¿Qué es y por qué se celebra el Día de Todos los Santos?

El Día de Todos los Santos es una festividad religiosa que se celebra todos los años el 1 de noviembre en gran parte de los países con tradición católica y se realiza como antesala del Día de Muertos.

La fecha celebra el paso de los difuntos por el purgatorio, habiendo superado totalmente este estado de purificación hasta convertirse en almas santas que gozan de la vida eterna en la presencia de Dios.

¿Por qué se celebra el Día de Todos los Santos?

Fra Angelico recrea a Todos los Santos, siglo XV, La festividad pretende honrar la memoria de aquellos mártires que no pudieron ser reconocidos oficialmente por la iglesia.

En tiempo de la persecución a los cristianos, la Iglesia primitiva solía rendirle honores a los mártires o grupo de mártires que morían por profesar la fe.

En la Gran Persecución del Imperio Romano, dirigida por Diocleciano y Maximiano en el 303, se abolieron todos los derechos legales de los cristianos y todas las prácticas relacionadas a la religión, por lo que todo los que profesaban la fe fueron perseguidos.

El número mártires que fueron atacados y asesinados creció de una manera exponencial, obligando a la iglesia a seleccionar un día que recordase estas muertes y su significado para la institución católica.

¿Por qué se celebra el 1 de noviembre?

La última oración de los mártires cristianos de Jean-León Gerôme en 1883, retrata los últimos momentos que vivieron los primeros cristianos en el Imperio Romano. Diocleciano, intentaba frenar la expansión del cristianismo por medio de la Gran Persecución.

El papa Gregorio III, durante su mandato en la iglesia, entre los años 731 y 741, escogió el 1 de noviembre para la conmemoración de la vida de los santos.

En el siglo IX, el papa Gregorio IV extendió esta festividad a toda la iglesia, popularizándose como una celebración a la memoria de todos aquellos que habían consagrado su vida a Dios.

Actividades en el Día de Todos los Santos

Los mercados de flores suelen estar más activos durante los primeros días de noviembre puesto que son las ofrendas preferidas por los fieles creyentes. Estas se entregan en agradecimiento a los favores dados por los santos de la iglesia.

La fecha se toma como recordatorio a todos los seres queridos que ya no están presentes físicamente con nosotros.

Tradicionalmente, el día es una antesala a la conmemoración del Día de los fieles difuntos. Los creyentes católicos visitan los camposantos y van acompañados con ramos de flores; rosas, crisantemos y margaritas, presentadas como ofrendas a la memoria de todos aquellos que formaron parte importante de nuestras vidas.

En todas las iglesias es tradicional celebrar misas de la solemnidad de Todos los Santos, en la que se recuerda las palabras dadas por Jesucristo y sus Apóstoles acerca del descanso eterno y la reunión con Dios padre.

¿Te Gustó? ¡Compártelo con tus amigos!
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.