El castigo de la indiferencia

Somos humanos porque estamos en constante interacción con los demás. Por esta razón, es tan desconcertante y dañino sufrir una actitud de indiferenciaLa indiferencia se manifiesta cuando una persona trata a otra como si no existiera, ignorándola o limitando la conversación a respuestas simples .

A continuación, enumeraremos algunos de los efectos nocivos que puede causar la indiferencia:

– Causa una fuerte tensión mental. Si no sabemos lo que piensa la otra persona, si no podemos “leerlo”, nuestra mente aún hará el esfuerzo de descifrarlo a través de la escasa o nula información disponible. A medio y largo plazo, esta actitud provoca ansiedad, la búsqueda de nuevas respuestas y estrés, lo que se traduce en tensión mental.

– Causa confusión. La indiferencia rompe un mecanismo elemental de la conciencia humana: el proceso de acción y reacción. Cada vez que uno se comporta de cierta manera, se espera que la otra persona actúe en consecuencia. Si a veces la reacción no es la esperada, comprender su ausencia total es aún más difícil. La comunicación se hace imposible y el intento de interacción se vuelve forzado y agotador.

– Da lugar a baja autoestima. Al no recibir ningún tipo de respuesta de esta persona, se elimina cualquier indicación que podamos extraer de ella. Durante las etapas de formación de la personalidad, esto puede afectar seriamente la imagen que tenemos de nosotros mismos. Existe la posibilidad de que la persona que recibe indiferencia llegue a creer que no vale la pena interactuar con ella, generando una fuerte inseguridad.

¿Cómo reaccionar frente a alguien que te trata con indiferencia?

Incluso si nadie está obligado a prestarte atención, siempre aspiramos a establecer una relación de interacción constante con nuestros seres queridos: familiares, amigos y parejas. Si vas a recibir indiferencia de alguien importante para uno, hay que intentar hacérselo saber.

Intenta explicarle la situación objetivamente, incluso apelando a tus sentimientos. Será necesario describirle cómo te hace sentir esta actitud y pedirle que reflexione un poco sobre ella .

Habrá personas que simplemente no pueden abandonar esta forma indiferente de tratar a los demás. Si es alguien que te importa, tendrás que hacer un esfuerzo para buscar una interacción. Es importante que lo hagas gradualmente, de lo contrario correrás el riesgo de generar un “efecto rebote”, aumentando su indiferencia . Es muy probable que tales personas hayan recibido dicho tratamiento durante su infancia o adolescencia.

Si lo que has propuesto anteriormente no te ha dado resultados y sientes que estás comenzando a sufrir los efectos nocivos de la indiferencia, lo más saludable será alejarse de esas personas. Si sientes que las consecuencias perjudiciales ya están haciendo espacio dentro de uno se hace urgente renunciar a mantener una relación cercana con estas personas, en busca de otros para quienes uno es importante. Acércate a grupos donde te escuchan y mejora tu forma de ser.

Romper una relación de indiferencia ye dará una nueva visión del mundo y potenciará tu desarrollo.

¿Te Gustó? ¡Compártelo con tus amigos!
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.