Religiones
siguenos en facebook siguenos en Google+ siguenos en Twitter 
 
 
Los 10 cuerpos espirituales según Yoghi Bahan


 

Los 10 Cuerpos Espirituales según Yogui Bahan

cuerpos astrales


Nuestro ser. Nuestra totalidad, está compuesto de 10 cuerpos espirituales que se pueden concebir como los órganos de percepción y acción de las diversas dimensiones de nuestro ser.
Son aspectos, manifestaciones diferentes de la psiquis personal y transpersonal.
Cada uno de estos cuerpos afecta el funcionamiento energético del ser humano.
Cuando estos diez cuerpos están funcionando en armonía es cuando nos encontramos en el estado más elevado de conciencia y de existencia.



Los obstáculos que encontramos tanto a nivel físico, psíquico y espiritual en el proceso de evolución de nuestra vida, van a estar siempre ligados al buen funcionamiento y equilibrio entre estos diez cuerpos espirituales.

El Alma Es el primer cuerpo espiritual.
Yogui Bhajan dice que el Alma es del tamaño de la luneta del dedo pulgar; pero esta desintegrada y dentro de lo que es el Cuerpo Sutil.
El Alma no está en un sitio concreto, sino que está vibrando en todo nuestro ser.
El alma representa nuestra esencia, es la energía divina en el hombre, es la divinidad del ser humano. El Alma nos da la experiencia de nuestra unión con lo infinito, lo divino.
Cuando estamos fuera de contacto con nuestra alma, cuando no hay armonía, generalmente, nos encontramos deprimidos, confusos, etc.
El conflicto está entre quien soy interiormente y quien creo ser exteriormente.
Por ello, en numerología, el numero del alma recibe el nombre de “Cabeza versus Corazón” y nos muestra lo que realmente somos con respecto a lo que pensamos ser. Este es el conflicto básico de la persona.
La herramienta más poderosa para desarrollar y conectar con el alma es la meditación y el canto.

La Mente Negativa Esta mente, es la que nos da la capacidad de discriminación, la que nos muestra los obstáculos, la que nos hace ver como filtramos un pensamiento a través de nuestra mente.
Es muy importante ver los obstáculos, ello nos permite saber con qué nos vamos a enfrentar en cualquier situación, planteamiento o pensamiento que pase por nuestra mente.
Pero cuando la mente negativa está en desequilibrio, creara dentro de la persona temor.
En ese momento nos sentimos incapaces de poder vencer los obstáculos, la emoción del temor nos domina y nos Impide avanzar y tener éxito en la vida, siempre late el temor al fracaso.

La Mente Positiva Es el tercer cuerpo espiritual.
La Mente Positiva es la que nos da la visión de las posibilidades, del optimismo… cuando existe un desequilibrio en esta mente, nos encontramos con la imposibilidad de discriminar, de poder determinar conscientemente como vamos a llevar a cabo cualquieracción.
La Mente Negativa nos muestra los obstáculos, la Positiva las posibilidades.
Pero si la Mente Positiva está desequilibrada, aunque nos lancemos a la acción, lo más probable es el fracaso, ya que esta acción será Impulsiva, sin discriminación, sin, conscientemente, medir las consecuencias de la misma; se llevara a cabo ciegamente.


La Mente Neutral Es el cuarto cuerpo espiritual.
Esta mente es la que filtra y toma en consideración los aspectos de la Mente Negativa y la Mente Positiva.
La mente Neutral es la intuición.
Es la que nos permite poder tomar lo negativo y lo positivo y saber, conscientemente, cual y como es la acción que tenemos que llevar a cabo.
Cuando la Mente Neutral no está equilibrada, nos hace perder la capacidad de compasión o tolerancia hacia los demás, ya que la Mente Neutral nos lleva a actuar con la intuición y fuera del ego, desde el corazón.
Por lo tanto, si se produce un desequilibrio, no tendremos la capacidad de actuar y manifestarnos pura, compasiva y tolerantemente, sino que habrá una fuerza negativa, un temor, una emoción que cegará nuestras acciones impidiendo que estas sean totalmente conscientes.

El Cuerpo Físico Es el quinto cuerpo espiritual.
El cuerpo físico debe mantenerse sano para poder mantener de forma armónica la conexión entre el ser mental, el ser espiritual y el ser físico.
Si hay enfermedad, bloqueos, o cualquier estado negativo afectará el estado de conciencia y esto representará un obstáculo para seguir el proceso espiritual.
Por ello, se recomienda llevar una vida sana, una dieta equilibrada, hacer ejercicio, yoga, etc. y mantenerlo en buena forma.

