Paranormal

 
 
Mucho mas que una experiencia cercana a la muerte




Mucho mas que una experiencia cercana a la muerte

�Cu�ntas veces hemos visto c�mo un ni�o peque�o juega s�lo con amigos imaginarios o dice hablar con un ser imaginario? En la mayor�a de las ocasiones, los padres del peque�o no hacen caso de este hecho y s�lo lo atribuyen a la imaginaci�n del chico. Realmente se ve como un juego... pero a veces debemos de o�r a estas peque�as grandes personas ya que quiz�s lo que tienen que contarnos es mucho m�s importante que un simple juego o la imaginaci�n desbordada.
�Estamos en contacto con otras realidades? Ser� la eterna pregunta... Hay muchas personas que han estado en contacto con estas otras realidades e incluso con seres fallecidos en las denominadas E.C.M. o Experiencias Cercanas a la Muerte e incluso han percibido una terrible realidad: su propio cuerpo perdiendo la vida y sus seres queridos sufriendo por su vida. �Demuestran todas estas experiencias la existencia de la vida tras la muerte?

En estos a�os, sobre todo tras nuestros avances t�cnicos y en materia de medicina, la supervivencia del alma ha sido un preocupaci�n "cient�fica" a estudiar y un problema que la Ciencia trata de explorar.

La historia de nuestros protagonistas es una de esas que invita a la reflexi�n al lector. Alberto Serrano sufri� un grav�simo accidente de tr�fico. En �l tras reventar la rueda delantera de su veh�culo perdi� la direcci�n y el control y tras caer por una cuneta de unos 4 metros de altura impact� lateralmente contra una formaci�n de arbustos centenarios. El resultado: un grave accidente de tr�fico. Las asistencia no tardaron demasiado en acudir al lugar, Alberto presentaba un cuadro cl�nico con politraumatismos, hemorragias, cuadro de shock y estado de coma profundo. La situaci�n era muy grave. En el hospital sevillano en el que fue atendido fue intervenido r�pidamente y durante esa operaci�n hubo un momento, unos minutos en la que la esperanza m�dica perdi� su fe: el paciente se les hab�a ido. Tras reanimaci�n y no poder hacer nada se dispusieron a abandonar aquella intervenci�n. Justo en el momento en la que nuestro cirujano tiraba la toalla, un hilo de vida resurgi� del cuerpo de aquel "difunto" y en aquel quir�fano todo fue precipitaci�n por la vida de aquel paciente.
  Alberto salv� la vida cuando parec�a haberla perdida, los cuidados y atenciones m�dicas fueron absolutamente magn�fica y nuestro protagonista tard� unos meses en recuperarse. Estando a�n en el hospital coment� a su esposa que durante la intervenci�n hab�a salido de su cuerpo y hab�a visto el trabajo m�dico sobre su cuerpo, la intervenci�n, la sala de espera, para al fondo ver una gran luz brillante y voces que lo llamaban, voces familiares, todo era calor, familiaridad, se sent�a a gusto y se dejaba llevar � Alberto desconoc�a haber estado cl�nicamente muerto cuando esto narraba �. Algo le impuls� volver: su hijo de dos a�os y su esposa... Despu�s todo fue dolor, molestias y rehabilitaci�n. A Dios gracias que lo pudo contar.

El relato fue narrado ampliamente al equipo de m�dicos y profesionales del hospital, pero algo angustiaba a Alberto... de vez en cuando entraba en la habitaci�n del hospital su madre para ver como se encontraba. Hablaban e intercambiaban confidencias... esto podr�a ser visto como la cosa m�s normal del mundo de no ser por la circunstancia de que su madre llevaba fallecida cinco a�os...

