El frasco de la calma, la técnica para tranquilizar a los niños

El frasco de la calma es una técnica que diseñó María Montessori, una pedagoga y educadora, que también dedicó su atención y esfuerzo a muchos otros intereses. Su principal objetivo fue diseñar un método que facilitara el aprendizaje de los más pequeños de una manera divertida. Para lograr este objetivo, se centró en diferentes actividades que ayudasen a los niños a relacionarse con sus emociones.

Actualmente, en las escuelas no se realiza ningún ejercicio orientado a educar a los niños para que sepan lidiar y gestionar de manera adecuada sus emociones

El frasco de la calma, una técnica también para los padres

El frasco de la calma que diseñó Maria Montessori no solo es aplicable a los niños, sino que los padres u otros adultos también pueden beneficiarse de ella. Nos cuesta mucho lidiar con nuestras emociones, gestionarlas de forma adecuada, entenderlas y expresarlas. Por eso, sería muy beneficioso que todos nosotros pusiéramos esta técnica en práctica.

El frasco de la calma no es más que un recipiente transparente, puede ser de cristal o de algún tipo de plástico, en el que se introduce purpurina, agua, pegamento y colorante. Si dejamos que el niño escoja el color de la purpurina y permitimos que él mismo haga su propio frasco de la calma mucho mejor. Aquí te dejamos un vídeo que aclarará todas tus dudas y te permitirá ver cuál es el resultado.

2 comentarios sobre “El frasco de la calma, la técnica para tranquilizar a los niños

  • el 11 octubre, 2018 a las 11:01 pm
    Permalink

    Mavilloso me encanta

    Respuesta
    • el 11 octubre, 2018 a las 11:38 pm
      Permalink

      Muchas gracias Migdalia por tu comentario. Un abrazo !

      Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.