Paranormal

Siguenos  
 
 
A tumba abierta

A tumba abierta

Quizás sea el peor día para escribir este pequeño decálogo de las “buenas maneras” en el mundo de lo paranormal. Puede ser el fin de una trayectoria dedicada a los fenómenos extraños de más de una década pero a veces hay que arriesgarse y poner sobre el tapete todo aquello que todos sabemos y que ninguno o casi ninguno nos atrevemos a decir públicamente. Quizás sea el peor día para escribir esto aunque a favor tengo que decir que ya llevábamos mucho tiempo con esta loca idea que nos rondaba la cabeza, y digo “loca” ,por que nos puede condenar al ostracismo de la incomprensión e ignorancia en estos temas.
Es nuestra visión de un mundillo donde muchos papeles se han perdido...donde se está más preocupado de lo que hace el vecino que de la propia investigación. Cierto ,son muchos los investigadores, pero ¿quién investiga realmente? Ya nos sentimos cansados, nos apasionan estos temas pero sabemos verdades que deben de ser conocidas por todos nosotros y a favor de todos aquellos que vienen detrás nuestra, de las generaciones que nos relevarán , para que nuestros errores, nuestros fallos, nuestras equivocaciones y nuestra lucha prácticamente en solitario no sea la lucha de nuevas generaciones de investigadores... y si piensan actuar con la maldad que se va a relatar al menos que sepan que ,aunque parezca que no, estos locos que se llaman investigadores paranormales se dan cuenta de todo lo que sucede alrededor y dentro de este mundillo –de por poner un símil- de pollos, lumbres y cacharrería de cocina con tufillo de guiso bien aderezado, aunque siempre queda el mal sabor de boca de un fondo espeso, mal removido y un poco churruscado, el cual llega a amargar el paladar y la existencia a más de uno de los que se arriman a este caldero y quieren sacar tajada o cucharada además de chorrearse de pringues...

  Corría el año 2000, eran sus postrimerías y tanto Rafael Cabello como el que esto les escribe nos decidimos a realizar un experimento radiofónico a nivel sociológico. Queríamos demostrar cuán crédula es la gente y como unos cuantos de vividores se pueden montar en el dólar a poco que lo plantee bien y sepa cubrirse de ese halo de gloria y misterio al 50% que tanto magnetiza a la gente. Con la colaboración de un amigo al que hicimos pasar por un vidente y en antena desde un programa de radio local de Sevilla (“Frontera Desconocida” en SEVILLA FM Radio) hicimos el debut del “Profeta de la Pampa”. Sus métodos adivinatorios se salían de todos los cánones conocidos hasta ese momento, a tal punto que su actuación totalmente improvisada iba ganando adeptos y gentes en lista de espera para entrar en directo y preguntarle soluciones a sus necesidades más perentorias. Sin más, este “experimentador y embaucador”, no utilizaba runas, bolas, cartas, tarot, velas, agua, aceite, etc., este Santo parlanchín profetizaba sus iluminadas visiones utilizando guindillas secas.., “SI ...SI... guindillas de las que pican y se usan en la cocina para aderezar los guiso del que antes comentábamos”. Sólo con una guindilla en la palma de su mano y espachurrándolas, a la vez que entre dientes hacía un rezo imposible de entender. Según quedaban las pepitas y sus trozos sobre la palma de la mano comentaba al radioyente las alegrías y tristezas que se le venían encima al desdichado del turno de preguntas. La centralita tras la actuación se caía de llamadas... si hubiera sido un 906 nos hubiéramos forrado literalmente. Toda la audiencia cayó en la simple experiencia tejida por estos dos investigadores, desgraciadamente, simple pero efectivo.

