, 
traed la canasta y el dindirindín, 
¡y zape, al mercado! que faltan lechugas 
y nabos y coles y arroz y tortuga. 

"Decid a mi amita que tengo visita, 
que no venga a verme, no sea que se enferme 
que mañana mismo devuelvo sus platos, 
que agradezco mucho y están muy baratos. 

"¡Cuidado, patitas, si el suelo me embarran 
¡Que quiten el polvo, que frieguen, que barran 
¡Las flores, la mesa, la sopa!... ¡Tilín! 
Ya llega la gente. ¡Jesús, qué trajín!". 

Llegaron en coche ya entrada la noche 
señores y damas, con muchas zalemas, 
en grande uniforme, de cola y de guante, 
con cuellos muy tiesos y frac elegante. 

Al cerrar la puerta Mirriña la tuerta 
en una cabriola se mordió la cola, 
mas olió el tocino y dijo "¡Miaao! 
¡Este es un banquete de pipiripao!" 

Con muy buenos modos sentáronse todos, 
tomaron la sopa y alzaron la copa; 
el pescado frito estaba exquisito 
y el pavo sin hueso era un embeleso. 

De todo les brinda Mirringa Mirronga: 
– "¿Le sirvo pechuga?" – "Como usted disponga, 
y yo a usted pescado, que está delicado". 
– "Pues tanto le peta, no gaste etiqueta: 
“Repita sin miedo". Y él dice: – "Concedo". 
Mas ¡ay! que una espina se le atasca indina, 
y Ñoña la hermosa que es habilidosa 
metiéndole el fuelle le dice: "¡Resuelle!" 

Mirriña a Cuca le golpeó en la nuca 
y pasó al instante la espina del diantre, 
sirvieron los postres y luego el café, 
y empezó la danza bailando un minué. 

Hubo vals, lanceros y polka y mazurca, 
y Tompo que estaba con máxima turca, 
enreda en las uñas el traje de Ñoña 
y ambos van al suelo y ella se desmoña. 

Maullaron de risa todos los danzantes 
y siguió el jaleo más alegre que antes, 
y gritó Mirringa: "¡Ya cerré la puerta! 
¡Mientras no amanezca, ninguno deserta!" 

Pero ¡qué desgracia! entró doña Engracia 
y armó un gatuperio un poquito serio 
dándoles chorizo de tío Pegadizo 
para que hagan cenas con tortas ajenas.



PASTORCITA

Pastorcita perdió sus ovejas 
¡y quién sabe por dónde andarán! 
-No te enfades, que oyeron tus quejas 
y ellas mismas bien pronto vendrán. 

Y no vendrán solas, que traerán sus colas, 
Y ovejas y colas gran fiesta darán. 
Pastorcita se queda dormida, 
Y soñando las oye balar. 

Se despierta y las llama enseguida, 
Y engañada se tiende a llorar. 
No llores, pastora, que niña que llora 
Bien pronto la oímos reír y cantar. 

Levantóse contenta, esperando 
Que ha de verlas bien presto quizás; 
Y las vio; mas dio un grito observando 
Que dejaron las colas detrás. 

Ay mis ovejitas ¡pobres raboncitas! 
¿dónde están mis colas? ¿no las veré más? 
Pero andando con todo el rebaño 
Otro grito una tarde soltó, 
Cuando un gajo de un viejo castaño 
Cargadito de colas halló. 

Secándose al viento, dos, tres, hasta ciento, 
Allí unas tras otra ¡colgadas las vio! 
Dio un suspiro y un golpe en la frente, 
Y ensayó cuanto pudo inventar, 
Miel, costura, variado ingrediente, 
Para tanto rabón remendar; 
Buscó la colita de cada ovejita 
Y al verlas como antes se puso a bailar.



separador
SIMóN EL BOBITO 

Simón el bobito llamó al pastelero: 
¡a ver los pasteles, los quiero probar! 
-Sí, repuso el otro, pero antes yo quiero 
ver ese cuartillo con que has de pagar. 
Buscó en los bolsillos el buen Simoncito 
y dijo: ¡de veras! no tengo ni unito. 

A Simón el bobito le gusta el pescado 
Y quiere volverse también pescador, 
Y pasa las horas sentado, sentado, 
Pescando en el balde de mamá Leonor. 

Hizo Simoncito un pastel de nieve 
Y a asar en las brasas hambriento lo echó, 
Pero el pastelito se deshizo en breve, 
Y apagó las brasas y nada comió. 

Simón vio unos cardos cargando viruelas 
Y dijo: -¡qué bueno! las voy a coger. 
Pero peor que agujas y puntas de espuelas 
Le hicieron brincar y silbar y morder. 

Se lavó con negro de embolar zapatos 
Porque su mamita no le dio jabón, 
Y cuando cazaban ratones los gatos 
Espantaba al gato gritando: ¡ratón! 

Ordeñando un día la vaca pintada 
Le apretó la cola en vez del pezón; 
Y ¡aquí de la vaca! le dio tal patada 
Que como un trompito bailó don Simón. 

Y cayó montado sobre la ternera 
Y doña ternera se enojó también 
Y ahí va otro brinco y otra pateadera 
Y dos revolcadas en un santiamén. 

Se montó en un burro que halló en el mercado 
Y a cazar venados alegre partió, 
Voló por las calles sin ver un venado, 
Rodó por las piedras y el asno se huyó. 

A comprar un lomo lo envió taita Lucio, 
Y él lo trajo a casa con gran precaución 
Colgado del rabo de un caballo rucio 
Para que llegase limpio y sabrosón. 

Empezando apenas a cuajarse el hielo 
Simón el bobito se fue a patinar, 
Cuando de repente se le rompe el suelo 
Y grita: ¡me ahogo! ¡vénganme a sacar! 

Trepándose a un árbol a robarse un nido, 
La pobre casita de un mirlo cantor, 
Desgájase el árbol, Simón da un chillido, 
Y cayó en un pozo de pésimo olor 

Ve un pato, le apunta, descarga el trabuco: 
Y volviendo a casa le dijo a papá: 
Taita yo no puedo matar pajaruco 
Porque cuando tiro se espanta y se va. 

Viendo una salsera llena de mostaza 
Se tomó un buen trago creyéndola miel, 
Y estuvo rabiando y echando babaza 
Con tamaña lengua y ojos de clavel. 

Vio un montón de tierra que estorbaba el paso 
Y unos preguntaban ¿qué haremos aquí? 
Bobos dijo el niño resolviendo el caso; 
Que abran un grande hoyo y la echen allí 

Lo enviaron por agua, y él fue volandito 
Llevando el cedazo para echarla en él 
Así que la traiga el buen Simoncito 
Seguirá su historia pintoresca y fiel.


Libro de Visitas Club de Lectores
  Compartir
Facebook
google+twitter

Ir a la Página Principal de Libros

Ir a la Página de Poesias

Suscríbete a Formarse. Un sitio para Crecer
 
Alojado en egrupos.net
 
Buscar en Formarse :  
 

Visita los contenidos principales de nuestra web www.formarse.com.ar

Profecías & Profetas

Crecimiento Personal Formarse Foro Documentales
Ecología Conspiraciones Pensamientos Positivos Ciencia & Ovnilogía
Religiones Paranormal Enigmas Oraciones
Salud Alternativa Inteligencia Emocional Libros Gratis Formarse TV