El mito de Caronte, el barquero del inframundo.

El mito de Caronte habla de un personaje muy interesante, cuya tarea era llevar a los muertos a su hogar final: Hades o el inframundo. Caronte era un ser misterioso, que tenía mal genio y era hijo de la noche y las sombras.

El mito de Caronte nos cuenta sobre uno de los personajes más enigmáticos de la mitología griega. Él era el barquero del inframundo y su misión era transportar las almas de aquellos que habían muerto recientemente en Hades, donde vivirían por toda la eternidad.

Este personaje se describe como un viejo trapero descuidado con una barba blanca enmarañada. Su cara estaba oscura, sucia, oscura y su mal humor. El mito cuenta que Caronte avanzó su bote con la ayuda de un poste, que izó las velas y que su barco siempre estaba oxidado y en mal estado.

Caronte viajó de ida y vuelta a lo largo del río Acheron, que significa “río de dolor”. Su trabajo fue infinito y repetitivo, razón por la cual su personaje era tan oscuro. Los únicos momentos fuera de su rutina infinita están representados por algunas situaciones excepcionales en las que una persona viva quería ingresar al inframundo, como sucedió con Hércules y Orfeo. De lo contrario, su actividad era una repetición eterna.

“No encontrarás los límites del alma, ni siquiera irás hasta el final; tal es su profundidad “.
-Heraclitus-

Mito de Caronte
Mito de Caronte

El origen del mito de Caronte.

El mito de Caronte dice que el barquero del inframundo era hijo de Notte (o Nyx) y Erebo y que nació en una época tan antigua que no hay memoria posible para recordarlo. Nyx era la diosa de la noche, y era tan abrumadoramente bella que incluso el propio Zeus le temía. Ella era la hija del Caos, nacida durante la creación del universo.

Erebus era el dios de la oscuridad y las sombras. Él reinó sobre las brumas profundas que rodeaban los confines de la Tierra y estuvo presente en todos los lugares subterráneos. Él era el hermano de Nyx y con ella concibió dos hijos: Ether, la luz, y Emera, el día.

Según el mito de Caronte, Nyx logró concebir a otros niños sola, sin la intervención de su hermano y esposo Erebo. De modo que tenía los hermanos del barquero, que eran: Moros, el destino; Ker (le keres), perdición; Tanato, muerte; Hypnos, duerme, el hermano gemelo de Tanato; Geras, vejez; Acli, tristeza, desesperación y lamento; Apate, el engaño; Némesis, el castigo merecido; Eris, la discordia; Filotes, personificación del afecto y la pasión; Momo, el chiste; las Hespérides, hijas de la tarde; el oneireoi, los sueños; las Arai, las tres diosas de la venganza; y le Moire o Parche, el destino.

El barquero de las almas.

El mito de Charon narra que el nombre de este personaje significa literalmente “brillo intenso”. Se dice que las personas tienen un brillo particular en sus ojos solo un segundo antes de morir. El nombre del barquero se refiere a esto, que también se ha traducido como “el de la mirada salvaje” o “con la mirada ardiente”.

Se dice que fueron Moire (o Fates) , sus hermanas, quienes lo llamaron para cumplir con su deber, con furiosa impaciencia, cuando alguien estaba a punto de morir. En ese momento, Caronte llegó a la orilla de Acheron, donde esperó las almas de los muertos, pero no todos podían cruzar el río del dolor con él. Las almas tuvieron que pagar el pasaje con una moneda.

Fue por esta razón que los griegos enterraron a sus muertos con una moneda debajo de la lengua: era el impuesto que tenían que dar al barquero para transportarlos al Hades. Si los muertos no llevaran esa moneda o si hubieran sido enterrados incorrectamente, habrían sido condenados a vagar por el río durante cien años. Después de ese tiempo, Caronte les permitió cruzar sin pagar.

mitos
Mitos

Caronte y Hades

El mito de Charon cuenta que solo dos personajes lograron viajar a Hades sin morir. Uno de ellos fue Hércules , a quien Charon transportó al inframundo sin saber por qué y sin pedir ningún pago. Por esta razón, los dioses lo castigaron y tuvieron que pasar un año en prisión.

El otro mortal que logró cruzar el inframundo fue Orfeo , que lo encantó con la magia de su música y subyugó la voluntad del barquero. Caronte también permitió que la diosa Psique, que representaba el alma, pasara gracias a los trucos que esta deidad solía confundirlo.

Aunque Caronte estaba en el río Acheron, también tenía derecho a navegar a otros ríos del inframundo como el Cocito, el río de las lágrimas ; Flegetonte, el río de fuego; el Lethe, el río del olvido; y el Styx, el río del odio.

¿Te Gustó? ¡Compártelo con tus amigos!
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Formarse .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios siteground.es.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir al contenido