Asqueados por la cantidad de 906 que encubren a todos los vividores y embaucadores de estos temas con “grandes gabinetes” de “investigación” ,decidimos ahondar en el problema, en las causas por las que había tanto caradura en estos temas. Y comenzamos por lo más fácil, hacer zapping en la televisión y ver como el panorama era desolador, se contaban por legión la de emisoras de prestigio que a determinadas horas emitía al vidente de turno y su gabinete tras su 906... La radio , podéis hacer la experiencia, es igual... Pero fuimos más allá y le echamos un vistazo a las revistas del género que en estos temas nos ocupan, las tres grandes (Más Allá, Enigmas y Año Cero), y comprobamos como los intereses editoriales se imponen a los criterios de los directores –excelentes profesionales- y todo aquello que criticamos duramente por saber que se trata de un saca-cuartos y un engaña-personas con ánimos de creer en algo o simplemente algo tan triste como buscar esperanza a una enfermedad, una mala situación o simplemente prepararse para el final... es lamentable y doloroso, ver como respaldados por grandes nombres de directivos e investigadores aparecen los “mejores videntes de habla hispana”, los mismos que fueron en estas mismas revistas tachados de todo menos de adivinos. Aquello contra lo que estamos en contra muchos de nosotros ocupaba un tercio o fracciones de un tercio de las revistas. Era y resulta paradójico...luchando contra la ignorancia y la ignorancia la teníamos dentro... Quizás fue una de las razones que cada vez nos impulsaban a emitir un grito desesperado de estas situaciones, aunque esto es sólo el comienzo de esta historia. Evidentemente los directores de Revistas, Radio o TV, tienen una directriz de rentabilidad y la publicidad es una buena vía de ingresos aunque ello signifique ir en contra de lo que pienses, reste espacio a los artículos, entrevistas o documentales más interesantes o que se demuestre la paradoja de que critico esta especie de locura colectiva “videncial” y en cambio te saturo la emisora de estos farsantes...El panorama es desolador. Sólo ese –de momento- paraíso llamado “internet” parece librarse de momento de esta mala plaga (en las revistas de investigación no hay este tipo de publicidad) que representa el fenómeno de la falsa videncia, del glamour del “Tómbola”, “Qué me dices” y tanto showman que se amparan en la fe y esperanzas de las personas para asestar un duro golpe a la credibilidad de estos temas, tener su momento de gloria y conseguir una fama que lo llevara al sueño dorado del rey Midas...

Lo más triste es engañar la fe, las esperanzas de las personas, personas con enfermedades, en situaciones límites o al borde de la muerte. Veía con desolación y pavor hace unos meses el programa emitido por Tele 5 en el que se desenmascaraba a Andrés Ballesteros ,el sanador malagueño, por parte del –para nosotros- mejor investigador de España. Y lo peor: la madre granadina que se le fue un hijo con una enfermedad incurable ya que tras visitar la consulta de popular sanador este afirmó que se fuera tranquila que su hijo ya estaba curado... la madre no hizo nada y el chico se murió (moraleja: “si te quieres morir pronto échale cuenta al sanador tonto...”) .¿Podemos seguir consintiendo este tipo de abusos o es hora de decir BASTA y denunciar todos estos temas que en mayor o menor medida son fraudulentos? ¡YA ESTÁ BIEN!, tengan Humanidad.


Ejemplo de avisos en revistas y prensa
Muchos de estos golfos se esconden tras rimbombantes nombres de gabinetes especializados y la siempre buena recomendación titulada o titulación en Parapsicología. ¿Cuántos Parapsicólogos verdaderos hay en España? Respuesta: se pueden contar con los dedos de una mano y sobran cinco dedos...Sencillamente no hay ninguno y sin embargo ¿cuántas veces nos han vendido a alguien como auténtico parapsicólogo? ¿Cuántas veces vamos a caer en el mismo error?

Evidentemente hay muchas sociedades adscritas a entidades de Parapsicología pero con titulados reales en

Parapsicología por una de las cuatro o cinco universidades en el mundo que tienen un departamento o gabinete siento decir que absolutamente nadie.

