¿Has escuchado hablar de la misteriosa Gruta del Padre Pío en Uruguay?

Todos los habitantes, tanto de Salto Uruguay como de Concordia Argentina, ciudad aledaña, y de todo aquel que ha ido, afirman que la Estancia La Aurora, donde se encuentra la Gruta del Padre Pío, es un lugar energético y de gran conexión, ya que ha sido también, el destino o pista de aterrizaje de seres extraterrestres.

Esta maravillosa estancia ha generado muchos interrogantes a la religión cristiana ya que muchos aseguran que el santo Pío de Pietrelcina  ha consagrado milagros y poseía el don de la bilocación. Sumado a esto, se afirma la posibilidad de visitas de vidas extraterrestres en dichas tierras.

Historia de la estancia la Aurora donde se encuentra la gruta del Padre Pío

En el año 1987, la familia Tonna movida por su fe inquebrantable empezó a diseñar una obra la cual habían prometido a su guía espiritual. Una pareja de reconocidos escultores argentinos, Guillermo Beckes y María de las Mercedes Schoenemman fueron de gran ayuda para este matrimonio el cual estaba sumergido en la tarea de crear de la estatua de Pio a causa de su tan ansiada promesa. Aquel año, fue el comienzo de maravillosos acontecimientos, y momento a partir del cual comenzaron a llegar muchos colaboradores anónimos que hicieron posible la concreción de dicha obra. Todos tenían algo en común, su inquebrantable fe, motor que impulsaba su trabajo desinteresado para manifestar tan inconmensurable obra.

La gruta fue construida con ladrillos, hierros, andamios, piedras y encofrados hechos todos por las manos de aquellos voluntarios creyentes. Se sabe y es conocido a viva voz, que la imagen del Santo padre, mientras estaba siendo creada debía representar el rostro de este en su juventud. Se dice que dicho objetivo no esta siendo cumplido, por lo que misteriosamente el día nueve de su creación, se cayo sin causa alguna al piso, lo que produjo que se consiguiera un rostro sonriente, con una mirada llena de vida, cálida, humana y luminosa.

De forma muy simple se anunció la inauguración de dicha gruta, es decir mediante la publicidad del boca boca entre los ciudadanos y todo aquel que estuviera cerca para poder comentarle dicha novedad. Es así como el 25 de mayo de 1987, se llevo a cabo su inauguración, fecha en la cual correspondía con el cumpleaños número 100 del Padre Pío.

Esta inauguración tuvo gran relevancia y fue muy concurrido tanto por los vecinos de Salto, como de todas partes de Uruguay y de argentina.

¿Como fue la Inauguración?

La inauguración estuvo llena de rituales principalmente religiosos como de sucesos no tan ortodoxos. De esta manera se procedió a realizar una misa del tipo criolla con el infaltable coro típico de la religión cristiana. Este coro estaba constituido por creyentes tanto argentinos como uruguayos. Así también, se procedió a lanzar al aire un un ramillete de globos, cuya intención fue que traspasarán la Cordillera de los Andes.

¿Como es la Gruta del Padre Pío?

La gruta del Padre Pío se encuentra adentrándose hacia el límite de la ciudad de Salto. Mediante un camino de ripio, a lo largo de frondosos y hermosos paisajes, uno llega a dicho santuario. En su entrada, siempre se hay devotos vendedores de representaciones y reliquias del Padre, para que uno pueda llevarse recuerdos de su visita, cargados con dicha maravillosa energía. En dicha entrada, hacia la izquierda, con el camino por el cual uno llego a sus espaldas, hay un portón en donde continúa el predio de La Aura, pero aquella puerta no esta disponible para el ingreso de todo público. Hacia la derecha, se encuentra un molinete, por el cual uno pasa y ya puede comenzar a adentrarse por el maravilloso recorrido de la gruta. Cuando uno comienza a caminar, el aire se vuelvo frondoso, cálido y energético. Las plantas parecen hablar al unísono del universo manifestándose como grandiosos espectadores para aquel afligido que llega rendido a los pies del santísimo Padre para desahogar sus penas. De esta manera, al pasar el molinete, cada paso es bendecido por la maravillosa compañía del santo sacerdote, cuya aura impregna cada uno de los recovecos de dicha estancia. Cada tanto metros andados, uno se encuentra con frases y pensamientos del Padre Pío, frases auspiciosas, alentadoras las cuales mágicamente dan respuestas, o mejor dicho, posibles salidas a aquellas aflicciones con las cuales llegamos.  O tal vez, respuestas a aquellas grandes preguntas que a pesar de los años que uno lleva de vida no han podido ser respondidas.