El Arco de Luz Es el sexto cuerpo espiritual, a partir de este, los demás son los de protección del ser humano a distintos niveles.
El Arco de Luz, es la protección psíquica. Es un arco de energía que va de un lóbulo de la oreja al otro. Cuanto más fuerte es nuestro poder mental, mas radiante estará este Arco de Luz, protegiendo nuestra mente, nuestro estado psíquico, también nos da la capacidad de proyección psíquica.
El poder de la plegaria, el poder de una persona cuando medita interiormente y proyecta su energía divina hacia otra persona pidiendo por ella, estará determinado por la fuerza que tenga su Arco de Luz Si este cuerpo está débil la mente va a estar desequilibrada y será vulnerable a todas las emociones, vibraciones y a todo aquello que los demás descarguen contra el.
El desarrollo del Arco de Luz esta unido a le estipulación de las glándulas pituitaria y pineal a través de la práctica de la meditación y concentración en el sexto chacra.

El Aura Es el séptimo cuerpo espiritual.
Así como el Arco de Luz es la proyección psíquica, el Aura es la proyección física combinada con la psíquica, la proyección de la energía interna. Alrededor del cuerpo físico, existe lo que se llama la energía circulatoria, que es un campo electromagnético que tiene aproximadamente unos 10 cm de grosor, este campo que emana del Cuerpo Pránico, rodea nuestro cuerpo, circulando constantemente en la dirección de las manecillas del reloj.
Esta energía hace que el Aura se expanda.
Yogui Bhajan dice que el Aura ha de tener un mínimo de unos 10 cm, de hecho, un Aura normal debe tener de 3 a 9 m de diámetro, que es cuando físicamente, psíquicamente y espiritualmente se está equilibrado, y por lo tanto, en perfecta armonía.
El Aura tiene la misma función de protección que el Arco de Luz, solo que el Arco de Luz protege nuestro proceso mental y el Aura protege todo nuestro ser.
Es como un caparazón que impide que toda la energía negativa que diariamente percibimos en los distinto s ambientes con distintas personas penetre, es decir, el Aura actúa como un filtro y permite controlar y canalizar toda esa energía conscientemente.
Cuanto más débil este el Aura, más fácilmente esa energía negativa nos afectara, descentrándonos, poniéndonos emotivos, etc.
Por el contrario, si el Aura esta fuerte, no importa que recibamos negatividad, pues podremos mantenernos calmados, claros, tranquilos, conscientes y bregar con esta energía negativa con una conciencia elevada. La energía no se puede destruir, pero si se puede transmutar y transformar.
El Aura no solamente actúa como protector, sino también como un proyector.
El Aura da el poder curativo, es la manifestación de la presencia curativa del ser humano, a través del campo electromagnético.
Al hacer la imposición de manos, 18 energía pránica de este campo electromagnético puede ser proyectada hacia una persona.
Nuestras emociones se reflejan en los colores, por lo tanto, el color dominante del Aura dependerá de nuestro estado de conciencia: los colores más oscuros expresarán confusión y una mente perturbada, los colores más claros determinan una mente clara y un alma pura.
Los colores del Aura de almas más elevadas tienen un tono dorado o azul claro. Por el mero hecho de vestirnos con ropa blanca y de fibra natural, el Aura se extiende automáticamente 30 cm, porque el color blanco es el más neutral (contiene todos los colores en su interior); es la luz que permite que la energía pueda fluir.

El Cuerpo Pránico
Es el octavo cuerpo espiritual.
Este cuerpo fluye dentro del cuerpo físico, pero a un nivel sutil porque es un cuerpo energético.
El prana es la energía vital, es lo que mantiene el cuerpo tísico vivo; en el momento en que no hay prana, el cuerpo muere.
El Aura cuando esta fuerte, permite que el prana se mantenga íntegro y circule. Cuando hay debilidad o desequilibrio en el Aura, el prana se pierde y el cuerpo enferma.
La práctica que más vitaliza el Cuerpo Pránico, son todos los ejercicios que trabajan sobre la respiración, especialmente en las ciudades, donde la cantidad de prana en el aire es muy baja. Consideramos el prana más importante incluso que la comida, por ello debes hacer pranayama cada día porque el cuerpo físico, mental y psíquico, lo necesita.
Cuando el prana abandona el cuerpo físico se acaba la vida y el alma también lo abandona, a ello se refiere la expresión “él ultimo aliento”.

