El poder de la resiliencia y el mito del fénix

En su libro “Símbolos de transformación”, Carl Gustav Jung  escribe que el ser humano y el fénix tienen muchas cosas en común.  Esta icónica criatura ardiente, capaz de resurgir majestuosamente de las cenizas de su propia destrucción, también simboliza el poder de la resiliencia, la habilidad incomparable de renacer mucho más fuerte, más valiente y más brillante.

Si hay un mito subyacente a casi todas las doctrinas, culturas y leyendas de nuestros países, es sin duda el que se refiere al fénix. Se dice que sus lágrimas estaban curando, que tenía una gran resistencia física, que era capaz de controlar el fuego y que poseía una sabiduría infinita. Según Jung, era esencialmente uno de los arquetipos de mayor consideración, porque su fuego contenía creación y destrucción, vida y muerte …

“El hombre que se levanta es más fuerte que el que nunca cayó”
-Viktor Frankl-

Del mismo modo, es interesante saber que, tanto en la poesía árabe como en la cultura grecorromana e incluso en gran parte del patrimonio histórico oriental, existen referencias tempranas a su mitología. En China, por ejemplo, el Fénix (o Feng Huang ) simboliza no solo la máxima expresión de integridad, poder y prosperidad, sino también el concepto de yin y yang, esa dualidad que armoniza todo lo que sucede en el universo.

Sin embargo, cabe recordar que  los primeros testimonios culturales y religiosos que giran en torno a esta figura proceden del Antiguo Egipto, donde, a su vez, toma forma esta imagen que ahora asociamos con la resiliencia. Cada detalle, matiz y símbolo que caracteriza a este mito nos ofrece sin duda un excelente punto de partida para reflexionar.

Resiliencia y el mito del ave fénix
Resiliencia y el mito del ave fénix

El poder de resurgir de las propias cenizas

Viktor Frankl, neuropsiquiatra y fundador de la logopedia, sobrevivió a la tortura de los campos de concentración. 
Tal como se explicó en muchos de sus libros, una experiencia traumática siempre es negativa, pero la reacción a ella está estrechamente relacionada con la persona que la experimenta. Depende de nosotros elegir si levantarnos y retomar nuestra vida resucitando de las cenizas en un triunfo sin igual; o, por el contrario, limitarnos a vegetar y descomponernos …

Esta admirable capacidad de renacer, de recuperar el aliento, de encontrar las ganas de seguir adelante y la fuerza para hacerlo, a partir de nuestras desgracias y los pedazos rotos que llevamos dentro, pasa ante todo por un período realmente oscuro, ciertamente común a muchos: la “muerte”. Cuando nos enfrentamos a un momento traumático, “morimos un poco”, abandonamos una parte de nosotros que nunca volverá a ser la misma.
Carl Gustav Jung, de hecho, establece nuestra similitud con el fénix porque esta criatura fantástica también muere, también permite que se den las condiciones necesarias para morir, porque sabe que de sus restos surgirá una versión mucho más fuerte de sí mismo.
Entre todos los mitos sobre esta figura, el egipcio nos ofrece, como dijimos antes, excelentes ideas en las que detenernos.comprender mejor la relación entre el fénix y la resiliencia.

Egipto y el ave fénix
Egipto y el ave fénix

El fénix en Egipto

En sus textos, Ovidio explicó que en Egipto el fénix moría y renacía una vez cada 500 años. Los egipcios identificaron esta majestuosa garza con Bennu, un pájaro asociado con las inundaciones del Nilo, el sol y la muerte. Según explicaron, el fénix nació bajo el árbol del bien y del mal, sabía que  era necesario renacer periódicamente para adquirir una mayor sabiduría y, con este fin, siguió un proceso muy meticuloso.

Voló por todo Egipto para construir un nido con los mejores elementos: ramas de canela, roble, nardo y mirra. Instalándose en su nido, cantó una de las melodías más elegantes que los egipcios jamás habían escuchado y luego dejó que las llamas la consumieran por completo. Tres días después, el fénix renació lleno de fuerza y ​​poder, tomó su nido y lo dejó en Heliópolis, en el templo del sol, para comenzar un nuevo ciclo que fue fuente de inspiración para el pueblo egipcio.

La resiliencia es el “nido” de nuestra transformación

Como hemos visto, el mito egipcio del fénix es una hermosa historia. Sin embargo, analicemos  ahora algunos detalles. Detengámonos, por ejemplo, en la forma en que el fénix construye su nido. Busca los materiales más ricos de su tierra: delicados y resistentes al mismo tiempo, capaces de ayudarla en su transformación, en su ascenso.

Si lo pensamos bien, este proceso es muy similar al que da forma a la dimensión psicológica de la resiliencia. Porque nosotros también buscamos estos elementos mágicos con los que construir un nido bien resistente en el que juntar todas nuestras fuerzas. El ser humano debe extender sus alas para volar sobre su universo interior en busca de las ramitas de su autoestima, la flor de su motivación, la resina de su dignidad, la tierra de sus sueños y el agua tibia de su amor propio …

Resiliencia, nido de nuestra transformación
Resiliencia, nido de nuestra transformación

Todos estos componentes le ayudarán en su ascenso, pero no antes de que sea consciente de que habrá un final; una parte de nosotros se irá, se convertirá en cenizas, en los restos de un pasado que nunca volverá .

Sin embargo, estas cenizas no serán arrastradas por el viento, al contrario, formarán parte de nosotros para formar un ser que renazca del fuego mucho más fuerte, más grande, más sabio … Un individuo que podría ser fuente de inspiración para los demás pero que, en primer lugar, nos permitirá seguir adelante con la cabeza en alto y con alas bien abiertas.

¿Te Gustó? ¡Compártelo con tus amigos!
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Formarse .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios siteground.es.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir al contenido