Cómo estirar todos los meridianos en sólo 5 minutos

El ejercicio diario te ocupara tan sólo 5 minutos (mínimo).

Esta serie de 6 posiciones tiene la función de estirar los meridianos, lo que permite también comprobar el estado de cada uno a través de la facilidad o dificultad que tiene que hacer cada ejercicio.

Puede hacer esta rutina por la mañana y/o tambien por la noche. Sin embargo, puede costar un poco mas en la mañana a causa del frío.

Cómo llevar a cabo cada posición:
· Inspira
· Extiende (hacer el estiramiento/posición) al exhalar y relájate
· Haga 3 inhalaciones y exhalaciones largas en cada posición
· Relájate y estira un poco entre cada inhalación/exhalación
· Da lo mejor, pero siempre con comodidad
· Termina cada posición sin problemas y utilizando los mismos pasos que utilizaste para construirla

El orden de la secuencia debe ser como se indica en la figura, comenzando los pulmones/intestino grueso, donde se acaba el meridiano de Pulmón comienza el intestino grueso, donde los extremos del intestino grueso comienza el estómago, y así sucesivamente.

Los pulmones y el intestino grueso: con los pies separados a la anchura de las caderas, se entrelazan los dedos pulgares detrás de su espalda y se inclinan hacia abajo, estirando el brazo hacia arriba.

Estómago y el bazo: Arrodillarse con las nalgas entre las piernas y inclinarse hacia atrás, apoyada en los codos. Si puedes pega tu espalda al suelo con suavidad y las manos detrás de cabeza.

Corazón y el intestino delgado: sentarse y poner los pies cerca de la ingle, con las palmas el uno al otro. Coloque sus codos hacia fuera de las tibias y tomando los pies con ambas manos, se inclina hacia adelante.

Vejiga y los riñones: Sentarse con las piernas estiradas y se incline hacia adelante tratando de poner sus manos en los pies. Las manos deben estar entre las piernas, espalda con espalda, es decir, con los pequeños dedos apuntando hacia arriba. 2 respiraciones mirar hacia adelante y última mirada al suelo.

Pericardio y San Jiao (Triple Calentador): Siéntate, cruzar las piernas y agarrar las rodillas cruzando los brazos en la dirección opuesta a las piernas o la pierna derecha y en el interior del brazo derecho. Cambiar la posición de las piernas y los brazos y hacer el ejercicio de nuevo.

Vesícula biliar y el hígado: siéntate y extiende las piernas, manteniéndolas separadas. Mantén la espalda recta y vertical, levanta el brazo derecho, la coloca el izquierdo al lado del abdomen, y te doblas a la izquierda. Repite el ejercicio hacia el otro lado, ahora sostienes el brazo derecho cerca del abdomen.

Durante los días sucesivo con la practica de minimo 5 minutos de estos ejercicios al doa sin duda notarás la diferencia en tu cuerpo y un mayor bienestar.

¿Te Gustó? ¡Compártelo con tus amigos!
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.