Heridas emocionales

Heridas emocionales transmitidas a través de lazos familiares.

Las heridas emocionales se transmiten a través de lazos familiares, de una manera casi implacable. Son como una sombra oculta en las palabras, en el modelo educativo, en los silencios, en las miradas y en los vacíos. Hasta que una persona madura y consciente tenga el coraje de decir lo suficiente y deshacerse de esta telaraña.

En la vida, todos hemos arrojado una piedra a un lago o río. Cuando la piedra cae y se hunde en el agua, se genera una perturbación. Las partículas de agua cambian su posición inicial y círculos, las ondas aparecen en la superficie.

Todos tienen su propia historia, todos conocen el peso de sus heridas, sus vacíos, sus esquinas redondeadas …

Si el impacto fue muy fuerte, habrá múltiples olas en la superficie. Son como el eco de un grito tonto, como la metáfora de la propia herida emocional, la que afecta a un miembro de la familia y luego se extiende a otras generaciones con mayor o menor intensidad .

Oscar Wilde dijo una vez que pocas dimensiones son tan misteriosas y herméticas como las familias. En el aislamiento de sus hogares, nadie sabe con certeza qué sucede dentro de esas cuatro paredes donde una o dos generaciones de personas comparten un espacio y un código común.

Las heridas de algunos miembros afectan a otros como olas invisibles, como hilos que mueven títeres y como olas llenas de ira que erosionan las rocas en la playa. Hoy queremos hablarte sobre un tema complejo, doloroso y a veces sangriento.

La arquitectura íntima de las heridas emocionales
La arquitectura íntima de las heridas emocionales

La arquitectura íntima de las heridas emocionales.

Cuando hablamos sobre el origen de estas heridas emocionales que se transmiten de un vínculo a otro, es común pensar en hechos como el abuso sexual, la violencia física o la pérdida de un ser querido. Tampoco descartamos conflictos de guerra y su impacto en todos los niños refugiados que la sociedad está luchando por tener en cuenta .

Sin embargo, más allá de estas dimensiones que todos conocemos, también hay “laceraciones” emocionales causadas por otras dinámicas, otros procesos quizás más comunes que los mencionados anteriormente.

  • Crecer en nombre de un apego inseguro o en un contexto basado en la contención emocional indudablemente genera muchas heridas emocionales y también trastornos emocionales.
  • Lo mismo es cierto si eres parte de una familia donde la ira siempre está presente. Son contextos donde abundan los gritos, los reproches mutuos, la toxicidad emocional, el desprecio y la devaluación continua.
  • Otro aspecto que puede tener fuertes repercusiones dentro de la familia es la posible depresión crónica o no tratada de uno o ambos padres. La vulnerabilidad, los códigos de comunicación y la dinámica padre-hijo dejan huellas indelebles.

Las heridas emocionales son el precio que todos tenemos que pagar para ser independientes.
-Haruki Murakami-

Trauma y epigenética
Trauma y epigenética

Trauma y epigenética

Conrad Hal Waddington, biólogo del desarrollo, genetista y embriólogo, acuñó un término muy interesante e influyente. Estamos hablando de la epigenética, la ciencia que se ocupa de estudiar el conjunto de procesos químicos que modifican el ADN sin alterar su secuencia, donde los traumas juegan un papel importante. Por ejemplo:

Se sabe que cuando un niño está rodeado de confusión, caos emocional y vulnerabilidad, presenta niveles exorbitantes de estrés. Sus mecanismos cerebrales, endocrinos e inmunes reaccionarán para encontrar el equilibrio necesario, pero al no hacerlo, se saturarán hasta que desarrollen efectos secundarios implacables: aumento de cortisol en la sangre, taquicardia, migraña, dermatitis e incluso asma.

Se sabe, por ejemplo, que la expresión del genoma, o el fenotipo, cambia según las experiencias con el entorno (nutrición, hábitos, estrés, depresión, miedos …).

De esta manera, todos los cambios epigenéticos también afectarán a las nuevas generaciones, hasta el punto de que un cierto trauma experimentado por una persona puede afectar hasta 4 generaciones sucesivas.

¿Te Gustó? ¡Compártelo con tus amigos!
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Formarse .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios siteground.es.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir al contenido