Consecuencias psicológicas del Coronavirus.

Además de tomar todas las medidas necesarias para protegernos de COVID-19, coronavirus,también es importante cuidar nuestra salud mental. En tal situación, es fácil experimentar efectos psicológicos que destruyen el bienestar mental.

El gobierno y las organizaciones de salud nos mantienen constantemente informados sobre las medidas preventivas que se implementarán contra el avance de COVID-19. Sin embargo, en lo que no nos detenemos lo suficiente son las consecuencias psicológicas del coronavirus. Factores como el aislamiento social, el confinamiento de la casa y el peso de la incertidumbre pueden afectar nuestra salud mental.

También hay otra variable a la que no estamos prestando atención. Miles de personas con depresión o trastornos de ansiedad se encuentran ahora en una situación de posible deterioro de su estado. Por lo tanto, es esencial ofrecerles ayuda, estrategias de apoyo para que se sientan acompañados durante toda la pandemia.

Está claro que ninguno de nosotros había enfrentado una situación similar antes. Pero no deje que esto lo desanime: nos mantenemos activos para defendernos del Coronavirus y sus “efectos secundarios” (comportamiento irracional, miedos infundados, etc.).

Tenemos la obligación de reaccionar, actuar, crear puentes y cadenas de ayuda para que, dentro de cada familia, en el silencio de cada casa, nuestra mente no nos traicione, no actúe contra nosotros al intensificar el sufrimiento. Por todas estas razones, es importante conocer las consecuencias psicológicas del coronavirus.

7 consecuencias psicológicas del coronavirus para saber

La revista científica  The Lancet publicó hace unos días un estudio sobre el impacto psicológico del coronavirus. Para lograr esto, se analizaron otras situaciones similares (aunque no con el mismo impacto). Una de ellas fue la cuarentena que tuvo lugar en varias áreas de China después de la epidemia de SARS de 2003.

La población se vio obligada a permanecer en cuarentena durante 10 días, un período que sirvió a los psicólogos para analizar el efecto de este tipo de situación. Gracias a los datos recopilados y la observación de lo que está sucediendo en estas semanas, fue posible determinar las consecuencias psicológicas del Coronavirus. Vamos a verlos juntos.

Malestar por cuarentena
Malestar por cuarentena

1. El enclaustramiento por más de 10 días causa estrés

Una de las medidas que los gobiernos han implementado para prevenir la propagación del coronavirus y superar la enfermedad (cuando los síntomas son leves) es la cuarentena o el aislamiento total durante 15 días.

Los investigadores que completaron el estudio, el Dr. Samanta Brooks y Rebecca Webster, del King’s College de Londres, llegaron a la conclusión de que después de 10 días de aislamiento, la mente comienza a ceder. 

Desde el undécimo día, surgen el estrés, el nerviosismo y la ansiedad. Con una prisión de más de 15 días, los efectos podrían ser mucho más graves y difíciles de manejar para la mayoría de la población.

2. Consecuencias psicológicas del coronavirus: el miedo a la infección se vuelve irracional

Una de las consecuencias psicológicas más obvias del coronavirus es el miedo a infectarse. Cuando una situación de epidemia o pandemia se expande, la mente humana tiende a desarrollar miedos irracionales .

No importa si escuchamos fuentes confiables de información. No importa si conocemos las medidas de seguridad simples y necesarias (lavarse las manos).

Gradualmente, desarrollamos miedos cada vez más infundados, como el miedo irracional de que la infección puede provenir de los alimentos que comemos, o que nuestras mascotas pueden transmitirla … Estas son situaciones límite que nunca se deben alcanzar.

3. Aburrimiento y frustración.

En un contexto donde la interacción social se reduce al límite, donde reina el silencio en las calles y nos vemos obligados a permanecer cerrados en la casa, está claro que el demonio del aburrimiento no tardará en llegar. Aunque las formas de combatirlo son muchas.

Cuando pasan los días y crece la incertidumbre, aquí viene la frustración. La incapacidad de mantener nuestro estilo de vida y nuestra libertad de movimiento nos hace caer en un abismo de emociones complejas y problemáticas.

4. Consecuencias psicológicas del coronavirus: sensación de falta de necesidades básicas.

En un contexto de epidemia o pandemia, la mente tiende a actuar por impulsos. Una de las consecuencias de esto es la compra compulsiva.

Todo esto nos remite a la pirámide de las necesidades de Abraham Maslow , según la cual, para estar bien, el hombre necesita en primer lugar abastecerse de alimentos y necesidades básicas.

En un escenario incierto, nuestro cerebro centra su atención en esa prioridad: no quedarse sin los bienes fundamentales para la supervivencia. No importa que nuestros supermercados siempre estén abastecidos.

Ni siquiera importa que las farmacias no contengan drogas. Nuestra mente nos lleva a creer que ciertos bienes pueden terminar y nos empuja a abastecernos.

5. Pérdida de confianza:¿Nos dicen cómo están las cosas?

Entre las consecuencias psicológicas del coronavirus está la pérdida de confianza en las fuentes de información oficiales. Instituciones sanitarias, políticas, científicas … En tiempos de crisis, llegamos al punto en que la mente humana se desconecta y pierde confianza.

Lo mismo sucedió durante la crisis del SARS de 2003. ¿La razón? Algunas veces se difundieron datos contradictorios, otras veces no hubo coordinación entre los diferentes miembros del gobierno, la salud y otras jurisdicciones. Debemos tener en cuenta que nos enfrentamos a un evento poco común, nunca antes habíamos enfrentado algo como esto.

COVID-19 también es un oponente desconocido como el SARS en su día. Las autoridades responden sobre la base del progreso y los eventos del día a día. La desconfianza de la población puede convertirse en el peor enemigo, favoreciendo la difusión de las teorías paranoicas y de conspiración, alejándose de la solución del problema.

6. Las personas con trastornos psicológicos pueden empeorar.

Como dijimos al principio, la población más sensible, las personas con depresión, fobias, ansiedad generalizada, trastornos obsesivo compulsivos, pueden sufrir más que nadie en este contexto. A la luz de esto, es de vital importancia que se sientan apoyados y que no pasen estos días solos.

Derribada por cuarentena?
Derribada por cuarentena?

7. El peor enemigo de todos: pensamiento negativo

Hay un factor obvio y extremadamente peligroso que puede afectar negativamente nuestra salud mental: el pensamiento catastrófico . La tendencia a anticipar lo peor, esa voz que nos susurra que perderemos nuestro trabajo, que las cosas no volverán como antes, que terminaremos en el hospital, que algunos seres queridos no lo lograrán, que la economía colapsará.

Evitemos dar lugar a este tipo de ideas. En lugar de ayudar, solo complican la realidad que estamos viviendo. Por lo tanto, cuidemos nuestra salud siguiendo todas las medidas de prevención, pero también cuidando nuestra salud psicológica. Para concluir, en tiempos de crisis debemos mantener la calma y crear alianzas. Ayudémonos unos a otros para superar con éxito esta situación, que pasará.

¿Te Gustó? ¡Compártelo con tus amigos!
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Formarse .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios siteground.es.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir al contenido