La historia real y Leyendas de San Valentín

La leyenda original de San Valentín

Fiesta de Lupercalia

Varios historiadores remontan el origen del Día de San Valentín a tiempos paganos en el antiguo Imperio Romano. En aquellos tiempos, la gente organizaba una fiesta el 14 de febrero para honrar a Juno, la mítica reina de los dioses y diosas romanos.

Los romanos también consideraban a Juno como la Diosa de la Mujer y el Matrimonio. A partir del día siguiente – el 15 de febrero comenzó el Festival de la Fertilidad llamado la Fiesta de Lupercalia.

Esta fiesta fue organizada para proteger a los seres humanos de los lobos y para honrar a los dioses romanos de la agricultura – Lupercus y Faunus, además de los fundadores de Roma – Romulus y Remus.
Durante la fiesta de Lupecalia, los miembros de Lupercali – una orden del sacerdote romano – se reunían en una cueva sagrada donde se creía que Romulus y Remus eran cuidados por una loba o lupa.

Siguiendo la tradición, el sacerdote sacrificaría una cabra por fertilidad y un perro por purificación. Los niños rebanaban las cabras escondidas en tiras, las mojaban en sangre de sacrificio y se movían por las calles dándoles suaves bofetadas a las mujeres y los campos con la piel de los animales. Las mujeres recibieron una bofetada alegremente, pues creían que la práctica las haría más fértiles.

Más tarde, durante la Fiesta de Lupecalia, todas las jovencitas de la ciudad ponían en una gran urna un pedazo de su nombre.
Los solteros de la ciudad sacaban entonces cada uno un pedacito de la urna y aparearon a la muchacha cuyo nombre estaba en la caja por el resto del año. Muy a menudo, la pareja se enamoraba y se casaba.

Más tarde, cuando el cristianismo se extendió por Roma, la práctica de encontrar pareja a través de la “lotería” fue considerada no cristiana y proscrita. Hacia el año 498 d. C., se dice que el Papa Gelasio declaró el 14 de febrero como el día de San Valentín.
Algunos escritores vinculan el día de San Valentín con la fiesta de Lupercalia debido a la fecha similar y la conexión con la fertilidad.

Leyendas cristianas de San Valentín

La Iglesia Cristiana Primitiva indica la presencia de por lo menos dos nombres de santos San Valentín. Algunos eruditos, sin embargo, dicen que hubo hasta siete santos a quienes se les atribuyó el nombre de San Valentín o Valentín, todos los cuales vivieron en el siglo III y aparentemente murieron el mismo día.

San Valentín de Roma – I

Según la leyenda muy popular, Valentín era un sacerdote en Roma que vivió durante el reinado del emperador Claudio II.Durante esta época estaba muy extendida la poligamia,en la Roma del siglo III, época en la que el cristianismo era perseguido; por lo que no se realizaban matrimonios cristianos.

Y el sacerdote Valentín se propuso enfrentarse a esta tradición recuperando el valor sagrado del matrimonio. Bajo el régimen del emperador Claudio, el Emperador necesitaba continuamente reclutar soldados para fortalecer su ejército.
Sin embargo, Claudio descubrió que no muchos soldados estaban dispuestos a unirse al ejército debido al apego con sus esposas y familias.

Para cortar el vínculo de apego, Claudio canceló todos los matrimonios y compromisos en Roma. San Valentín – un sacerdote romántico de corazón, desafió este decreto cruel de Claudio arreglando en secreto matrimonios de hombres y mujeres jóvenes.
Cuando el desafío de Valentín fue descubierto por el Emperador, fue brutalmente golpeado y ejecutado el 14 de febrero, alrededor del año 270 DC.

Por su martirio y dedicación a la causa San Valentín fue nombrado santo después de su muerte. En la Edad Media, San Valentín se hizo popular como el santo patrono del amor y los amantes en Inglaterra y Francia hasta el punto que el Papa Gelasio declaró el 14 de febrero como Día de San Valentín en el 498 d. C. y puso fin a las celebraciones paganas.
Así, el día del martirio de San Valentín se convirtió en una ocasión para celebrar el amor.

San Valentín de Roma – II

Otra leyenda famosa en San Valentín dice que San Valentín era un cristiano primitivo en Roma que era muy popular entre los niños.
Pero durante la época en que vivió San Valentín, el régimen romano no estaba a favor del cristianismo e incluso perseguía a los cristianos para liberar a Roma de los seguidores del cristianismo.
A pesar de esta ley estricta, Valentín continuó practicando su fe y se negó a adorar a los dioses romanos. Esto enfureció al Emperador Claudio II y puso a Valentín en prisión.

