La dignidad es el lenguaje de la autoestima.

Dignidad es tener autoestima

La dignidad no es fruto del orgullo, es un activo valioso que no podemos dar a otros ni perder a la ligera. La dignidad es autoestima y salud. También es la fuerza que nos levanta del suelo cuando hemos roto nuestras alas, con la esperanza de llegar a un punto distante donde nada duele, donde una vez más podemos permitirnos mirar al mundo con la cabeza en alto.

Fue Ernesto Sabato quien dijo hace unos años que, aparentemente, la dignidad de la persona humana no se esperaba en este mundo globalizado. Podemos verlo todos los días, nuestra sociedad está cada vez más articulada en una estructura en la que lentamente estamos perdiendo más y más derechos, más oportunidades e incluso libertad.

“Más allá del dolor y la alegría, existe la dignidad de ser”
-Marguerite Yourcenar-

Sin embargo, y es interesante tenerlo en cuenta, hay muchos filósofos, sociólogos, psicólogos y escritores que intentan ofrecernos estrategias para dar forma a lo que llaman “la era de la dignidad”. Creen que ha llegado el momento de definirnos, hacer oír nuestra voz y trabajar en nuestras fortalezas para encontrar una mayor satisfacción en nuestro entorno y generar un cambio significativo en esta sociedad cada vez más desigual.

Personalidades como Robert W. Fuller  físico, diplomático y educador, han puesto en juego un término que sin duda comenzaremos a escuchar con más frecuencia: “ranking”. Este término incluye todos aquellos comportamientos que nos están quitando la dignidad día tras día: ser intimidados por terceros (socios, jefes, compañeros de trabajo), sufrir acoso, sexismo e incluso convertirse en una víctima de la jerarquía social.

Perder la dignidad

Todos nosotros, en algún momento de nuestras vidas, sentimos que hemos perdido nuestra dignidad. Ya sea por una relación abusiva o porque hicimos un trabajo mal pagado, estas son situaciones con un alto costo personal. 

Exigir un cambio, ponernos de nuestro lado y luchar por nuestros derechos, nunca será un acto de orgullo, sino una expresión de nuestra osadía de ser valientes.

dignidad
Dignidad

Dignidad en el trabajo de Kazuo Ishiguro

El escritor británico de origen japonés Kazuo Ishiguro ganó el Premio Nobel de Literatura en 2017. El público en general conoce una de sus novelas en particular, “Lo que queda del día”, una obra de la cual también se hizo una película verdaderamente excepcional. Lo más extraño es que no todos entienden cuál es el tema central de este libro tan meticuloso, a veces enloquecedor, pero siempre magnífico.

Podríamos pensar que “Lo que queda del día” habla de una historia de amor. Un amor cobarde y de barreras por las cuales los amantes nunca tocan su piel y las pupilas se pierden en otro lugar, en cualquier otro lugar que no sea su ser querido. Quizás podemos deducir que el libro es la historia de una casa y sus habitantes, amos y sirvientes, y cómo un noble, Lord Darlington, busca la amistad de los nazis frente a la pasividad de su mayordomo, testigo de la traición del maestro en el tierra natal.

Se puede decir esto y mucho más, porque es la magia de los libros. Sin embargo, “Lo que queda del día” habla de dignidad. La dignidad del personaje que es el narrador y que, a su vez, es el protagonista de la historia, el Sr. Stevens, mayordomo de Darlington Hall.

Sinopsis de la historia

Toda la novela es un mecanismo de defensa pura, un intento continuo de justificación. Tenemos una persona frente a nosotros que se siente digna y honrada por el trabajo que hace, pero este trabajo no es más que el reflejo de la servidumbre más cruda y absoluta, donde no hay espacio para la reflexión, para la duda, para el reconocimiento. de sus emociones y menos aún por amor.

Sin embargo, hay un momento en que la imagen del “gran mayordomo” se desmorona. Durante la cena, uno de los invitados de Lord Darlington comienza a hacerle al Sr. Stevens una serie de preguntas para demostrar la total ignorancia de las clases bajas. Un ataque directo a su “yo”, en el que el mayordomo se hace a un lado para dejar espacio al hombre herido, que nunca tuvo dignidad y que vivió escondido debajo de una armadura. El hombre que se negó a sí mismo el verdadero amor para servir a los demás.

Recuperar y fortalecer la dignidad.

Ciertamente es curioso ver cómo el lector que viaja de página en página en el libro “Lo que queda del día”, se da cuenta de inmediato de cómo una persona está siendo manipulada o de cómo está tejiendo una laboriosa autoestima. engaño para justificar cualquier acto inexplicable en los ojos. También podemos encontrarnos haciendo trabajos muy similares a los del mayordomo de Darlington Hall.

“La dignidad no consiste en poseer honores, sino en la conciencia de merecerlos”.
-Aristóteles-

Recuperar autoestima

Podemos encontrarnos dando todo por amor, por esa relación dañina, tóxica e incluso debilitante. A veces amamos con los ojos cerrados y el corazón abierto, sin darnos cuenta de que este vínculo está destruyendo hilo por hilo todo el tejido de nuestra autoestima. Tal vez hemos estado haciendo este trabajo mal pagado durante mucho tiempo, en el que no somos apreciados, dejando que la vida y la dignidad se nos escapen … Pero qué puedes hacer, los tiempos son lo que son y siempre es mejor un mal conocido que una cuenta corriente vacía.

autoestima
autoestima

Despierta y recupera tu autoestima

Debemos despertar, dijimos al principio, esta debería ser la era de la dignidad, en la que todos debemos recordar nuestro valor, nuestra fuerza, nuestro derecho a tener una vida mejor, a ser dignos de lo que queremos y necesitamos Decirlo en voz alta, establecer límites, cerrar puertas para abrir otras y definirnos frente a otros, no es un acto de orgullo o egoísmo.

Evitamos perder nuestra individualidad, dejamos de justificar lo que es injustificable y evitamos ser parte de este engranaje que apaga nuestras virtudes y nuestras maravillosas personalidades día tras día. Deja de ser súbditos de la infelicidad y así empezar a crear con nuestras manos y nuestra voluntad.

¿Te Gustó? ¡Compártelo con tus amigos!
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Whatsapp
Whatsapp
Email this to someone
email

2 comentarios sobre “La dignidad es el lenguaje de la autoestima.

  • el 15/04/2020 a las 10:43 am
    Permalink

    Sin duda algo que se perdio hace mucho tiempo. Desgraciadamente hoy se entrego al SERVILISMO para lograr algo en esta sociedad corrupta, ( el que no tranza no avanza ) y algunos que todavia nos queda algo de dignidad nos llaman DESADAPTADOS o VIEJOS…..

    Respuesta
    • el 15/04/2020 a las 11:11 am
      Permalink

      Muchas gracias por tu comentario Nicolás. Así es la triste realidad, sin embargo somos muchos los que defendemos estos principios. Animo ! un abrazo.

      Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Formarse .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios siteground.es.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir al contenido