Empatía y compasión

Nunca confundas empatía y compasión

La empatía y la compasión nunca deben confundirse: aunque en apariencia sean algo similar, existe una profunda diferencia entre los dos. 

La empatía es la “capacidad de comprender el estado mental y la situación emocional de otra persona, de manera inmediata, principalmente sin recurrir a la comunicación verbal”; mientras que la compasión es el “sentimiento de piedad hacia aquellos que son infelices, hacia sus dolores, sus desgracias, sus defectos”.

La empatía y la compasión son diferentes porque generalmente los que son empáticos se mueven con una mayor sensibilidad  que los que son compasivos: la empatía conduce a una sincera participación e identificación íntima con los demás y sus experiencias; sin embargo, la compasión es una comprensión más fría, distante, a veces formal o falsa

Las personas empáticas son realmente cercanas a los demás; la gente compasiva, no pocas veces, simulan amigos y en lo profundo del corazón se regocijan en los fracasos, sufrimientos y dolor de los demás.

Un guerrero no acompaña a quienes quieren hacerle daño. Tampoco se ve en compañía de aquellos que desean “consolarlo”. Evita a los que están cerca de él solo en caso de derrota: estos falsos amigos quieren mostrar esa recompensa por debilidad. Siempre traen malas noticias. Siempre intentan destruir la confianza del guerrero, bajo el manto de la “solidaridad”.
Paulo Coelho

La empatía conduce a la comprensiónune y crea relaciones interpersonales cariñosas y sensibles

La compasión, sin embargo, conduce al desapego, ya que no prevé la reducción de las distancias.

La empatía es verdaderamente constructiva y puede aumentar la calidad de vida en cualquier área. Incluso a nivel de trabajo, con las mismas habilidades, lo que hace la diferencia entre dos profesionales es la empatía. Por ejemplo, si quienes ejercen profesiones que inevitablemente tienen que lidiar con los problemas de otros (médicos, enfermeras, trabajadores humanitarios y sociales, abogados) manifiestan empatía a nivel humano, reciben  el consentimiento y la admiración de los demás, lo que aumenta sus posibilidades de éxito. Obviamente, aquellos que practican una profesión de ayuda nunca deben exagerar en la participación que de otro modo podrían llegar a ser fuente de estrés y enfermedades como el síndrome de burnout.

Cómo volverse empático

La empatía comienza con una suposición de perspectiva: ponte en el lugar de la otra persona reconociendo su punto de vista y sus sentimientos legítimamente. En lugar de juzgarla o criticarla, trata de sentir lo que ella siente con ella. Muéstrale esta cercanía haciéndole entender que no está sola. Conéctate con ella, poniendo en juego esa parte de ti que conoce el sentimiento de comprensión típico de la empatía. 

Nunca seas un “consolador”, tratando de ver el vaso medio lleno en lugar de medio vacío con frases como “Bueno, al menos …”. Cuando la gente comparte algo doloroso contigo, no tiene que intentar mejorar las cosas, ya que esto disminuiría el dolor que están experimentando
Incluso confiar en la simpatía para minimizar podría estar fuera de lugar; la simpatía, de hecho, deshumaniza, ya que tiende a la piedad, y a nadie le gusta que le tengan lástima

Si alguien comparte algo delicado contigo, dile que aprecias su apertura hacia ti, incluso si no sabes qué agregar en ese momento. Por otro lado, lo que sea que digas ciertamente no podría aliviar el dolor. Tal vez limitado a un abrazo o un gesto; en estos casos, de hecho, es mucho mejor confiar en comunicación no verbal en lugar de verbal. Solo la conexión humana y su demostración sincera pueden mejorar las cosas, no las palabras.

Pero la empatía no es solo la capacidad de conectarse emocionalmente con los demás en momentos de desesperación, también es la capacidad de compartir la experiencia positiva, saber regocijarse sinceramente por los éxitos de los demás.

Entre la empatía y la compasión, elige el camino hacia una vida más plena.

Ser empático es una opción: puedes elegir deliberadamente entre empatía y compasión en cualquier relación socia. Como siempre, mi consejo es tomar decisiones constructivas y positivas para su crecimiento personalsiguiendo  el camino de la empatía, su vida será más pacífica y rentable .

¿Te Gustó? ¡Compártelo con tus amigos!
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Formarse.
  • Finalidad  Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios  siteground.es.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad
Ir al contenido