Necesito un abrazo tan fuerte que aleje todo el miedo.

Abrazos que alejan los miedos

Los abrazos que nos piden, que nos asaltan y que nos envuelven tienen un gran poder curativo. Los seres humanos son criaturas sociales intoxicadas por las emociones y necesitan este contacto todos los días, para reafirmar sus relaciones y, al mismo tiempo, sentirse deseados, amados.

En nuestro espacio, a menudo hablamos acerca de la necesidad de aprender a estar solo, para evitar estos asimientos poco saludables que a veces nos hacen aferrarnos a cosas y personas que nos impiden crecer. Sin embargo, todo tiene su equilibrio y su razón de ser.

Todos necesitamos unirnos a algo o alguien, incluso si a veces nos resistimos. Todos tenemos alas para volar, pero también raíces para aferrarnos al amor, para enriquecernos con esas relaciones que nos dan forma: amigosfamilia , pareja, hijos …
Los abrazos cuidan el alma y definen nuestras emociones. Son momentos de silencio en los que nos permitimos ser bombardeados conscientemente con el corazón. Y allí, no hay miedos, ruidos, dudas …

Abrazos: lazos de amor y seguridad.

Los abrazos, así como el contacto físico, son parte de nuestro bienestar y desarrollo psicológicos. Aunque la mayoría de los seres vivos necesitan estos contactos para relacionarse con sus semejantes, en el caso de los seres humanos, la necesidad de acariciar, abrazar y sentir la piel contra la piel tiene que ver con otras dimensiones, que vale la pena conocer.

Nuestro cerebro social necesita abrazos y caricias.

Abrazos que alejan el miedo
Abrazos que alejan el miedo

Cuando llegamos al mundo, nuestro cerebro, lejos de ser maduro, no se ha desarrollado más del 25%. El resto de las estructuras y las uniones neuronales se forman principalmente durante los primeros 5 años de vida, por lo que la forma en que creces es crucial.

Debemos pensar que durante los primeros meses de vida no hay lenguaje y la comunicación se establece a través de emociones, caricias, besos, abrazos y esa dulce voz que ofrece seguridad.

Si a un niño no se le da importancia cuando llora, si no se calma, si no se lo cuida y se lo cría con amor sincero, todo esto genera estrés. Un cerebro acostumbrado a secretar cortisol es un cerebro que no se desarrollará de manera óptima.

El aislamiento social o la privación de caricias durante los primeros años de vida de un niño no permite que las células cerebrales  maduren de manera óptima para formar materia gris . A su vez, se produce menos melanina, que es esencial para que las neuronas se comuniquen entre sí.

Todo esto conduce a ciertos retrasos cognitivos, así como a déficits sociales y emocionales.

La importancia de los abrazos en las relaciones de pareja

El poder de un abrazo es a veces más importante que las palabras. El lenguaje no verbal afecta directamente a nuestro mundo emocional, y en nuestras relaciones como pareja tiene un significado aún más especial, especialmente si va acompañado de contacto físico.

Algo tan simple y elemental como un abrazo trae una inmensa sensación de plenitud a quienes lo dan y a quienes lo reciben. Ambos ganan y este gesto se considera a su vez capaz de nutrir el cerebro, de darnos, en ciertos momentos, más beneficios que un alimento.

Un abrazo alimenta
Un abrazo alimenta

Los abrazos no piden nada, no necesitan nada a cambio y no exigen. Vale la pena tener en cuenta que no todos los abrazos son iguales, si provienen de la persona que amamos y que ocupa nuestro corazón, entonces nuestro cerebro libera oxitocina, la hormona relacionada con el bienestar y el placer.

Nada adquiere tanto significado como un abrazo en un momento de incertidumbre o malestar emocional, cuando estamos llenos de miedos e inseguridades.

Sentirse abrazado con fuerza, amor y sinceridad por esa persona especial, casi instantáneamente calma el frío del alma, nos hace comprender que todo estará bien. Que el mundo está bien.

Un abrazo alivia el estrés, reduce la ansiedad y promueve nuestra salud física y emocional. Un abrazo nos une a la persona que amamos.

Como dijimos antes, es importante mantener siempre el amor propio y evitar retenciones exageradas que no dan espacio para el crecimiento personal, lo sabemos.

Sin embargo, a nivel de pareja, estos gestos son vitales para fortalecer la relación, porque todos necesitamos sentirnos seguros y recibir cierta protección.

Se trata de ser dos personas construyendo una unidad. No se preocupe por los abrazos, no los deje para mañana ni permita que su pareja los pida.

Dá abrazos que le quiten el aliento y al mismo tiempo transmitan mensajes como “Te apoyo, comparto tu alegría y tristeza contigo y te amo”.

Abrazo del corazón
Abrazo del corazón

Y no olvides los abrazos que da el corazón, aquellos en los que la ternura fluye directamente de este órgano y que proporcionan contacto visual. Abrazos largos y sublimes, de amor puro e incondicional …  

¿Te Gustó? ¡Compártelo con tus amigos!
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Formarse .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios siteground.es.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir al contenido