Oraciones
Siguenos  
 

Salmo 41

 

SALMO 41 (40)
ORACION DE UN ENFERMO ABANDONADO.

Enfermo, burlado, traicionado: así es el que dice esta oración. Tal vez lo conozcamos y esté a nuestro lado esperando consuelo.

2 Feliz el que cuida del débil y del pobre:
en el día malo Dios lo habrá de salvar.
3 El Señor lo protegerá,
dándole en esta tierra vida y felicidad.
¡Oh!, ¡no lo entregues a la saña de sus enemigos!
4 El Señor lo visita en su lecho de enfermo,
y le arregla la cama en la que languidece
5 Yo dije: Señor, apiádate de mí,
sáname, porque pequé contra ti.
6 Mis enemigos me desean lo peor:
"¡Cuándo morirá y se borrará su recuerdo?"
7 Si vienen a verme, hablan con falsedad,
recogen rumores y al salir los esparcen.
8 Mis enemigos cuchichean y calculan:
9 "Es algo grave lo que le sucede,
cayó a la cama para no levantarse."
10 Hasta mi amigo seguro
en el que yo confiaba,
que mi pan compartía,
me trata con desprecio.
11 Pero tú, Señor, ten piedad de mí
haz que me levante,
y les daré su merecido.
12 Que mis enemigos no canten victoria
y conoceré que te complaces en mí.
13 Oh Señor, me has fortalecido
porque no había falta en mí:
ahora me mantendrás de pie
en tu presencia para siempre.
14 ¡Bendito sea el Señor, Dios de Israel,
desde siempre y para siempre ! ¡Así sea!


 
Facebook
Compartir en Facebook
twitter
Compartir en Twitter
google+
Compartir
en Google+

       

 

Ver mas Oraciones