Todos cre�an que Alberto hab�a quedado un poco "tocado" tras el grave accidente e incluso �l lo lleg� a pensar. Debido a su larga estancia hospitalaria, la esposa se vio en la necesidad de pedir los permisos pertinentes para que dejaran pasar por unas horas durante la visita del d�a a su peque�o hijo para que estuviera junto a su padre, ya que �ste repentinamente hac�a hincapi� en la necesidad de ver a su peque�o. Realmente �l hab�a sido el cord�n que le daba diariamente las fuerzas suficientes para aferrarse a este "lado". Ese d�a Alberto hablaba "imaginariamente" con su madre, cuando Juanito en brazos de su madre entr� en la habitaci�n dando una alegre sorpresa al casi repuesto enfermo, fue entonces cuando sentado a los pies de la cama, mirando hac�a uno de los laterales de la habitaci�n y se�alando con su peque�a mano, pregunt� a su padre: "Pap�, �qui�n es esta yaya?", la impresi�n causada en el padre fue tremenda. "La ves, la ves, Juan, �c�mo es?" Y el chico, sin conocer jam�s a su abuela hizo una descripci�n magistral de aquel ser cuya visi�n estaban compartiendo, la madre qued� estupefacta, con la mirada perdida hac�a el lugar donde el chico se�al�. Ella no ve�a absolutamente nada. Conozco a esta familia y a�n hoy, cuando escribo esto, despu�s de la mala experiencia pasada con su accidente me impresiona el relato. Ambos estaban viendo a la misma persona, escuch�ndola y compartiendo su presencia.

  Tras ser dado de alta del hospital, las apariciones cesaron pero el Recuerdo ah� queda.

Cuando Alberto estuvo m�s recuperado y dado de alta en casa, pidi� a su hermano que le trajera una antigua caja de lata de carne de membrillo en la que ten�an guardadas las fotos de sus parientes, algunas de ellas con decenas de a�os, sentados a la mesa delante de Juanito, repasando las fotos una a una y cada vez que aparec�a la madre de este su hijo la reconoc�a sin problemas gritando "���La yaya!!! y estampando un fuerte beso en la fotograf�a. Estas fotos jam�s las hab�a visto el peque�o e incluso su esposa jam�s las hab�a visto todas ya que las guardaba su hermano desde la muerte de sus padres.

No debemos tomarnos estos relatos a la ligera. Cuadros cl�nicos, relatos m�dicos, experiencias cercanas a la muerte... Alberto sufri� el t�pico cuadro de experiencia cercana a la muerte protot�pica:

1. Invasi�n de una sensaci�n de calma o paz interior.
2. Abandono del cuerpo, perspectiva desencarnada.
3. Sensaciones visuales y auditivas de lo que sucede a su alrededor.
4. Revisi�n de su vida.
5. T�nel de luz.
6. Luz grande y consoladora.
7. Familiaridad en la luz e incomparable sensaci�n de paz y bienestar.
8. Hallazgo se seres conocidos ya fallecidos.
9. Algo que impulsa al testigo a volver al mundo de los vivos.
10. Regreso desganado y sufrimiento...

Tras una experiencia de este tipo cualquier persona sufre un importante cambio en su vida. Nadie podr� jam�s asegurar si realmente se tuvo una cita con la muerte un inefable d�a o todos responde a un mecanismo desconocido a nivel cerebral que nos lleva a algo sorprendente: la misma experiencia en miles de personas. No sabemos si todo fue un contacto superior o con su propia psique. Alberto perdi� el miedo a la muerte e incluso no le importar�a repetir la experiencia pero sabiendo que volver� junto a los suyos en el mundo de los vivos. "Aquella luz era lo m�s placentero que he sentido jam�s". Quiz�s cuando perdamos el miedo a la muerte podamos comenzar a comprender este proceso mejor, mientras todos aguardamos ese momento con mayor o menor temor pero con una certeza: ese momento llegar� y citando al Dr. Scott Rogo: "Estudiar la ECM es tarea de los vivos, no de los moribundos". Refrendar un relato como el narrado no es tarea f�cil, por ello tengamos siempre muy en cuenta lo que las peque�as grandes personas de la casa tienen, a veces, que contarnos.
Facebook
Compartir en Facebook
twitter
Compartir en Twitter
google+
Compartir
en Google+



VOLVER A PARANORMAL