siguenos en facebook siguenos en Google+ siguenos en Twitter 
 
Plantas medicinales




Tensión Colesterol

Ajo (allium sativum L.)
El gran remedio de la hipertensión
Originario de las estepas de Asia central, el ajo era ya considerado por los primeros egipcios como un alimento fundamental en su alimentación. Desde entonces, la medicina moderna ha demostrado científicamente sus virtudes como vermífugo, antiséptico e hipotensor. Su acción terapéutica está ligada a la presencia de aliína. El ajo presenta una actividad hipocolesterolemiante: desciende el nivel de colesterol y de los trigliséridos sanguíneos. Previene la arteriosclerosis, aumentando el nivel de HDL (colesterol bueno). El ajo tiene además, un importante efecto desinfectante sobre el intestino. En la actualidad el ajo se utiliza principalmente por su efecto hipotensor. La utilización del polvo total de ajo en cápsulas presenta una doble ventaja: Prevenir el mal aliento producido por su consumo y potenciar su acción al evitar la degradación de la aliína por los jugos digestivos.

Indicaciones terapéuticas: Hipertensión, prevenciones de accidentes vasculares. Arteriosclerosis. Antiséptico intestinal y vermífugo.

Posología recomendada: 2 cápsulas (de 330mg) en desayuno y cena con un vaso de agua.

Cromo
Regula el metabolismo
El cromo es un mineral que está ausente en los alimentos de origen marino. Por el contrario se encuentra abundantemente en los productos procedentes de la tierra como la fruta, las verduras, los productos lácteos, las carnes y en un menor grado la cerveza y el vino.Ahoara bien los aportes realizados através de estos productos varían por la riqueza de las tierras de cultivo y las técnicas agrícolas empleadas. Al tratarse de un oligoelemento su presencia es indispensable para el organismo pues regula el metabolismo de los azúcares y actúa sobre el control de la absorción de glúcidos y de la secreción de insulina favoreciendo el paso de los glúcidos al interior de las célula. En caso de dietas deficitarias especialmente en edades avanzadas, pueden realizarse aportes complementarios para compensar las carencias alimenticias.

Consejos de utilización: 2 cápsulas (conteniendo 100 µg de cromo) en la comida principal con un vaso de agua.

Gugulón (Commiphora mukul Engl.)
Regula el nivel del colesterol
El gugulón es una goma oleaginosa que se extrae de un arbusto originario de India, Pakistán y bangladesh. Para su extracción se realizan una serie de incisiones en el tronco.Una vez recogido el exudado resinoso, se deja secar para su posterior fragmentación. La medición ayurvédica (medicina tradicional indú) atribuye al gugulón interesantes propiedades hipolipidénicas. Numerosos ensayos clínicos han puesto de manifiesto que el gugulón hace disminuir los lípidos totales, los triglicéridos y el colesterol, además de mejorar claramente el estado cardíaco. Por este motivo, se puede utilizar eficazmente en la prevención de la arteriosclerosis. Por su acción sobre la eliminación de los lípidos, el gugulón también puede utilizarse como coadyuvante en el tratamiento de la obesidad.



 

Indicaciones terapéuticas: Exceso de colesterol y de triglicéridos (riesgo de arteriosclerosis y flebitis). Coadyuvante en regímenes de adelgazamiento.

Posología recomendada: 1 a 2 cápsulas (de 340 mg) en desayuno, comida y cena con un vaso de agua.

Lecitina de soja
Un alimento tradicional
La soja es una planta originaria de China introducida en Europa en el siglo XVIII. Sus semillas son muy ricas en prótidos y lípidos. De ellas se extrae, por simple presión, un líquido espeso al que se somete a decantación para separar el aceite y la lecitina. Estudiada en forma aislada la lecitina ayuda a mantener en suspensión el colesterol presente en la sangre, impidiendo que se deposite en las paredes arteriales y venosas. La lecitina forma también parte de la estructura de las paredes celulares y aporta 2 antioxidantes importantes: Las vitaminas A y E, además de fósforo.

Consejos de utilización: 2 cápsulas (de 400 mg) en desayuno y cena con un vaso de agua. Se puede aumentar la dosis a 3 cápsulas por toma si fuera necesario.

Olivo (Olea europaea L.)
Combatir hipertensión y colesterol
Esta árbol mediterráneo nunca acabará de sernos útil. Además de obsequiarnos con sus deliciosas aceitunas y su exquisito aceite, el olivo encierra importantes propiedades terapéuticas. Gracias a sus propiedades diuréticas las hojas del olivo resultan de interés en el tratamiento de la hipertensión y de las palpitaciones cardíacas. Actúan sobre el corazón como el espino albar y se pueden utilizar como calmante y sedante. Las últimas investigaciones llevadas a cabo por los laboratorios han puesto de manifiesto su acción sobre el colesterol, por lo que se recomienda en la prevención de la arteriosclerosis y sus complicaciones.

Indicaciones terapéuticas: Hipertensión. Alteraciones circulatorias leves.

Posología recomendada: 1 a 2 cápsulas (de 210 mg) en desayuno, comida y cena con un vaso de agua.

Regresar a Inicio Plantas Medicinales


Facebook
Compartir en Facebook
twitter
Compartir en Twitter
google+
Compartir
en Google+