Siguenos  
Plantas medicinales




Antienvejecimiento

Arándano (Vaccinium myrtillus L.)
Mejorar la microcirculación
El arándano es un arbusto que crece en las zonas montañosas. Su fruto una baya de color negro azulado, contienen antocianósidos y taninos que mejoran la microcirculación. Está indicado en caso de hemeralopía (reducción de la visión ante una iluminación intensa) o cualquier otro transtorno de las arterias de los ojos. Son un remedio ideal para las personas que han de conducir durante la noche, cuando la agudeza visual suele disminuir. Además, el arándano permite que los ojos se recuperen después de una intensa jornada de trabajo. Gracias a su beneficiosa acción sobre la microcirculación, se produce una atenuación de las pequeñas venas que aparecen en la cara (fundamentalmente en torno a la nariz y mejillas). Dicha alteración es conocida con el nombre de cuperosis.

Indicaciónes terapéuticas: Hemeralopía, miopía y retinitis (mejora de la visión). Fragilidad capilar (cuperosis) Microcirculación (mejora de la audición, visión)

Posología recomendada: 1 a 2 cápsulas (de 280 mg) en desayuno, comida y cena con un vaso de agua.

Ginkgo (Ginkgo biloba L.)
Mejorar el riego cerebral
Originario de China y Japon el ginkgo es un árbol legendario que ha resistido a las contaminaciones mas graves del siglo XX, en particular a la bomba atómica e Hiroshima. Los Flavomoides de sus hojas ejercen una importante acción antioxidante que permite capturar los radicales libres a nivel retiniano y cerebral. El ginkgo regula la permeabilidad capilar, es vasodilatador y disminuye la viscosidad sanguínea. Ejerce un efecto beneficioso en las insuficiencias arteriales periféricas. Es un eficáz tratamiento del envejecimiento cerebral, pues mejora la memoria y la atención por estimulación de la síntesis de dopamina. Su acción sobre la neurotransmisión sensorial ayuda a tratar los problemas de equilibrio.



Indicaciones terapéuticas: Trastornos circulatorios cerebrales (pérdida de memoria, vértigos) Trastornos circulatorios periféricos (claudicación intermitente, temblores y arteritis) Envejecimiento: antirradicales libres.

Posología recomendada: 2 cápsulas (de 180 mg) en desayuno, comida y cena con un vaso de agua.Se puede aumentar la dosis a 3 cápsulas por toma si fuera necesario.

Aceite de germen de trigo (Triticum sativum)
Fuente de vitamina E
El germen de trigo constituye la parte "viva" del grano y contiene todos los constituyentes necesarios para el crecimiento de la planta futura. Es por si mismo, un alimento casi completo. El germen de trigo es una fuente natural de vitamina E, uno de los antioxidantes mas potentes. La actuación de los antioxidantes a nivel del organismo se traduce en la protección de las células frente a la posible agresión de los radicales libres. El germen de trigo contiene, además, ácidos grasos esenciales, lo que hace de él un buen complemento alimentario.

Consejos de utilización: 2 cápsulas (de 400 mg) en desayuno y cena con un vaso de agua

Regresar a Inicio Plantas Medicinales

Facebook
Compartir en Facebook
twitter
Compartir en Twitter
google+
Compartir
en Google+