8 cosas que debes saber sobre el amor verdadero

Amar realmente significa saber, reconocer y asumir que las personas tienen tantos defectos como virtudes, que probablemente algunos hábitos nos molestan, que no todo son rosas y flores y que no vivimos en un cuento de hadas hecho de príncipes y princesas enamoradas.

No, el verdadero amor es algo que va más allá de las coincidencias amorosas. Un amor sincero y verdadero significa enamorarse de las diferencias con gran intensidad, tolerar defectos y abrir las puertas de la confianza.

No podemos decir que amamos a otra persona hasta que conozcamos sus demonios, ira y contradicciones. Realmente debemos amar, entender que en una relación no todo es hermoso, sino que también hay caos, acompañado de dinamita.

En resumen, el amor es vivir juntos cuidando muchos detalles, construyendo un rompecabezas y haciendo castillos en el aire basados ​​en sueños y decepciones. Si entendemos todo esto, entonces entenderemos el verdadero valor de la permanencia, del hecho de que hay sentimientos que permanecen, que no son desechables.

Amor verdadero
Amor verdadero

Consejos clave para alimentar la idea de una relación saludable

Amar de verdad es un gran desafío. Para hacer esto, por lo tanto, primero debemos deshacernos de todas las ideas que nos impiden enfrentar la realidad. Para hacer esto, necesitamos tener ciertos conceptos claros que nos ayuden a comprender qué es el verdadero amor y qué no lo es. Vamos a verlos juntos.

1. Enamórate de ti y de la vida, luego ama a quien quieras

Para amar sin dependencia ni necesidad, primero hay que darse valor a uno mismo. Esto significa que para decir “Te amo”, primero debes saber cómo decir “Te amo”. El amor propio y el autoconocimiento son la clave para establecer relaciones saludables.

En resumen, podemos decir que para encontrar a la persona adecuada, debemos estar listos para tener una relación. Esto exige un trabajo interno que puede ser difícil, pero que dará sus frutos.

“Si el amor fuera un árbol, las raíces serían el amor propio. Cuanto más nos amemos, más frutos recibiremos de nuestro amor por los demás y más durarán con el tiempo “ – Walter Rizo –

2. Amar significa amar sin condiciones y sin excepciones.

Es normal y natural que no nos guste todo acerca de nuestra pareja. A pesar de esto, las diferencias hacen que el amor sea hermoso y completo . Si amamos solo lo que nos gusta o cómo lo idealizamos, el afecto no será duradero, ya que somos seres llenos de luces y sombras.

Amor que dura
Amor que dura

3. Amar no significa necesitar, sino preferir

La dependencia y el amor se oponen de manera que si los obligan a extremo vivo destruyéndose entre sí. Nadie en el mundo tiene la responsabilidad de completar lo que nos falta . Por esta razón, preferir en lugar de necesitar da más valor a la persona que amamos, porque lo valoramos por lo que es y no por lo que nos da.

La conclusión de este punto está estrictamente relacionada con la primera: debemos trabajar en nosotros mismos y cuidarnos para no caer en la trampa de la “necesidad” de alguien que trata nuestras heridas y llena nuestras deficiencias. La clave del verdadero amor está en nosotros mismos.

4. Ser la pareja perfecta no significa no tener problemas, sino saber cómo resolverlos.

A veces cometemos el error de creer que para hacer que el amor funcione es necesario no tener problemas, no discutir, entendernos al 100% y estar siempre disponibles para el otro. El amor, por otro lado, significa enfrentar el bien y el mal sin ningún tipo de anestesia . Debemos contemplar la realidad desnuda y cruda, y resolver problemas a través del respeto, el compromiso y la estabilidad.

El amor se construye
El amor se construye

5. El amor no crece de la nada, el amor se construye

Para construir el amor, debes formar un equipo y establecer las reglas del juego. Para jugar juntos, debemos ser conscientes del hecho de que es necesario comunicarse, escuchar con sinceridad y empatía, dialogar abiertamente y eliminar reclamos.

El amor se construye sobre la base del apoyo, el reconocimiento y el verdadero afecto. Gracias a estas premisas, es posible construir algo mejor que el amor: la complicidad.

6. Para amar completamente, uno debe establecer sus propios límites emocionales

Una relación saludable no se basa en juegos o condiciones de poder, sino que proviene de propósitos comunes, equilibrados y saludables. Es por eso que debemos deshacernos de la idea del sacrificio por amor.

Hay cosas que no deben tolerarse, como el abuso, el engaño, la manipulación emocional, el maltrato o la violación de nuestros valores. Todo esto se basa en una falta de respeto y amor, y por lo tanto rechazarlo significa no ir más allá de nuestros límites emocionales.

Verdadero amor
Verdadero amor

7. El verdadero amor no es reconocido por lo que exige, sino por lo que ofrece.

El amor no es control ni exigencia, es libertad y confianza. A pesar de esto, la esclavitud emocional es mucho más común de lo que nos gustaría admitir: de hecho, es muy común encontrar ideas erróneas sobre el compromiso y la pareja.

Es necesario eliminar la victimización y reprochar ciertos gestos a la pareja. Este comportamiento nos aprisiona en una espiral negativa que alimenta nuestra relación hecha de oscuridad, falta de confianza y falsas expectativas.

Si para estar cerca de alguien tenemos que sacrificar una parte de nosotros y nuestra vida, el amor también nos destruye en este caso. El amor se basa en el respeto y el crecimiento individual de cada uno de los dos miembros de la pareja.

8. Si el amor te está muy ajustado, no es de tu talla

Si el amor duele, significa que no es amor, que estamos confundiendo sentimientos y que nos estamos lastimando a nosotros mismos. Si nos estamos ahogando, es hora de salir a la superficie. No somos nosotros los que tenemos que cambiar para que coincida con nuestro socio, simplemente quizás aún no hemos encontrado el tamaño de zapatos adecuado para nosotros. Si la relación es una fuente de sufrimiento, es mejor dejarla ir.

Si uno de los miembros de la pareja rechaza una parte de la otra, entonces es hora de decir adiós y dejarlo ir. Es hora de restablecer las prioridades y comprender lo que nos hace sufrir para deshacernos de ellas.

Cada uno de estos consejos te ayudará a tener una relación saludable y duradera. Es hora de deshacerse de todas esas ideas que contradicen valores como la libertad, la confianza y el cuidado personal.

¿Te Gustó? ¡Compártelo con tus amigos!
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Formarse .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios siteground.es.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir al contenido