Como cambiar una mala energía

Las palabras y los pensamientos son energías, vibraciones que forman puentes espirituales, cargados de emociones e intenciones, positivas o negativas.

Lo creas o no, así como existe la LUZ también existe la OBSCURIDAD es por eso que debemos hacer una limpieza energética cuando las cosas no están fluyendo en armonía como deberían y nuestra intuición nos está diciendo que es tiempo de renovación.

BENDÍCETE

Cuando tú te bendices no hay obscuridad que perdure, tienes el poder de crear y transmutar las energías, recuerda que eres un ALQUIMISTA, manifiesta la LUZ poderosa de tu ser consciente y declara:

“Bendigo ahora mi vida, mi familia, mi casa, mis finanzas y nuestra felicidad.”

CANCELA

Toda la energía negativa que ha llegado a tu vida a través de decretos o pensamientos mal intencionados, cargados de bajas vibraciones y declara:

«Yo cancelo, disuelvo y transmuto cualquier energia negativa que se acerque o intente acercarse a mi vida. Rompo todo lazo espiritual energético con las personas que me han deseado mal, y lo entrego con luz a la justicia divina del universo.»

AGRADECE

Por la transformación divina en tu vida y por la asistencia del universo para manifestar tus decretos aquí y ahora. Declara:

«Gracias divinidad por todo el amor, la protección y la luz que me rodean a mí, a mi familia, a nuestros hogares e intereses. Me bendigo y te bendigo. Gracias infinitas por TODO.»

Puedes hacer esta limpieza y transmutación energética acompañándote de un incienso de canela, mirra, romero, sándalo, loto o jazmín.

Para mantenerte en armonía y plenitud constante, medita y fortalécete espiritualmente, la meditación equilibra nuestros chakras energéticos y activa nuestra aura para que actúe en su máxima expresión de LUZ como campo de protección espiritual.

Gracias ley de atracción.

Gracias! Gracias! Gracias!

BENDICE

Cuando bendices a alguien o algo creas un escudo de luz de protección divina sobre la persona, animal o planta, le deseas que TODO lo que llegue a su vida sea para su mayor bien. De allí la importancia siempre de bendecir con amor.

Bendice tu VIDA, tu trabajo (te guste o no), tu día, tu pareja, tus hijos, tu familia, tus amigos, tu dinero (sea mucho o poco), todo lo que haces.

Detente un segundo y bendice a la persona que está cerca de ti, puedes hacerlo mentalmente, obsérvala y verás que hay un ligero cambio en su rostro.

Bendice tu cuerpo sin importar que en estos momentos esté enfermo o sano. Bendícelo y llénalo de luz, de amor, misericordia y perdón.

Bendice tus relaciones, sin importar si te encuentres «sola», porque tú misma o tu mismo te complementas.

Bendice tu trabajo, te paguen poco o te paguen mucho, porque al bendecirlo lo llenas de luz divina y de esa forma te estás preparando para algo mejor.

Tienes derecho a cosas maravillosas solo tienes que creerlo y sentirlo.

¡Adelante, bendícete con amor!

Bendice tu existencia sin importar que hayan habido experiencias dolorosas; eso simplemente son los escollos para superar y crecer.

Así que Dios, la vida o el universo te bendigan, te protejan, te llenen de sabiduría y entendimiento, guíen e iluminen cada paso de tu hermosa existencia.

Yo, mientras tanto,

TE BENDIGO CON AMOR.

Despertar, Desarrollando Conciencia, Revolución.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir al contenido