Mucha imagen, muchas historias, mucha palabrería y al final nada..., es la historia negra de estos temas y ejemplos de ello estamos viendo todos los días, por desgracia. Muchos de estos sinvergüenzas que hoy se pavonean de radio en radio, de revista en revista, de boletín en boletín o de cadena de televisión en televisión no son nadie, sólo gente que han hecho de este mundillo una sutil forma de vida, una sutil forma de vida que les reporta popularidad y dinero y eso parece que en nuestro mundo de hoy lo es todo... los valores quedaron aparcados en el parking del olvido, sociedad con prisas, deshumanizada y a veces de poca fe.

¿Cuántas veces hemos cogido un “Más Allá”, un “Enigmas”, un “Año Cero” u otra revista comercial y tras ojearla hemos dicho: ”acabo de tirar 500 pelas”...? Yo muchas, y no por que no nos interese lo que en ella ,a veces, se escribe. Se debe de cubrir todos los campos, y eso es difícil , cubrir a todos los lectores SI pero NO sacrifiquemos la calidad que tuvieron en pro de la hiper-rentabilidad. No quememos a los lectores con treinta páginas de publicidad o inserciones de la misma, grandes fotos, artículos vacíos, publirreportajes encubiertos y démosles lo que piden : una revista interesante, inteligente, seria, con buenos temas en parapsicología, misterios , OVNIs y todo lo demás, pero no cansemos a ese ilusionado comprador que llega cargado de emociones al kiosco a comprar SU revista y ve desmoronada sus ilusiones como un castillo de naipes al primer vistazo... y todo ello en pro de esos mismos que muchos criticamos ,con razón, pero que parece nadie ser capaz de gritárselo. Hace tiempo que Rafael y yo, renunciamos a escribir en estas revistas, a las que me une magníficas amistades como con mi –para mi- buen Amigo Javier Sierra (hoy me tienes que perdonar, pero estamos cansados y aburridos) pero que a veces no se puede reprimir uno y tiene que decir lo que realmente piensa: “me recortan los artículos pero la bruja de turno ahí sigue a toda página y en toda su amplitud...¡joder! lo que debe de estar pagando” .Es sólo una parte de culpa de todo este conflicto al que creemos que todos llegamos algún día...”¿seguimos calladitos o decimos lo que sentimos?”, nosotros hemos optado por lo segundo.

Es fácil estar en armonía con todos, sólo tienes que decirles lo que quieren oir, pero esa actitud es hipócrita y la Verdad, hemos descubierto, que es decir lo que uno siente sin complejos, de la mejor forma posible, una vez analizado objetiva y críticamente un tema y siendo muy sincero comenzando por uno mismo. Puede que no haya llegado al final del camino pero me quedo con este nuestro descubrimiento.

No hace más de un año que comenzamos la aventura y hoy llega al final, en el camino han quedado muchas aventuras y desventuras, algunos amigos que nos decían que escribir esto era nuestro suicidio en estos temas y otros, los incondicionales, estando a nuestro lado por qué después de todos estos temas, antes diría yo, están los amigos y sus nobles sentimientos. Comenzamos a analizar las razones por las que había tanto parapsicólogos sueltos y su origen académico...los resultados: desoladores.

En España hay más “parapsicólogos” qué albañiles (con todos nuestros respetos a estos artistas del gotelé) . En Sevilla, uno de los objetos de nuestro estudio no es difícil encontrar a determinados individuos, sin demasiados escrúpulos, que se esconden detrás de un fingido título de esta rama: “Francisco Conde –Parapsicólogo”. Metidos en profundidad descubrimos que Paco Conde se ha inventado la titulación... pero su clientela parece no tener en cuenta ese detalle..., a veces una gran placa en el portal de una casa dice más que las palabras del que estudia estos temas... Paco Conde, Luisa Ponce, Carlos Rodríguez, Israel Santos... y una larguísima lista de especialistas y titulados en parapsicología que se dedican realmente a la videncia y que no han visto un manual de parapsicología ni por mapas...

En la radio proliferan también aquellos que tras un “título” de parapsicología tratan de simplemente hacer su Agosto... simples cartomantes, lee-bolas, pozos de café... y lo peor es que gozan de la popularidad y respeto de los oyentes. Algún que otro “parapsicólogo” o presidente de sociedad, grupo, etc..., que hábilmente ha sido presentado y hoy, gracias a su deslumbrante título y otorgamiento de menciones honoríficas , tiene un espacio para hablar “acreditadamente” de estos temas con conocimientos de risa...

