¿Eres víctima del apego?

Muchas personas deberían hacerse estas preguntas: “¿Qué he hecho mal? ¿Cómo puedo mejorar? “. ¿El apego a personas o cosas no me deja avanzar?.

Situaciones simples de apego

Hay situaciones en la vida que tarde o temprano todos estamos “obligados” a vivir. Decepciones con amigos, los primeros sufrimientos amorosos, infidelidades, mentiras, pérdida de trabajo
Todas estas circunstancias, que son potencialmente negativas, pueden tener un impacto positivo si aprendemos a extraer la enseñanza correcta de ellas, de modo que podamos estar preparados y preparados si nos encontramos reviviéndolos. Sin embargo, hay muchas personas que no pueden salir del túnel. ¿Estás en esta situación?
En este artículo, te daremos algunos consejos simples que pueden ayudarte a superar los momentos emocionalmente negativos que atraviesa tu vida.

La autocompasión no lleva a nada

Imagine por un momento que se alejó de su pareja o perdió su trabajo. Al principio, es normal culpar al otro por sentirse mejor. Sin embargo, está claro que no tiene sentido quejarse de lo sucedido o incluso asumir perpetuamente el papel de víctima. La autocrítica puede ser de gran ayuda en estos momentos, ya que te deja comprender lo que has hecho mal para corregir tus errores y no repetirlos en el futuro

De esta manera, podrás tener una visión completa de tu problema y será más fácil superarlo o encontrar una solución de la manera más rápida e indolora posible.

¿Estás abierto al cambio?

Hay personas que prefieren los momentos pasados ​​en comparación con los presentes o futuros. Por lo general, se convierten en personas que anhelan los viejos tiempos con frecuencia. Y a menudo, junto con el pasado, también quieren cosas superficiales que con el mero paso del tiempo están condenadas a desaparecer . Pero, ¿qué sucede cuando estas cosas se van? Que los momentos de tristeza son más comunes que los de felicidad.

Esto sucede cuando dos personas se separan y una de ellas le dice a la otra: “Ya no siento lo que sentí antes”, “Ya no hay la misma pasión del pasado …”. No todo permanece inalterable en el pasado y luego continúa en el presente. A veces hay que aceptar los nuevos cambios a medida que llegan y poder adaptarse a situaciones, como los camaleones. Si esto no se logra, habrá otras oportunidades para hacerlo.

En última instancia, el cambio es algo presente en la vida de todos nosotros y si aprendemos a adaptarnos, tal vez nos sentiremos más fuertes, tanto física como emocionalmente. El pensamiento budista profundiza el concepto de cambio y lo convierte en una de sus “cuatro verdades nobles absolutas” .

El budismo dice que para ser feliz, no tienes que ser esclavo del “apego“. Es decir, no siempre podemos perder esos sentimientos o experiencias que nos han hecho felices en el pasado. Si simplemente podemos recordar los momentos pasados ​​como una etapa final de nuestra vida, será mucho más fácil ser feliz y abrir nuevas puertas a mejores experiencias .

¿Te Gustó? ¡Compártelo con tus amigos!
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Formarse .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios siteground.es.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir al contenido