Los 10 ladrones de energía según el Dalai Lama

El actual Dalai Lama Tendzin Gyatso, es el decimocuarto monje budista de esta orden, él actualmente tiene 80 años y en 1989 ganó el premio nobel de la paz. Es un dirigente espiritual y líder religioso que nació en una familia pobre, pero aprendió a liderar toda una nación.

El Dalai Lama tiene un método especial para concentrar sus energías y hoy te contamos cuáles son los diez ladrones de tu energía según este monje.

1. Personas tóxicas

  • “Deja ir a personas que sólo llegan para compartir quejas, problemas, historias desastrosas, miedo y juicio de los demás. Si alguien busca un bote para echar su basura, procura que no sea en tu mente”

El Dalai Lama es bastante claro. No dejes que las personas que te rodean te usen como depositario de sus sentimientos negativos.

Deberías alejar de tu vida a aquellas personas que sólo se acercan a ti para echar su basura en tu mente.

2. Cuentas poco claras

  • “Paga tus cuentas a tiempo. Al mismo tiempo cobra a quién te debe o elige dejarlo ir, si ya es imposible cobrarle”.

Hay un dicho popular que dice “cuentas claras conservan la amistad” y el Dalai Lama agregaría que también conservan la tranquilidad. Es importante que no debas dinero, porque eso te genera preocupaciones y falta de energía.

Al mismo tiempo, cuando te deban a ti, no dejes que pasen años sin cobrarla. Es un factor de angustia evitable. Si tienes confianza con el deudor, no tengas pudor en pedirle lo que te debe, es lo que corresponde.

Si consideras que es incobrable, déjalo ir. No sigas guardando esa deuda en tu corazón.

10 ladrones de energia
3. Promesas incumplidas

  • “Si no has cumplido, pregúntate por qué tienes resistencia. Siempre tienes derecho a cambiar de opinión, a disculparte, a compensar, a re-negociar y a ofrecer otra alternativa hacia una promesa no cumplida; aunque no como costumbre. La forma más fácil de evitar el no cumplir con algo que no quieres hacer, es decir NO desde el principio”

Decir que no cuando realmente no puedes sostener una promesa no te hace peor, al contrario. La honestidad es importante, aunque la respuesta no sea la que los demás esperan. Pero prometer algo y no cumplirlo es uno de los peores ladrones de energía.

4. Sobrecargarse

  • “Elimina en lo posible y delega aquellas tareas que no prefieres hacer y dedica tu tiempo a hacer las que sí disfrutas”.

Aprender a soltar algunas tareas y delegar otras es fundamental para tener energía suficiente para dedicarla a las cosas que nos hacen felices.

5. No reconocer los momentos de descanso y acción

  • “Date permiso para descansar si estás en un momento que lo necesitas y date permiso para actuar si estás en un momento de oportunidad”.

Cada cosa tiene su momento, y todo es igual de importante. Actuar en el momento preciso es tan fundamental como saber cuándo es el momento de tomar un descanso.

10 ladrones de energia 2

6. El desorden

  • “Tira, levanta y organiza, nada te toma más energía que un espacio desordenado y lleno de cosas del pasado que ya no necesitas”.

Que tu lugar esté lleno de cosas que no necesitas y muy desordenado no hace más que quitarte energía.

Aprende a eliminar lo que sobra, y a mantener organizado lo que quede en tus ambientes.

  • “Da prioridad a tu salud, sin la maquinaria de tu cuerpo trabajando al máximo, no puedes hacer mucho. Tómate algunos descansos”.

Tu salud es lo más importante para poder actuar. Si tu cuerpo no está bien y trabajando de la mejor manera, no podrás avanzar correctamente.

Aprende a descansar y a cuidarte. Prioriza sentirte bien.

8. Evitar las situaciones difíciles

  • “Enfrenta las situaciones tóxicas que estás tolerando, desde rescatar a un amigo o a un familiar, hasta tolerar acciones negativas de una pareja o un grupo; toma la acción necesaria”.

Tender a evitar las circunstancias complicadas en tu vida es natural. Sin embargo, es nocivo para nuestra energía. 

A pesar de los miedos o las preocupaciones, no hay nada más sano que pasar a la acción e intentar revertir aquello que no nos hace bien.

10 ladrones de energia 3

9. No saber aceptar

  • “Acepta. No es resignación, pero nada te hace perder más energía que el resistir y pelear contra una situación que no puedes cambiar”

Pasa a la acción y lucha hasta el final. Pero cuando las cosas no se pueden cambiar, no sirve de nada seguir resistiendo.

Sólo servirá para acabar con nuestra energía vital. Aprende a distinguir las cosas por las que vale la pena luchar, y aquellas que debes dejar ir.

10. El rencor

  • “Perdona, deja ir una situación que te esté causando dolor, siempre puedes elegir dejar el dolor del recuerdo”.

No hay fuerza más poderosa que el perdón, ni ladrón de energía más grande que el rencor.Perdonar es un acto de amor no sólo con los demás, sino con nosotros mismos.

Deja ir aquello que te hizo mal, ya que es tu propia elección: si seguir sufriendo por aquello que te hicieron o dejar ir ese recuerdo y ese dolor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.