Pide permiso siempre

Antes de cortar la rama de un árbol o quitar una flor pedile permiso a su espíritu, del árbol o de la plantita, así puede retirar su energía de ese lugar y no sentir tan fuerte el corte.

Si quieres medicina solo cortale hojitas, no te lleves toda la planta déjala que siga sanando a otros.

Cuando vayas a la naturaleza y quieras tomar una piedra que estaba en el río, preguntale a la madre del río, Yakumana, si te permite llevar una de sus piedras sagradas y escucha tu corazón.

Si vas a subir una montaña o peregrinar por la selva pide permiso a los a los espíritus y guardianes de las montañas, Apus.

Es muy importante que te comuniques aún si no sientes, no escuchas o no ves. Ingresá con respeto a cada lugar, ya que toda la Naturaleza te escucha, te ve y te siente.

Cada movimiento que realizás en el microcosmos, genera un gran impacto en el macrocosmos.

Cuando te acerques a la vegetación agradece por la medicina que tiene para ti.

Honra la vida en sus múltiples formas y sé consciente que cada Ser está cumpliendo su propósito, nada fue creado para llenar espacios.

Todo y todos estamos aquí recordando nuestra misión, recordando quiénes somos y despertando del sueño sagrado para regresar al Hogar.

Cuando hablamos con la naturaleza desde nuestro corazón con el tiempo la escucharás y la sentirás más.

Recuerda que todo tiene espíritu

www.formarse.com.ar

(Visitado 294 veces, 2 visitas hoy)

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.