Superar el final de una relación sin explicación.

Fin de una relación

Casi todos dejamos que alguien se apodere de nuestro corazón con una condición: que no lo rompa. Tomamos las medidas necesarias, nos protegemos, pero aun así sucede y no nos prepara. ¿Qué pasa cuándo llega el final de una relación y no nos dan ninguna explicación?.

Esto sucede, por ejemplo, cuando el compañero se va sin explicación, cuando de un día para otro arroja un polvo mágico y desaparece como seres del más allá, sin un “tenemos que hablar”, “después de llamarte” o “Lo siento, se acabó “. En estos casos, ¿cómo superar el final de una relación?

Se dice que todas las personas heridas tienen historias sin resolver detrás de ellas. La mayoría de nosotros arrastramos sobre cuestiones pendientes que oscilan en la mente, evocando vislumbres incómodos de un pasado que todavía arde. 

Bueno, a veces la situación es más complicada. Porque más que tener capítulos sin resolver detrás de nosotros, hay historias sin fin dentro de nosotros, sombras de personas que nos dejaron de día a noche sin darnos una razón. Y en estos casos, superar el final de una relación es más difícil que nunca.

“Campo abandonado, declarado fuego” -Anónimo-

Fantasmas

El argumento no es nuevo. En los Estados Unidos, acostumbrados a etiquetar cada gesto, comportamiento o dinámica, lo llaman “fantasma”. 
El acto de desaparecer de la vida de alguien, con quien había estado vinculado durante mucho tiempo por un vínculo emocional, es más que recurrente, tanto que, en promedio, todos tocan una o dos desapariciones de fantasmas. 
O peor, incluso podríamos ser nosotros haciéndolo.

Aunque a menudo se dice que dejar a alguien sin dar una explicación es un arte masculino, hay algunos aspectos a considerar. 
Dejar a alguien sin razón no es un arte, sino una falta de consideración y un signo de inmadurez. 
Al mismo tiempo, este acto no es una prerrogativa masculina. Las mujeres y los hombres lo hacen, y aún más en esta era de nuevas tecnologías donde es posible romper una relación con un clic y/o un simple bloqueo .

Terminar una relación
Terminar una relación

Un final sin explicación y la inútil búsqueda del por qué.

No hay una ley escrita que diga que antes de dejar a alguien tenemos que decir por qué. Nadie nos obliga a tener esta conversación final, enumerar uno por uno los motivos de nuestra decisión, del cambio. 
Y ni siquiera hemos firmado un contrato que nos obligue a explicar por qué el corazón ya no late de la misma manera o por qué se rompió la ilusión .

Nadie elabora las reglas de lo que debe hacerse o no en una relación emocional. Sin embargo, existe un sentido ético, existe respeto moral y emocional, madurez y coraje
Entonces, y dado que estos principios no son prefabricados, sino sinónimos de buena educación, muchas personas deben superar el final de una relación sin explicación y las consecuencias que de ella se derivan.

Procesos psicológicos

Incluso si no hay suficiente literatura clínica con respecto a los procesos psicológicos que la persona abandonada suele experimentar, debe decirse que casi siempre la misma dinámica contribuye:

  • La persona no puede aceptar el final de la relación. Al no haber recibido una explicación clara, cae en una dinámica inútil de reanudación de contactos, de intentos en una reunión. Todo esto se convierte en más ansiedad, desesperación y la imposibilidad de cerrar definitivamente.
  • No es lo mismo aceptar el final de una relación conociendo la causa que la causó y ser abandonado de la noche a la mañana sin ningún motivo. Dudas, el intento de racionalizar lo irracional, en muchos casos hace que la persona se sienta culpable.  Pensar en ser el motivo del abandono .
  • La fase de dolor puede durar meses e incluso no terminar. La herida abierta, la duda permanente crean un vacío en el que se basan el resentimiento, la frustración y la desconfianza. Todo esto hace que sea muy complicado comenzar nuevas relaciones o que sean valiosas.
Final sin explicación
Final sin explicación

¿Cómo superar el final de una relación sin explicación?

No hay abandonos sin razón. El final de una relación sin explicación ocurre con más frecuencia de lo que pensamos y es necesario saber cómo manejarlo, reaccionar y, lo que es más importante, sobrevivir. Veamos algunos consejos que pueden ser útiles en estos casos.

Consejos

-Aceptar la evidencia

Llamadas perdidas, mensajes no leídos. Perfiles sociales bloqueados. Días que se convierten en semanas sin comunicación, sin contacto, mucho menos presencia. Contactos, amigos y familiares de esa persona que evitan y buscan excusas para no conocernos …

Podríamos considerar otras vías, pero la evidencia que corrobora la idea de abandono o fin es clara. Evitemos prolongar lo inevitable y aceptemos lo que sucedió: una despedida que debemos decir en lugar de la otra frente a su silencio.

-Valorarse

Te dirán “pasa la página”, “acéptalo”, “olvídate de esa persona”. Bueno, todo esto vendrá un poco más tarde. El primer paso y el más necesario es dar valor a nosotros mismos y a nuestros sentimientos. Es hora de reconocer la herida, llorar, externalizar el dolor y acercarnos a nuestro ser fragmentado .

Debemos dejar que el dolor se exprese y pase .

-Asumir la responsabilidad

Por mucho que lo intentemos, no siempre será posible organizar una cita con la persona para explicarle por qué. Y esto es algo que tenemos que aceptar: nos veremos obligados a dar forma a un dolor sin una conversación final. Debemos tratar de resolver ese capítulo nosotros mismos y para hacerlo debemos combinar el coraje y la responsabilidad.

Responsabilidad sobre todo hacia nosotros mismos. Porque si nos han abandonado, lo último que debemos hacer es abandonarnos a nosotros mismos. Debemos tomar las riendas y comprender que somos 100% responsables de nuestra recuperación. No hay dudas, basta con los intentos de contactar al otro, pedir una nueva cita o hacer planes para reunirse con quienes nos dejaron.

Chica volando

-Tiempo y esfuerzo: el manejo del dolor y la ira.

Después de un final sin explicación, el dolor y la ira permanecen, debemos entender que estas dos dimensiones no se desvanecen por sí solas con el paso del tiempo. Son resistentes, cristalizan y pueden condicionar completamente nuestra vida.

Entonces, aprendamos a manejarlas. Con este fin, es aconsejable emprender nuevas actividades, aprovechar la ayuda de amigos y familiaresiniciar proyectos que nos emocionen y nos permitan canalizar esas emociones complejas que comprometen nuestra identidad y nos impiden volver a ser felices.

-Centrarse en el presente para sanar

Quienes intentan superar el final de una relación que tuvo lugar sin explicación viven anclados al pasado y al tiempo condicional. “¿Qué hubiera pasado si en lugar de hacerlo hubiera actuado de manera diferente? ¿Y si hubiera dicho otras palabras? ¿Por qué no me di cuenta de eso? “…

Estos razonamientos son una fuente de sufrimiento. Para evitar este dolor repetido y superarlo, necesitamos dejar espacio para el presente. Afrontar el momento presente con apertura, resistencia y dignidad nos permitirá romper el hilo que nos une al pasado.

Finalmente, tenemos otra tarea. Haz del sufrimiento actual una experiencia constructiva. Claramente, pocos dolores son tan profundos como las heridas del abandono, pero nuestro potencial humano nos permite superarlos. Podemos sobrevivir a este fin sin explicación, podemos continuar porque tenemos las herramientas para hacerlo.

¿Te Gustó? ¡Compártelo con tus amigos!
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.