Pero, ¿de donde sacan esos títulos? Esa era una de las preguntas que ya ha obtenido algunas respuestas: en sociedades que otorgan el título de Parapsicología a diestro y siniestro por el sólo hecho de pertenecer a ese grupo en cuestión y adorar a su presidente, teóricos reputados que dicen ser parapsicólogos y con potestad de otorgar títulos que lo conceden sin demasiados miramientos, ¿qué valor tienen estos títulos? NINGUNO. Otros, simplemente, se inventan el título y ¡a estafar...! De entre todo este follón de titulitis, aparecen todos los veranos “como los mosquitos” sobre todo en las grandes ciudades españolas, los Masters de Parapsicología y Paraciencias auspiciados por “renombradas desconocidas” Universidades que no están si quiera registradas en el Ministerio correspondiente.

Fue precisamente un día leyendo una revista del sector (Más Allá) cuando después de contabilizar con preocupación la publicidad de estos encantadores de masas, mi compañero Rafael Cabello y yo, decidimos sondear todas las asociaciones y sociedades o entidades que ofrecían masters, cursos y titulación en Parapsicología, y así comenzó esta experiencia que nos costaría tiempo, dinero y alguna que otra sorpresa...

Es curioso como después de escribir a todos los anunciantes en las revistas más punteras del tema íbamos obteniendo respuestas de lo más sorpresivo.


Un ejemplo más de los avisos de "Parapsicólogos"

Mientras que la mayoría nos admitían en sus cursos mostrándonos las bondades de sus estudios y las ventajas de ser titulado en la rama elegida –eso si, sólo con su centro de estudios...- además de lo que nos iba a costar, otros no contestaron y muy pocos de ellos contestaron: “creemos que Vd., está lo suficientemente preparado en esta rama como para precisar de nuestro apoyo didáctico y nuestras enseñanzas”. Evidentemente nos inscribimos con nuestros auténticos nombres y apellidos y algunos está circunstancia no la pasó por alto.

El primer centro estudiado fue la Escuela de Ciencias Parapsicológicas de Sevilla donde nos ofrecían un curso en Parapsicología con posterior acreditación académica, si formalizabas la petición de diploma y registro. El curso fue una auténtica decepción –cosa que esperábamos- , orientado más a la cartomancia y al esoterismo que a la auténtica parapsicología con todos sus campos de estudio. En un día no se puede dar todo ese Saber. Eso si, era una buena vía para “aprender un poco” de tarot y runas, luego..., con tu diploma debajo del brazo –previo pago- montar tu consulta en casa donde en una placa debajo de tu nombre pusiera: Parapsicólogo. Precio total = 5000 ptas (30 €).

No andaba a la saga, en este tipo de minicursillos, la Academia de Estudios Paranormales de Sevilla. Esta vez nos ofrecían otro mini-cursillo ,de dos horas, con posterior charla de un “autentico” Parapsicólogo (Juan Álvarez) afiliado a las más prestigiosas entidades de estos temas. Al final de la charla se entregaba el pertinente tributo a la causa paranormal a cambio del reenvío vía postal del prestigioso diploma acreditativo que otorgaba la Academia y que era apto para Europa (NO España) y Estados Unidos. Precio total = 7500 ptas (45,07 €).