Se dice que Valentín pasó un año en una prisión rigurosa durante la cual los niños le echaron mucho de menos.
Empezaron a lanzar notas cariñosas y flores entre las rejas de la ventana de su celda.
Hasta cierto punto, esta leyenda puede explicar la tradición de intercambiar notas y flores en el día de San Valentín.

Algunos eruditos creen que durante su estancia en prisión Valentine se hizo amigo de la hija ciega del carcelero que a veces le traía notas y flores de niños. Siempre que fue posible, Valentine también contestó a las notas.
Días antes de su ejecución, Valentín rezó por la hija del carcelero y recuperó la vista. Antes de su muerte, también se dice que Valentín escribió una nota de despedida para la hija del carcelero y la firmó “De tu Valentín”.
Esta expresión es popular incluso hoy en día.

Algunos eruditos creen que Valentín fue asesinado porque trató de ayudar a los cristianos a escapar de la prisión romana mientras eran torturados y golpeados.

La primera alusión a San Valentín

las primeras alusiones de la relación entre San Valentín y el amor romántico,empiezan a partir de la obra de Geoffrey Chaucer, en el siglo XIV.

En su poema “El Parlamento de los Pájaros”, Chaucer establece una analogía entre el cortejo de las aves y el de los hombres, y se refiere al Día de San Valentín como fecha natural para estas ocasiones.
Esto ha levantado sospechas, ya que definitivamente, el 14 de Febrero no es época de apareamiento de aves (al menos en el hemisferio norte). 
Una posible explicación es que Chaucer se estaba refiriendo a otro San Valentín.

El Parlamento de los Pájaros” fue compuesto para celebrar el compromiso entre Ricardo II de Inglaterra y Ana de Luxemburgo.
Dicho compromiso ocurrió el 2 de Mayo, fecha en la que se conmemoraba el día del San Valentín de Génova.

Entonces, ¿El Día de los Enamorados es en realidad a principios de Mayo?

Lo cierto es que probablemente, la tradición de San Valentín, como la conocemos hoy, sea otro invento moderno, aunque ya en la Edad Media surgen las primeras muestras de la celebración tal y como la conocemos actualmente.

El origen de San Valentín en la Edad Media

san valentin3

Así, y tomando la leyenda del sacerdote Valentín que casaba a las parejas de jóvenes enamorados, comienza en la Edad Media y por gran parte de Europa la celebración, cada 14 de Febrero, de un día dedicado al amor.

El San Valentín medieval

De este modo, en la fecha señalada, se celebraban intercambios amorosos entre personas que en realidad no eran pareja, o no tenían una relacíón de amor.En aquel entonces, secreó un intercambio de tarjetas con mensajes que decían cosas como: “quiero que seas mi amor”.

Junto a estas tarjetas, se solían enviar cajitas con caramelos de chocolates, ya que según se creía en aquella época, el chocolate era un estimulante de las pasiones sexuales.

La celebración era algo que se extendió de modo muy popular, no solo entre las altas clases sociales, sino también entre las clases bajas o pobres.

En realidad el día servía para que  las personas, solteras o casadas, celebraran durante un día el tener la libertad de realizar sus fantasías sexuales con la persona que más admiraban, sin ofender por ello los supuestos principios de moralidad de la época.

San Valentín en la historia reciente

En Gran Bretaña, el Día de San Valentín comenzó a celebrarse popularmente hacia el siglo XVII. A mediados del siglo XVIII se comenzó a extender por toda Europa, era común que los amigos y amantes de todas las clases sociales intercambiaran pequeñas muestras de afecto o notas manuscritas, y hacia 1900 las tarjetas impresas comenzaron a reemplazar las cartas escritas debido a las mejoras en la tecnología de impresión.

Las tarjetas hechas a mano eran una manera fácil para que la gente expresara sus emociones en un tiempo en que la expresión directa de sus sentimientos estaba desalentada.
Las tarifas postales más baratas también contribuyeron a aumentar la popularidad del envío de felictaciones de San Valentín.
Y en la actualidad, San Valentín se ha convertido en una fiesta que de manera oficial se estableció en el calendario católico en 1969, como un recordatorio del santo. 

¿Te Gustó Lo Que Viste? ¡Compártelo con tus amigos!
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.