No persigas a los que ya saben dónde estás

Una vez una persona me dio un consejo que nunca he olvidado: no persigas a alguien que ya sabe dónde estás, ni siquiera por razones morales. Cuando pregunté por qué tenía que comportarme tan radicalmente, lo que respondieron me hizo abrir los ojos en diferentes momentos de mi vida.

En primer lugar, me dijeron: “no persigas a nadie, ni siquiera a ti mismo, porque nadie necesita a alguien detrás de ellos, si hay algo a su lado”. Luego: “si él no te da nada, déjalo ir y si todavía tiene algo que ofrecer a tu vida diaria, no tendrás que rogarle”.

El secreto es no cuidar a las mariposas,
pero cuida el jardín
para que las mariposas vengan a ti.
Al final no encontrarás a quien estabas buscando,
pero quien te estaba buscando.
-Mario Quintana-

Perseguir a los demás

No persigas a nadie, ni siquiera a ti mismo.

Más adelante, hablaremos sobre lo que sucede cuando buscamos a alguien que no es nosotros, pero que no tiene comentarios, sino que si corremos detrás de nosotros mismos. Que esta pasando suena extraño, pero puede suceder. Muchas veces nos sentimos mejor cuando huimos de lo que nos está sucediendo o dejamos que todo se nos escape.

Cuando perseguimos algo que ya no existe, nos perseguimos a nosotros mismos y esto nunca es algo bueno. Siempre debemos mirar hacia adelante, persiguiendo algo que no sabemos dónde está y que queremos encontrar como nuestro futuro. Si perseguimos quiénes hemos sido y no quiénes somos, nunca nos superaremos a nosotros mismos.

En muchas ocasiones, corremos el riesgo de estar completamente bloqueados porque nos asusta mirar al vacío y ver nuestro reflejo en él. Sin embargo, no encontraremos el vacío si aceptamos que debemos amarnos a nosotros mismos primero y que, para amarnos a nosotros mismos, estamos obligados a ir más allá de nosotros mismos día tras día. Lo mismo también se aplica en las relaciones con los demás.

Si no hay interés, no hay relación

Ciertamente parece mucho más fácil decirlo, pero en la vida siempre queremos un pequeño grupo de personas que no quieran estar con nosotros. No es tan simple como parece, por ejemplo, aceptar que ya no eres parte de la vida de una persona después de compartir tantos momentos y experiencias juntos.

Por complicado que sea, es bueno recordar que para mantener una relación animada, necesitas sobre todo interés. Si no hay interés, no hay relación porque lo que nos mantiene unidos es el deseo mutuo de conocernos, con todo lo que esto conlleva.

La ausencia gradual de su interés en mí,
la falta progresiva de sus “buenos días”,
la elección egoísta de su distancia
fueron las razones
por las que ya no era necesario ir a Macondo; 
fue suficiente besar tus labios para sentir …
Cien años de soledad.
-Gabriel García Márquez-

No podemos sufrir si rompemos con alguien con quien la relación ya había terminado: él no nos necesitaba si no quería que nosotros siguiéramos para completar su vida y nosotros tampoco lo necesitábamos realmente. Comprender esto, valorarnos a nosotros mismos y evitar que nos subestimen es el primer gran paso para poder avanzar .

Mira adentro: sabes dónde no quieres estar

Eso es correcto! No quieres estar donde estás esperando que esta persona regrese y te mire. No quieres estar allí y saber que él no te mira porque no quiere. Tenemos que mirar dentro y reflexionar por un momento, ¿estamos seguros de que no queremos dictar el ritmo?

Entonces uno planta su jardín
y decora su alma,
en lugar de esperar que alguien le traiga flores.
-Jorge Luís Borges-

Entre muchas cosas, crecer también es aprender a determinar la dirección y la velocidad de la vida. Somos los que decidimos cómo cultivar lo que tenemos, cómo dar amor. No olvidemos que los que pierden son los que no pueden recibir. Compartimos lo que tenemos dentro de nosotros con alguien que realmente lo quiere porque esta es la forma más justa de afecto que existe.

¿Te Gustó? ¡Compártelo con tus amigos!
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Formarse.
  • Finalidad  Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios  siteground.es.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad
Ir al contenido