Salimos de la ciudad hispalense y nos trasladamos a la ciudad Condal. Allí la Facultad Libre de Altos Estudios Paracientíficos (FLAEPA) ó también denominada inicialmente como Escuela Superior de Ciencias Alternativas de Vanguardia (?) nos ofrecía un curso becado para poder estudiar y posteriormente, si se deseaba, ejercer tituladamente la profesión en parapsicología. El curso tenía una duración de un año al final del cual se realizaba un examen y te otorgaban el título, e incluso lo enviaban a casa por una módica cantidad. El curso viene/venía a salir en unas 3700 Ptas. por entrega, es decir unas 44000 Ptas. más el posterior diploma montaba una cifra total de 47000 Ptas. ó lo que es lo mismo 282,475 € .Ese era/es el precio del preciado botín... El curso en si es deprimente, se eligió el nivel básico y muy muy muy básico es lo que ofrecían, lo mínimo en nociones de parapsicología y muy anticuado, muy muy anticuado. Las entregas las componía manuales y cintas de los cursos de Parapsicología del “Profesor” D´arbó de hace ya tantos años. Entregas que prácticamente alternaban manuales fotocopiados (de dudosa calidad y mal grapeados) de estas enseñanzas con la cintas de audio de antaño remasterizadas (de calidad media y dicción pausadísima) a cintas con la leyenda de la nueva entidad, ni más ni menos...entre entregas obsequiaban con un péndulo -que no era más que una cuenta de vidrio de lámpara unida a un cordoncillo o cadenita dorada y un juego de cartas Zener...- Eso es todo. El examen, con este nivel, no podía ser mucho más allá de lo que entregaban y al final: el diploma previo pago más gastos de envío por paquete azul... Otro engaño –al menos así se siente uno- tras la parafernalia de una importante sociedad avalada por, en teoría, nombres con mucho lustre. Precio del curso: 47000 Ptas. (282,5 €).

Al final el título estaba adscrito a la Open University of Advanced Sciences (EE.UU.), Asociación Nacional de Medicina Cuántica Neurociencias y Bioenergéticas (España), Centro Nacional de Especialidades Parapsicológicas (Venezuela) ,Asociación Mundial de Hipnosis y Neuroprogramación (México), Instituto Latino Americano de Parapsicología Paranormal (México) y el Instituto de Ciencias Parapsicológicas hispano-Americano de Florida en Estados Unidos contando entre su cuerpo de “asesores” con nombres como Enrique de Vicente, Alfonso Galeano, José Garrido o Juan Tintó entre otros.

Me recordaba a la desprestigiada Sociedad “Andrómeda” de Sevilla ,entre los que se nombraba miembros de honor a medio Colegio de Médicos de Sevilla pero que luego nadie quisiera saber nada del tema, era un bonito trozo de papel colgado de la pared ,un entorchado más y que de pasó daba caché a la Sociedad al nombrarlos como sus miembros. Llamémoslo como: una increíble campaña de imagen en busca del rápido prestigio y de ver prestigiado y “respaldado” el nombre de la sociedad o entidad de turno con la presencia de tan ilustre cuerpo de galenos o lo que sea de turno –es aplicable a otras “seria” entidades que usan esta misma fórmula-. Mucha imagen, físicamente una o ninguna persona (todas salidas de peleas con su Sr. Profesor y Presidente Horroris Casual o Parasitólogo de turno...) y pocas o menos acciones...

Lo que en ninguna de las entidades estudiadas vimos la participación y homologación por parte de Universidades extranjeras como la de Utrech en Holanda, la de Roma en Italia, Edimburgo en Escocia, John F. Kennedy en Buenos Aires, Argentina, o la de Princeton en Estados Unidos... de estas ni rastro, pese a ser de las pocas que realmente gozan de gabinetes de estudio y Parapsicología admitidos a titulo de experiencia piloto en las referidas . El resto, por mucho que nos lo quieran poner con aires de seriedad sólo son nombres muy auditivos pero de escaso valor.

Hubo otros cursos en nuestro estudio pero con menos pretensiones de engañar la buena voluntad de las personas y si con más ánimos de informar y divulgar estos temas. Entre ellos contamos el curso del S.E.I.P. de Pedro Amorós, amplísimamente publicitado a través del correo eléctrónico , y cuya pesadez publicitaria exasperó los ánimos de más de un internauta que lo recriminó abiertamente.