cuerpos espirituales

El Cuerpo Sutil
Corresponde al noveno cuerpo espiritual y como su nombre indica es un cuerpo sutil, es algo que va mucho mas allá de lo perceptible.
Lo describen como un huevo, es como si fuera la primera forma del caparazón de un huevo rodeando a la persona.
Es la percepción de lo real y lo irreal. Si el cuerpo sutil esta débil, no se tendrá la percepción de lo sutil y se estará muy apegado a la forma, a la estructura, apegados a la gente, a las instituciones, al dinero, a todo aquello que sea perceptible, material, etc. la percepción de la realidad estará muy limitada.
Por el contrario, si el cuerpo sutil es amplio, dar la experiencia de conectar con la propia Alma.
El Alma se experimenta a través del cuerpo sutil. Cuando una persona muere hay un proceso que sucede entre el Cuerpo Físico, el cuerpo Pranico, el Cuerpo Sutil y el Alma.
El Alma está contenida dentro del cuerpo sutil y en el momento de la muerte, el Cuerpo Pranico abandona el Cuerpo Físico Impulsando hacia fuera el Cuerpo Sutil y con él, el Alma.
El Alma se queda once días junto al Cuerpo Físico.
En las tradiciones orientales, no se entierra a las gentes, se las quema sin esperar estos once días, sino que,generalmente, se hace a los tres días.
Esta acción de quemar el cuerpo físico es con la idea de ayudar a liberar el Alma del Cuerpo Físico, especialmente porque si el Cuerpo Sutil es débil, el Alma tendrá dificultad en abandonarlo.
Lo opuesto al Cuerpo Sutil es el apego, y son estas almas apegadas las que se quedan aquí flotando muy próximas al plano material porque no quieren ni pueden abandonarlo.
El fuego como energía permite que lo que no puede hacer el Cuerpo Sutil lo haga el Alma, y así salga del cuerpo físico. Así pues cuanto más conectados estemos a nivel sutil, mas fácil será para el Alma trascender los diversos planos o éteres que existen y alcanzar la liberación.
Una persona que tenga total control sobre su conciencia y su alma, se irá conscientemente y al cuerpo físico no podrá tirar de esa alma.
Pero de esas personas hay muy pocas. Debido a todo esto es que existe el proceso de velar a los muertos; la idea no es llorar por la muerte de esa persona, sino estar junto a ella par a ayudar a su alma para que pueda continuar su proceso de evolución espiritual; si por el contrario, se añora a la persona muerta, lo que se está haciendo es aguantarla y mantenerla muy próxima.
Por ello hay personas que cuentan experiencias de que en sueños se les presentan sus familiares muertos pidiendo que no piensen en ellos con tristeza, que los dejen ir, que les permitan continuar su camino, o, a veces, es todo lo contrario, son almas tan apegadas a alguien que se quedan y no se desprenden de esa persona.
También hay parejas que están tan unidas, que cuando uno de los dos muere, su alma se queda al lado de su pareja hasta su muerte y entonces, los dos transmigran juntos.
Yogui Bhajan dice que una de las diferencias entre un hombre y una mujer, es el poder que tiene la mujer de liberar a todas sus generaciones, mientras que el hombre no tiene ese poder. La mujer a través de su propio proceso, puede impulsar a esas almas (marido, padres, hijos, a toda la familia) para que puedan evolucionar y ser liberados.
Las escrituras dicen que un ser liberado (hombre o mujer) liberará a diez generaciones antes y diez después.

El Cuerpo Radiante
Corresponde al décimo cuerpo espiritual.
Es la luz que emana de la persona más allá del Aura, puede a veces emanar mas allá de un kilómetro. El poder que da es el de manifestar el ser través de la presencia.
No hay que hacer nada más que estar ahí, así se puede afectar y cambiar el ambiente en el cual está. Cuando el Cuerpo Radiante esta débil, la presencia se reduce a cero, no se tiene impacto, ningún efecto exterior sobre los demás, o en el ambiente en el que se encuentre.
Cuando existe esa desarmonía suele tenderse al fanatismo, ya que la presencia no es una manifestación del ser, no se tiene fuerza, el ser se impone por encima de los demás a traés de opiniones, forma de pensar.
Son personas que cuando hablan dicen siempre lo que deben hacer los demás. El vehículo del Cuerpo Radiante es el cabello, es la antena que permite darle fuerza. A ello hace referencia la historia de Sanson y de cómo el poder que tenía a través de su presencia y su fuerza espiritual se debilitó cuando le cortaron el cabello.

No es una leyenda, es muy real. En todas las escrituras yóguicas se habla del poder del cabello, como una antena de energía y como proyección del Cuerpo Radiante.
Tanto para el Aura como para el Cuerpo Radiante, se recomienda el uso del color blanco, el cual, automáticamente, por más negativo o enfermo que estés, aumentará tu Aura 30 cm.
El color blanco es el más neutral, contiene todos los colores dentro de sí, es la luz que permite que la energía pueda fluir a través de él. En las tradiciones orientales, a los muertos se les viste de blanco, y el luto también es blanco. Hay una gran relación entre el guerrero, el Cuerpo Radiante y el cabello. Volviendo a las tradiciones orientales, vemos como los guerreros se dejaban el cabello largo, por ejemplo los “Samurais”, los Sikhs que se lo dejan largo y lo atan encima de la cabeza en forma de moho; los chinos cuya trenza también recogen arriba de la cabeza en el momento de luchar y permitir el flujo de la energía por ese lugar.



Facebook
Compartir en Facebook
twitter
Compartir en Twitter
google+
Compartir
en Google+

VOLVER A RELIGIONES