Personas tóxicas

La forma en que las personas inteligentes manejan a las personas tóxicas dice mucho sobre sus habilidades psicológicas. No se dejan someter, saben cómo definir límites y son conscientes del impacto que la dinámica agotadora puede tener en su salud. Si este es nuestro caso, uno de las mejores cosas que podemos hacer es aprender a neutralizar y poner en práctica estrategias para controlar a las personas tóxicas.

Algunos sociólogos o expertos en psicología social dicen que vivimos en una era llena de toxicidad. Estamos acostumbrados a escuchar este término a menudo y, a veces, no sabemos exactamente dónde está el límite entre lo que es tóxico y lo que no. Está claro, por lo tanto, que vivimos en una era marcada por la inestabilidad y la incertidumbre y que todo esto se refleja en muchos contextos de la vida cotidiana.

Las personas tóxicas nos lastiman emocionalmente, pero también son una amenaza para nuestra salud. En consecuencia, cuando el comportamiento tóxico se arraiga en un contexto específico, la mayoría de las personas que forman parte de él no terminan tomando actitudes dañinas o cínicas.

Como revelan varios estudios, el ambiente de trabajo es el contexto por excelencia en el cual se adoptan  actitudes tóxicas. Especialmente en donde “productividad” es la palabra clave. Es allí donde hay desconfianza, rivalidad, envidia, frustración y el daño que socava el bienestar sistémico de la organización.

Tampoco faltan personas tóxicas en la familia. Personas que, por carácter o experiencia personal, asumen actitudes perjudiciales incluso hacia sus hijos o su pareja. En los últimos casos, el impacto y el daño pueden ser más fuertes porque se agrega un componente emocional, un vínculo sanguíneo.

Personas tóxicas
Personas tóxicas

¿Cómo manejar a las personas tóxicas?

Cómo podemos manejar a las personas tóxicas de manera inteligente depende de una serie de factores. La primera es la consideración simple y obvia de que todos los comportamientos tóxicos son ilógicos. Tomar nota de esto realmente nos ayudará, porque dejaremos de dar tanta importancia a una serie de acciones y palabras sin sentido, precisamente donde tratamos de proyectar casi exclusivamente malestar, frustración y emociones negativas.

En segundo lugar, hay un aspecto que no podemos subestimar. Según el estudio realizado por el Departamento de Psicología Clínica y Biología de la Universidad alemana Friederich Schiller, la exposición prolongada a estas dinámicas daña la salud de nuestro cerebro.

Continuamente sometidos a estas dinámicas, nos sentimos más estresados, ansiosos y cansados ​​y no podemos concentrarnos o pensar con claridad. Tener este detalle claro es un principio, que nos empujará a establecer los límites correctos. Ahora veamos cómo manejar personas tóxicas usando algunos trucos intelectuales.

1.Centrarse en soluciones, no en problemas

Cuando nuestro entorno también está formado por personas tóxicas, vivimos en un estado de alerta constante, como si estuviéramos bajo amenaza. Prácticamente como ver la aleta de un tiburón que deambula en nuestro “territorio” todos los días. De alguna manera, nos preocupa más la presencia de esta persona, lo que dice o no dice, lo que hace o no hace, que la implementación de estrategias de defensa contra sus “ataques”.

Recuerde que las personas inteligentes están más inclinadas a buscar soluciones al problema en lugar de centrarse en el comportamiento tóxico. Cuando algo los perturba, reaccionan rápidamente.

2.Definir límites lo antes posible.

Uno debe preguntarse: “¿cómo debemos actuar para frenar el comportamiento tóxico?”. Lo que debemos tener en cuenta es que en estos casos no siempre hay que huir o que no es posible poner una cierta distancia entre nosotros y la persona tóxica.

Es necesario delinear límites, barreras protectoras. Para hacer esto, debemos dejar claro a la persona en cuestión que sus actitudes tienen consecuencias, que no todo está permitido y que ciertos comportamientos duelen y crean tensión.

Debemos aclarar desde el principio, cuál es el límite para nosotros, esa línea límite que no permitiremos que supere.

Definir límites
Definir límites

Manejo correcto de las emociones.

Tienes que ser plenamente consciente de tus emociones. Si nos sentimos agotados o psicológicamente cansados, debemos manejar esta situación. Lo primero que debes hacer es comprender que nadie tiene derecho a quitarnos nuestra sonrisa o nuestra calma interior. Lo segundo es que no debemos dar un papel importante a aquellos que simplemente no han hecho nada para ganarse un lugar en nuestras vidas.

Teniendo en cuenta que no es posible alejarse físicamente de estas personas, lo mejor es alejarse emocionalmente, abrir nuestro paraguas para protegernos.

Empatía cognitiva ante una persona tóxica.

En estos casos, actuar guiado por la empatía cognitiva siempre es mejor que dejarse guiar por la empatía emocional. ¿Qué queremos decir con eso? Que es muy recomendable poder comprender qué mecanismos pueden ponerse en funcionamiento en la mente de las personas tóxicas. Puede ser que esa cara y esas dinámicas estresantes oculten el perfil de una persona con depresión no diagnosticada.

La empatía cognitiva nos permite comprender realidades desconocidas sin quedar atrapados en las emociones. Y este último punto es realmente importante. Una estrategia que define cómo las personas inteligentes manejan a las personas tóxicas.

Manejo de las emociones
Manejo de las emociones

Cuida tu salud y bienestar

Podemos tener varias personas tóxicas a nuestro alrededor; incluso podríamos haber aprendido a manejarlos de manera efectiva. Aún así, hay algo que no debemos perder de vista ni siquiera por un momento: nuestra salud. Es por eso que debemos darle cierta importancia a lo que comemos, cuánto tiempo descansamos y cuánto tiempo pasamos relajándonos.

Aprender a “desconectar” y no pensar en estos perfiles psicológicos nos permitirá ganar en términos de calidad de vida. Claramente, todo esto requiere un esfuerzo considerable. A pesar de todo, el juego vale la pena: luchemos por ser personas inteligentes, que saben ir más allá de estas situaciones.

¿Te Gustó? ¡Compártelo con tus amigos!
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Formarse .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios siteground.es.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir al contenido