EDIT-99 de Getafe también incluye entre sus argumentos de venta un CD-ROM interactivo con otro curso de introducción a la Parapsicología. Junto con el S.E.I.P. ,aquí si hay más ánimos de informar que de engañar a nadie, ya que de hecho, sólo te ofrecen su curso con su precio, nada más y sin pretensiones de titulitis.

Otras opciones libres y gratuitas las encontramos en Internet con cursos de buen desarrollo, moderno y actual que no tratan más que de aportar datos de interés a estos temas al módico precio del coste de la conexión a la Red, o sea, nada adicional al bolsillo. Sólo hay que saber buscar en la Red para dar con ellos.

Una vez obtenida la titulación por estos diferentes medios –quién ha querido respaldar su “oficio” con algún papel- todo está dispuesto para instalar en casa una bonita consulta de ocultismo, esoterismo, tarot, videncia, zahorismo, etc...hacer la pertinente campaña publicitaria –quién puede-, divulgar la noticia por el vecindario y a esperar que piquen, la voz se correrá como un reguero de pólvora y en pocas semanas en la consulta no cabrá ni un alfiler. A una media de veinte personas diarias a 30 € el cliente hacen la bonita suma de 600 € diarios y al mes una suculenta cifra que hacen de esto una sutil forma de vida. Hagan cuentas...

Puede que con suerte alguna emisora de radio contacte con el “parapsicólogo” de turno y decida ficharlo y presentarlo en su frecuencia como el Maradona de la Parapsicología, como en nuestro caso el “Profeta de la Pampa”. La gente caerá rendida a sus pies y en poco tiempo será una celebridad radiofónica... si usa bata y es un poco excéntrico cualquier televisión con un programa basura le echará el ojo y en poco tiempo andará por “Crónicas Marcianas” o cualquier otro haciendo las delicias de los rankings de audiencia sin temor al ridículo y amasando una fortuna que un ciudadano de a pie no ganaría ni en dos vidas que viviera. De ser un pardillo interesado en estos temas ha pasado a ser una “celebridad” con dinero, en menos tiempo del que había pensado y en menos tiempo en el que tu hermano, tu amigo, tu novia, un familiar o cualquiera estudia una carrera, busca trabajo, le mal pagan y trata de llevar una vida digna...


Ejemplos de números 906 y más...
Son estos mismos los que en cualquier emisora se permiten el lujo de aconsejar al oyente sobre su familia, su dinero, sus enfermedades o sus sentimientos, los mismos que con sus consejos pueden causar un daño irreparable...

Escuchen con atención un día la radio y comprueben como el oyente abre su alma y abraza los consejos que les da el “vidente” de turno, sabiendo de antemano que muchos de ellos afirman ser parapsicólogos y esconderse tras el 906.

Es una mala plaga, en Sevilla en el dial de FM, se ha pasado de cadenas que intentaban competir con sus iguales a ser tomada por un desembarco de cartomantes con mucho de palabra y muy poco de papeles. La historia se repite emisora por emisora y cadena por cadena, ya nos es raro ver en “Tómbola”, “Moros y Cristianos” o en “Aquí se discute” al que dice tener poderes y defender estos temas cuando en realidad su “defensa” (su defensa no es más que acudir al espacio televisivo y obtener la publicidad para su persona) le está haciendo un daño irreparable, un desprestigio atroz y una vergüenza para los que amamos la seriedad en estos temas.