Finalmente, luego de atravesar el enriquecedor y agradable sendero constituido por pedregal y tierra, rodeado de verdes pastos y cuidadosos yuyos que enmarcan y dan forma al camino, uno se encuentra con la misteriosa gruta en donde se encuentra el amado el Padre Pío.

En dicha gruta, miles de devotos han dejado sus plegarias, rosarios, preciadas reliquias y velas para demostrarle o expresarle su gratitud. Con su benevolente mano dirigida hacia sus admiradores Padre Pío, desde dicha estatua, bendice a cada uno de sus creyentes o simples buscadores de lo extrasensorial.

¿Donde está ubicada la Gruta del Padre Pío?

Está geográficamente situada en Uruguay, más específicamente en la estancia La Aurora, cerca del río Daymán, cuyos límites lo componen los departamentos de Paysandú y Salto.

Biografía del Padre Pío

El Padre Pío era un sacerdote capuccino que vivía en Italia. En el año 1930, Padre Pío se encontraba cumpliendo las funciones que su posición como secretario del Obispo le exigía en la ciudad de Salto. Debido a estas, el padre desarrolla una amistad con el sacerdote, Monseñor Fernando Damiani. El Obispo le había dado a Damiani potestades para tener contacto con otras comunidades religiosas de Italia con la finalidad de traerlas a Salto.

Fue así que Damiani conoció y frecuentó al Padre Pío en Italia, y con quien generó una amistad muy fraternal. Dicha amistad era tan profunda y fuerte que Damiani le confeso al Padre Pío que le tenía “miedo a la muerte y que quería tenerlo al lado en el momento que le llegara la hora de su muerte”. La historia cuenta que el Padre Pío le dijo que “no se preocupara, que él iba a estar a su lado cuando le llegara su hora”. Así fue como durante el momento en que se estaba colocando la piedra fundamental para la construcción del edificio del seminario menor en Salto, en 1941, Monseñor Damiani empezó a agonizar y muere en una de las habitaciones del Obispado de Salto. Esa noche,  cuando le avisaron al Arzobispo de Montevideo, Monseñor Barbieri, que también era de la orden de los Capuccinos (al igual que Pío en Italia) que Damiani estaba agonizando, salió rápidamente de su habitación para ir al cuarto en donde se encontraba el sacerdote enfermo, y vio la sombra de un sacerdote capuccino, es decir la del Padre Pío, quien no se encontraba allí.

padre pio

Momento a partir del cual trascendió la historia de que el Padre Pío, tenía el don de la bilocación, en otras palabras que tenia el poder de estar en dos lugares distintos al mismo tiempo, por lo que estuvo en Salto dándole la extremaunción a su amigo, Monseñor Damiani mientras que también se encontraba en Italia.

Consultado sobre este asunto, el Obispo de Salto, Monseñor Pablo Galimberti confirmó esta narración de los hechos y admitió los dichos que se decían sobre el don de Pío sobre la bilocación. También afirmo que Pío tenía una conexión espiritual tan fuerte que en 1917 experimento los estigmas que había sufrido Cristo en sus manos por lo que padeció mucho esos tiempos. Fue una época muy difícil para el, se alega.

Esto fue investigado y corroborado por el Vaticano, gracias a lo cual el Padre Pío, hoy en día, ya se encuentra beatificado. Lamentablemente en su época fue hostigado por sus pares, ya que su condición de conexión espiritual despertaba la envidia de muchos.  Pío Fundó hospitales y trabajó mucho por las personas que así lo necesitaban.

PARA SABER MAS:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.