Grave error lo de las Cadenas de televisión , las poderosas, que hacen un programa de debate, un programa que pretende falsamente ser serio sobre todo esto e invita junto a reputados señores –cuando los invita- de estos temas a otros reputados vividores que pasan a tomar la iniciativa con su desvergüenza y tratar de exponer unos conocimientos que no tienen siendo el motivo de burlas y sátiras del que critica estos temas y los pone de ejemplo que lo que es este mundillo, falso ejemplo por supuesto, pero es descrédito y el desprestigio comienza siempre por algún sitio. Son estos programas los que siembran de polémica y basura nuestros temas. ¿Por qué motivos no hay un programa de debate auténtico con pocos señores y todos muy acreditados que hablen de estos temas? ¿Por qué en emisoras digitales existen y en las de masas estos programas nos son desconocidos prácticamente? ¿Por qué motivos los investigadores rechazamos programas y viajes pagados para hacer un circo de estos temas en cualquier emisora de TV nacional? ¿Por qué sabemos que si acudimos a ese programa el desprestigio será para nosotros y que allí se establece una competición de gritos más que de conocimientos? ¿Por qué no se equilibra la balanza y por cada vidente que ocupa una hora de espacio televisivo o radiofónico de estos temas hay otro de pura investigación y divulgación parapsicológica o paranormal? Quizás por qué nuestros temas no venden tanto... ¿Por qué las revistas un buen día no se plantean volver a sus raíces y publicar más información y menos publicidad vacía y paradójica que sólo sirve para verter agrias críticas contra esas revistas un mes tras otro? ¿Por qué hay tantos señores ,con tanta hambre por alimentar su ego y su megalomanía, que no dudan en mentir e inventarse títulos que llegado el momento no son capaces de acreditar cayendo en el ostracismo pero con la polémica y descrédito nacional que luego recae indirectamente y como mal ejemplo en nuestros temas (por aquello de que la gente cree que todos somos así, y sabemos que muchos lo piensan)? ¿Cuánto tiempo hay que estar aguantando todo esto que todos sabemos pero que parece que nadie es capaz de decir? ¿Cuántas sociedades conocemos en las que no se mueve un dedo a nivel de teoría o investigación y sin embargo tiene socios sembrados por todo el territorio nacional?

Asociaciones que no hacen nada pero que se distinguen por tener corresponsales en medio país, gabinetes de investigación parapsicológicas o ufológicas, muchos directivos y presidentes y luego te das cuentas de que hay muchos jefes y muy pocos indios... Asociaciones, entidades, grupos y sociedades que se matan por figurar a costa de quién sea, de salir en la foto, de “cazar” al famoso escritor y capturar ,fetichistamente ,el momento ,la palabra y la letra para luego mostrarlo triunfalmente al grupo...gente en su mayoría que cuando investiga y divulga el fruto de sus primeras investigaciones tras la cortina de imagen son vacías, malas, carentes de datos y ciencia y un cúmulo de despropósitos difícilmente igualable. Gente que ha vivido mucho tiempo en las nubes, tras el cómodo colchón de las “presidencias” grupales y las montañas de bonitas palabras e intercambios de e-mail con otros grupos contando falsas batallitas que incrementen aún más la falsa imagen ya preconcebida. Gente que por no reconocer su nulidad de conocimientos, en una muestra de arrogancia, prepotencia, miedo a la verdad o simplemente supervaloración, se presentan a dar charlas pero sin que le saquen del camino marcado ya que no hay más conocimientos que el de la chuleta sacada a prisa y sin detenimiento de cualquier libro clásico del tema en cuestión. A todos estos melones se les cala llámese como quiera llamárseles... ¿conoceis a alguno? Seguro que sí, aquí en Sevilla tenemos buenos y claros ejemplos. En otras parte de este país sabemos que también.

Atrás quedó mucho tiempo y mucho dinero dedicado a este estudio, mucho dinero mal invertido a posta para configurarnos una visión objetiva de lo que hay en estos temas –que ya lo sabíamos pero que había que constatar-. El objeto de nuestro estudio ha sido consultar y estudiar la problemática , el vacío legal existente en torno a todos los que viven alrededor y en estos temas a expensas de una titulación -con poco valor o inexistentes- y de la vía de su proliferación ,directa e indirecta, así como su auge. En este informe se han abierto algunos caminos, sólo esperamos que sean otros muchos los que nos sigan y entre todos armemos ese organigrama maldito que daña diaria e irreparablemente a estos nuestros temas tras el escudo de palabras y falsas titulaciones y diplomaturas de una aspirante a disciplina científica llamada PARAPSICOLOGÍA.
Facebook
Compartir en Facebook
twitter
Compartir en Twitter
google+
Compartir
en Google+



VOLVER A PARANORMAL